Un socio de Roures en Mediapro dio 511.000 € en mordidas al presidente de estancia de Artur Mas

0
157

El empresario Oriol Carbó, dueño de la productora Triacom Audiovisual participada por el grupo Mediapro del millonario Jaume Roures, pagó mediante facturas falsas más de 511.000 euros al ex jefe de gabinete de Artur Mas, David Madí, y su mujer, Sandra Buenvarón Gimeno.

La Agencia Tributaria considera que las facturas utilizadas para justificar estos pagos corresponden a conceptos falsos, por servicios que nunca se prestaron, por lo que se entiende que se trata de pagos políticos motivados por los estrechos vínculos que Madí mantenía con las Administraciones gobernadas por Convergència.

David Madí cobró estos ingresos a partir de 2011 (sólo unos meses después de desvincularse oficialmente de la política) a través de tres sociedades distintas: Nubul Consulting (en la que tenía una participación del 97%), Icat Desenvolupament SL (donde posee el 68% de las acciones) e Iki Cat SL (en la que es socio minoritario, con una participación del 34%

La sociedad de David Madí Nubul Consulting cobró 70.800 euros en 2011, 83.740 en 2012 y 54.450 en 2013 de la productora de Oriol Carbó participada por el grupo Mediapro de Roures, Triacom Audiovisual. Todos estos pagos se realizaron en virtud de un contrato que Madí había firmado el 10 de enero de 2011 para prestar a Triacom «servicios de consultoría y asesoramiento en materias relacionadas con el mercado de la producción audiovisual».

La tabla inferior que aparece en el informe de la Agencia Tributaria muestra las sumas que las tres sociedades de David Madí recibieron de la productora Triacom Audiovisual.

Pero en su informe remitido a la Audiencia Nacional, la Agencia Tributaria cuestiona la veracidad de este contrato. El acuerdo afirma que «Nubul Consulting dispone de una organización competente y experta» sobre el mundo audiovisual. Hacienda muestra su sorpresa por esta afirmación: la consultora sólo tenía en plantilla a David Madi y su mujer, y había sido constituida 20 días antes de firmar el contrato, por lo que ni contaba con una gran estructura ni podía acreditar una larga experiencia en el sector, más allá de la trayectoria política de Madí ligada a Convergència y al ex presidente de la Generalitat Artur Mas.

Otra de las sociedades de David Madí, Iki Cat (constituida pocos meses después, el 26 de julio de 2011), cobró de Triacom 123.900 euros en 2011 por dos conceptos: “Briefing, campaña y producción de la Junta General de Accionistas de la sociedad Gas Natural» (por 35.000 euros más IVA) y «Briefing, campaña y producción y video corporativo de Telefónica y Edificio” (70.000 euros más IVA).

También en este caso, Hacienda pone en duda que dichos trabajos se llegaran a prestar. En primer lugar, porque la junta general de accionistas de Gas Natural se había celebrado el 14 de abril de 2011, tres meses antes de que se constituyera la sociedad de David Madí que, por tanto, no pudo prestar ningún servicio durante la celebración de este acontecimiento.

Por otro lado, el dueño de Triacom, Oriol Carbó, aseguró a la Agencia Tributaria que David Madí no le había prestado ningún servicio en relación con el vídeo corporativo de Telefónica, lo que desmiente el propio concepto de la factura.

Amuebló el despacho de David Madí

En tercer lugar, argumenta la Agencia Tributaria, la factura presentada por la sociedad de Madí representa más del 60% del coste de producción de ambos vídeos, algo que resultaría completamente «desmesurado». Más aún, cuando Triacom tuvo que pagar 58.262,42 euros a Mediaproducción (el grupo matriz de Jaume Roures), que fue quien se encargó realmente de la producción de ambos vídeos corporativos.

Por otra parte, como ha informado OKDIARIO, Oriol Carbó abonó durante el primer semestre de 2011 un total de 28 facturas que suman 8.826,77 euros, para pagar la reforma y los muebles del despacho que David Madí se había montado en el Paseo de Gracia de Barcelona, como sede de su tercera sociedad: Icat Desenvolupament SL.

El dueño de la productora Triacom pagó durante seis meses incluso las facturas de teléfono y las cápsulas de café Nespresso del despacho del ex jefe de gabinete de Artur Mas. Incluyendo un frigorífico Teka TS138 y un microondas Palson 30534 Sapphire (por 234,90 euros), un paragüero de diseño de la firma Minim (895,62 euros) y una  trituradora de papeles Rexel RDX2070 (que costó 1.266 euros, incluyendo otros artículos de oficina).

Oriol Carbó no pudo explicar a Hacienda por qué pagó casi 9.000 euros en gastos personales del ex jefe de gabinete de Artur Mas y se limitó a indicar que «ayudó a su amigo a montar el despacho». David Madí había cobrado en 2010 un sueldo de 115.000 euros como secretario de Comunicación de Convergència y en 2011 percibió otros 181.030 euros de su sociedad Nubul Consulting, por lo que no tenía grandes dificultades económicas para pagar los muebles de su nuevo despacho.

Otros 91.000€ para la mujer de Madí

La consultora de David Madí Icat Desenvolupament recibió el año siguiente, 2012, otro pago de 78.825 euros de la productora Triacom Audiovisual. Además de todas estas cantidades, como ha informado OKDIARIO, Oriol Carbó utilizó sus dos sociedades personales, Orieu 110591 SL e Inversions OCS 210163 SL, para pagar en 2011 y 2012 un total de 91.000 euros a la mujer de David Madí, Sandra Buenvarón Gimeno, por supuestas labores de «asesoramiento jurídico, fiscal y contable».

De este modo, el dueño de la productora del grupo Mediapro Triacom Audiovisual, Oriol Carbó, pagó a David Madí y su esposa más de 511.000 euros en tan sólo tres años, entre 2011 y 2013.

En su informe dirigido al juez, la Agencia Tributaria cuestiona que todos estos pagos correspondan a trabajos realmente prestados y sugiere que se deben, en realidad, a motivos políticos: «Los conceptos de las facturas y las circunstancias que rodean las mismas plantean numerosas dudas acerca de la realidad de los servicios facturados».

«No puede obviarse», añade, «que detrás de todas estas sociedades –de forma exclusiva o compartida- se encuentra don David Madí y que los gastos originados por su despacho fueron sufragados durante un semestre por una de las sociedades del señor Carbó, sin ser reembolsados. De manera que estaría siendo retribuido de manera irregular y sin motivo aparente».

Un socio de Roures en Mediapro dio 511.000 € en mordidas al jefe de gabinete de Artur MasEn su informe dirigido a la Audiencia Nacional, la Agencia Tributaria pone en duda que las cantidades cobradas por David Madí correspondan a trabajos prestados realmente.

El ex jefe de gabinete de Artur Mas David Madí está imputado actualmente por tráfico de influencias en la Operación Vólkhov, que instruye el titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Barcelona, Joaquín Aguirre, sobre los organizadores del Tsunami Democràtic y sobre la financiación pública que ha ayudado a montar el denominado Consell de la República de Carles Puigdemont en Waterloo (Bélgica).

Por su parte, Oriol Carbó está imputado en la Audiencia Nacional, en el caso 3%, por haber desviado al menos otros 750.000 euros de TV3 para pagar mediante facturas falsas gastos de la campaña electoral de Artur Mas en los comicios autonómicos catalanes de 2010.

El informe que la Agencia Tributaria ha remitido a la Audiencia Nacional recalca que, cuando se produjeron estos hechos, el grupo Mediapro del millonario Jaume Roures (dueño del diario podemita Público) tenía una participación del 10% en la productora Triacom Audivisual que ha recibido varios millones de euros en contratos de TV3.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí