Jorge Sanz, de la estera roja de los Oscar al universo Mediaset

0
290
19 series y películas en las que los actores no se soportaban

En Ven a cenar conmigo: Gourmet Edition (Cuatro), en Como sapiens (TVE), en Liarla Pardo (laSexta), en El desafío y en Pasapalabra en Antena 3. Jorge Sanz está en todas partes y hace mucho que no tenía tanta presencia en la televisión. De hecho, la última vez que se habló (mucho) de él fue en 2019, cuando aseguró que le habían expulsado de la gala de los Goya. Después de tantos tuvo que aclararlo: la historia real fue que se le negó el acceso por asistir sin identificación y sin la entrada.

La televisión ha rescatado del saco del olvido al actor, que lleva semanas formando parte de las parrillas de diferentes cadenas. Además de su paso por los concursos de Antena 3 y TVE, Jorge Sanz se ha sentado a la mesa con personajes made in Telecinco en Ven a cenar conmigo, como con Ana María Aldón (pareja de Ortega Cano), José Antonio Avilés (colaborador de Viva la vida) y María Jesús Ruiz (ganadora de GH DÚO).

El actor ha confesado que su situación económica es insostenible. “Antonio Resines y Santiago Segura llevan manteniéndome dos años”, ha confesado en el programa de Cuatro. Aunque deja claro que no debe dinero a nadie, únicamente a ellos dos. Su verdadera ruina, asegura, es “perder amigos por dinero, cosas no tangibles”.

A pesar de todo, el niño que no llegó a aparecer en Verano Azul (aunque sí que grabó un capítulo) y que ahora tiene 51 años, se muestra optimista. Está implicado en “dos próximos proyectos” y ha trabajado “durante 40 años”, así que asegura que no tiene grandes necesidades: “He hecho mi casa a mi gusto y está pagada”. En cuanto a otros negocios, Sanz llegó a crear una agencia de representación que cerró en 2015 con pérdidas de más de 100.000 euros.

Sobre Pedro Almodóvar, con el que siempre se ha comentado su mala relación, explica que “es un personaje en sí y para trabajar con él tienes que pertenecer a ese mundo en el que vive”. Sanz iba a trabajar con él en Carne Trémula (1997) y el director manchego decidió sustituirle por Liberto Rabal. Pero Almodóvar le pagó toda la película y con ese dinero le compró una casa a sus padres.

Desde que debutó en la gran pantalla con sólo 9 años en la película La miel (1979), de Pedro Masó, nunca le han faltado los proyectos y ofertas. Sigue y suma: su interpretación en Belle Époque (1992) le dio proyección internacional y el Oscar a Mejor película de habla no inglesa. Sí, Jorge Sanz es uno de los españoles que pasó por la alfombra roja del entonces llamado Teatro Kodak de Los Ángeles.

Y después de tanto, vino el peor de los mazazos para un artista. Caer en el olvido. De hecho, en 2010 protagonizó la miniserie ¿Qué fue de Jorge Sanz?, basada en hechos reales y en la que el actor se interpreta a sí mismo en un mal momento profesional, económico y personal.

Los programas de entretenimiento sí se han acordado de él.

Actores que se llevaban mal en los rodajes

Ve la galería

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí