¿qué sucede si no nos ponemos la segunda dosis?

0
279

Parece que las vacunas de la Covid-19 están viviendo un retraso en toda Europa y los representantes de la UE y de sus países miembros están negociando soluciones. La vacuna de Pfizer y la de Moderna requieren de dos dosis, una primera y, pasados 21 días, la segunda dosis. Pero, ¿qué sucede si no nos ponemos la segunda dosis?

Ya hay personas que han recibido la segunda dosis, mientras que otros se han administrado la primera sin que les tocase vacunar (y autoridades de la Comunidad Valenciana ya han lanzado que no se les dará la segunda) mientras que, aunque Sanidad y las CCAA han asegurado que todos los que se han vacunado de la primera dosis recibirán la segunda, pese a los retrasos, no sabemos qué pasaría si el solo nos han inyectado una primera.

La gran parte de los científicos explican que la primera dosis no garantiza la inmunidad al proteger mucho menos de lo que debería. Por esto hay dos, de manera que la primera dosis, si nos referimos a la vacuna Covid-19 de Pfizer, genera un 52% de eficacia lo que determina un nivel insuficiente de protección.

Y es que con una sola dosis, el organismo puede estar más expuesto a las nuevas cepas de coronavirus que están surgiendo y que se transmiten más rápido y ya están en muchos países del mundo.

Pero otros científicos no expresan lo mismo, al indicar que no existen evidencias que demuestren que una persona que no reciba la segunda dosis aumente las posibilidades de mutación del virus, pues todo es muy nuevo y es preciso nuevos estudios sobre ello.

Desde el CSIC, la viróloga Margarita del Val, insiste además en que, para entrenar bien al sistema inmunitario, “hay que ponerse las dos dosis de la vacuna”. Como coordinadora de la Plataforma de Salud Global del CSIC, la investigadora habla del “esfuerzo inédito” de la institución para aportar soluciones a la crisis sanitaria.

Según Margarita del Val, en la entrevista de la web del CSIC, la primera dosis pone en alerta a nuestros linfocitos –las células del sistema inmunitario–, y la segunda les proporciona una memoria inmunitaria más potente y duradera.

Expone que la segunda dosis produce como 50 veces más respuesta neutralizante del virus. Si queremos entrenar bien al sistema inmunitario, hay que ponerse las dos.

Aunque los efectos secundarios de los que se han puesto la vacuna son leves, los científicos también tienen algo de miedo de que algunos malestares puedan hacer que algunas personas no quieran recibir la segunda dosis, que es totalmente necesaria como hemos visto.

Los efectos que se han visto, tras la inoculación de la vacuna, es dolor en el brazo donde se ha recibido el pinchazo, malestar, cansancio, dolor de cabeza y muscular. Y no suelen durar más que uno o dos días. Que por el contrario son los efectos esperados en toda vacuna, independientemente que sea para la Covid.

La primera persona en España en recibir la primera y segunda dosis

Araceli Rosario Hidalgo, de la residencia ‘Los Olmos’ de Guadalajara, ha sido la primera persona en España en recibir la primera y la segunda dosis de la vacuna contra la Covid-19. La anciana, de 96 años, recomendó a todo el mundo a vacunarse.

Aseguró que se encontraba bien y que no ha tenido ningún problema tras recibir tanto la primera como la segunda dosis. Explicó que notó el pinchazo y poco más. Aunque dijo haber estado algo nerviosa antes de la primera dosis, luego comentó que no se mareó ni nada y que es importante el uso de la vacuna así como el de mascarilla y el resto de acciones que hacemos para no contraer el virus.

Araceli tiene muchas ganas de ver a su familia porque no los ve desde que empezó la pandemia. La técnica auxiliar de enfermería que también ha recibió las dos dosis de la vacuna de Pfizer también ha mostrado su alegría y cree que de esta manera podrá trabajar más tranquila en su día a día. Si bien reconoce que de momento hay que seguir manteniendo las normas frente al virus, como llevar la mascarilla y el lavado de manos.

¿De qué hablamos cuándo nombramos vacunas?

La OMS explica que la vacunación es una forma sencilla, inocua y eficaz de protegernos contra enfermedades dañinas antes de entrar en contacto con ellas.

En este sentido, las vacunas activan las defensas naturales del organismo para que aprendan a resistir a infecciones específicas, y fortalecen el sistema inmunitario.

Una vez nos hemos vacunado, nuestro sistema inmunitario produce anticuerpos, como ocurre cuando nos exponemos a una enfermedad, con la diferencia de que las vacunas contienen solamente microbios (como virus o bacterias) muertos o debilitados y no causan enfermedades ni complicaciones.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí