Los espabilados según su creador: ternura para todos los públicos

0
259

Albert Espinosa, reconocido en todo el mundo por Pulseras rojas, vuelve a la TV con Los espabilados junto a Movistar+. En diálogo con ttvnews cuenta los entretelones de su nueva creación, ya vendida a Alemania y seleccionada en la Berlinale.

Este viernes 29 de enero Movistar+ estrenó en España la serie Los espabilados, una producción de Dynamo Audiovisual para la plataforma que cuenta con la firma de Albert Espinosa como creador y con la distribución internacional de Beta Film.

Espinosa es nada más y nada menos que el creador de la híper exitosa Pulseras rojas, que tanto a través de su versión original como de sus 14 adaptaciones internacionales le ha dado la vuelta al mundo.

Y es también el autor de Lo que te diré cuando te vuelva a ver, libro en el que se basa Los espabilados y que -al igual que Pulseras rojas– parte de su propia experiencia personal durante los 10 años (entre los 14 y los 24 años) que luchó contra el cáncer.

Para conocer más sobre el proyecto -ya vendido a Alemania y otros cuatro países- ttvnews dialogó con Espinosa.

Cuando se habla de una nueva serie de Albert Espinosa, es inevitable mencionar Pulseras rojas. Entonces, ¿en qué se parecen ambas series?

A Pulseras rojas le pasó todo lo bueno que le puede pasar a una serie, ganamos dos Emmys (uno por la versión catalana y otro por la italiana) y ha sido la serie con mas remakes en los últimos cinco años en todo el mundo. Hasta Spielberg hizo su versión, así que es normal que la gente las compare.

Yo creo que tienen en común que las dos tienen ese punto de historia real, porque en Pulseras rojas contaba mi historia de cuando yo tuve cáncer de los 14 a los 24 y en Los espabilados cuento la historia de la planta de arriba del hospital en el que estuve, que era una planta que estaba dedicada a las enfermedades mentales y donde también había niño. Siempre me pareció muy alucinante. Pensaba que había una historia allí, porque eran unos chavales que se hacían llamar Los espabilados, se escapaban, había un detective que contrataba el hospital para buscarlos y a partir de allí escribí el libro Lo que te diré cuando te vuelva a ver, pero siempre lo quise ver transformado en una serie.

¿Y en qué se diferencian?

Pulseras rojas es una historia de unos chicos que están felices en un hospital, se curan y encuentran allí la felicidad y Los espabilados son unos chicos que no quieren estar en ese hospital y ni tan siquiera piensan que están enfermos y solo piensan en escaparse. Realmente en Los espabilados solo hay un capitulo que transcurre en el hospital, el resto es una especie de road movie por cuatro países que combina Cuenta conmigo (Stand By Me) y Alguien voló sobre el nido del cuco (One Flew Over the Cuckoo’s Nest) y con el ritmo de 24..

Yo creo que hay un germen en común que son mis experiencias pero luego yo creo que son muy diferentes. Claro que la gente las comparará, es lo bueno de tener una serie que ha funcionado, que tienes un punto en común clave con la gente.

¿Y cómo la definiría en cuanto al tono? Porque también se tratan temas considerados un poco tabú…

A mi el tono que me gusta siempre es una mezcla de drama y comedia y que tenga también mucha ternura. Antonio Mercero, con el que trabajé, decía que están «Los 10 terroristas mas buscados» y «Los 10 ternuristas mas buscados». Hacer ternura es casi como un delito. Violencia y sexo en una serie está bien, pero si haces ternura la gente se pone muy nerviosa, ¿no? Y yo creo que hay mucha ternura en esta historia. Los chicos reales que he conocido que están ingresados en centros desprenden mucha felicidad, creo que son más inteligentes que la mayoría, pero a la vez les pasan cosas complicadas. La serie habla de suicidio, eutanasia, transexualidad, enfermedades mentales…

Pero, al igual que Pulseras rojas, es una serie para todos los públicos. Yo nunca hago series juveniles o infantiles, hago series para cualquier persona que las protagonizan en este caso niños de 11 a 14 años.

Imagino que el casting fue complicado…

Buscamos niños con las edades reales para entrar en su problemática y ese viaje. Fue difícil porque al buscar estas edades muchos no tienen agencia, fue un casting abierto y vinieron 3.500 niños. Buscábamos que fueran buenos actores, pero si había un empate entre varios nos quedábamos con los que eran mejores personas, porque al final la bondad es una lección y creo que se acerca mucho más a los personajes.

La serie parece calzar bien con el tiempo que vive el mundo y los espectadores, deseosos de encontrar contenidos más optimistas, como fue el caso por ejemplo de Ted Lasso, un éxito inesperado para Apple TV+

La serie la rodamos hace bastante tiempo. La pandemia no nos permitió acabar hasta ahora, con lo cual es casual. Pero yo creo que sí, que la gente la acogerá bien porque la historia habla de personas que están encerradas que no quieren estarlo y que solo sueñan con viajar, conocer mundo, tocar, sentir, amar y creo que es lo que todos sentimos, ¿no? Llevamos tiempo encerrados y queremos viajar, todos tenemos nuestra lista de viajes pendientes y de gente a la que acariciar y yo creo que la serie llega en un momento que tiene una segunda lectura y creo que mucha gente se sentirá «espabilado». Yo vi Ted Lasso y me encantó. Creo que las series positivas desprenden esa especie de ternura que a veces a las cadenas les produce miedo, porque piensan que va para un público determinado cuando al final creo que no dejan de ser historias optimistas.

Esta serie tiene además un ritmo al estilo 24 ya que hay un reloj que en este caso va sumando y tiene mucha emoción hasta el capítulo final, del que quedé muy contento. Me hizo reír, llorar y cierra muy bien la primera temporada.

Así que hay que aprontar los pañuelos, ¿no?

Bueno (ríe), todo el mundo me dice, mataste a un niño en Pulseras a ver a quien matarás ahora. Bueno pues alguien muere, sí, no lo puedo negar pero no diremos quién para no hacer spoiler. Al final la muerte es parte de la vida y estas historias hablan de vida y muerte, claro.

¿Habrá entonces segunda temporada?

Creo que hemos iniciado muy bien, la serie va a la Fox a través de Disney Alemania y cuatro países mas que se anunciarán próximamente. Vamos a la Berlinale en marzo. Son sorpresas muy bellas antes de empezar la serie. Yo durante el confinamiento le pedí a Movistar desarrollar y escribir la segunda temporada y estuvieron de acuerdo. Ellos contrataron el desarrollo, aún no tenemos luz verde porque tenemos que esperar a ver cómo funciona la primera, pero si gusta, todo el desarrollo de guiones ya está hecho.

¿Considera que es una serie internacional, capaz de viajar?

Yo creo que sí. Una de las cosas más bellas de tener una serie como Pulseras ha sido poder participar en 14 versiones en 14 países. Ha sido como volver a hacer la serie 14 veces. Y todo lo que he aprendido del mercado italiano, americano, francés, ruso me ha ayudado a construir esta serie. He intentado aprender todo lo que he podido de cada uno de los adaptadores, de cada una de las cadenas. Esos cinco países que ya la han comprado creo que le pueden dar una bella velocidad. Al final es una historia muy global, hablamos de salud mental, de niños, de ganas de poder decidir.

¿Y es también una serie adaptable?

El mercado en 10 años ha cambiado mucho con respecto a la época de Pulseras. En aquel momento no existían casi los streamings y ahora lo bello de los streamings es que la gente se ha acostumbrado a ver los originales. Me haría especial ilusión que viaje el original. Ojalá viaje la nuestra, pero si hay remakes también son bienvenidos porque al final es una manera de llegar más al fondo del alma de cada país.

Cambiando de tema, ¿en qué estado está la serie sobre La Masía del Barcelona con los Barça Studios?

El proyecto está en muy buen estado. Es un proyecto que nació hace unos cuatro o cinco años. Siempre me pareció que La Masía del Barça era un lugar muy interesante. Pero cuando hablé con el Barcelona por entonces no existían aún los Barça Studios, por lo que me limité solo a investigar. Y de una manera muy bella años más tarde el propio Barça quería hacer una serie sobre La Masía y me llamaron. Estuve seis meses allí, justo hasta el confinamiento y hemos escrito unos cuantos capítulos y estamos hablando con alguna plataforma para convertirlo en serie. Es un proyecto que me entusiasma que la pandemia lo ha retrasado un poco pero ojalá que se convierta en serie próximamente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí