¿Cuáles son los riesgos del dióxido de cloro para la lozanía?

0
273

Cuando hablamos de dióxido de cloro nos referimos a un compuesto químico con fórmula ClO2. Es un importante agente oxidante, que se utiliza para diversos usos como el tratamiento del agua y blanqueante. Es una sustancia tóxica y peligrosa, ¿cuáles son los riesgos del dióxido de cloro para la salud?

La Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, AEMPS, explica que tanto el  consumo de soluciones de dióxido de cloro y de clorito de sodio (MMS) suponen un grave riesgo para la salud y no se recomienda su consumo en ningún caso.

“Supuesta cura milagrosa”

Con la Covid-19 han salido diversos remedios, que se han catalogado como “supuestas cura milagrosas” para acabar y erradicar este virus. Pero, de igual forma que muchas otras cosas que han salido como supuestos tratamiento contra esta enfermedad, su acción no está probada y además ha registrado muertes porque se trata de un compuesto tóxico.

¿Por qué no se recomienda su uso?

Tanto la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) como la AEMPS ya han lanzado diversos comunicados prohibiendo su uso y declarando que no se tome.

Según la AEMPS, no existe evidencia científica de ningún tipo de que sea eficaz para el tratamiento o prevención de la Covid-19 ni de ninguna otra patología. Además no es algo nuevo porque ya hace años que se usa para otros remedios, y desde 2010 se está advirtiendo de los riesgos que supone su consumo.

Pues desde hace tiempo se ha promocionado el dióxido de cloro como tratamiento para muchas otras enfermedades, como malaria, autismo, cáncer, enfermedades parasitarias o degenerativas. Si bien los organismos responden que no existe ninguna prueba científica que avale estas supuestas propiedades, y estos productos no se han sometido a ningún tipo de evaluación o autorización por las autoridades competentes que garantice que la relación beneficio/riesgo sea positiva y así asegurar el derecho de los ciudadanos a la protección de su salud.

Este oxidante puede ser grave en algunos pacientes y requerir hospitalización. Según explica la AEMPS, entre los riesgos del dióxido de cloro para la salud, su consumo directo puede producir diversidad de problemas como dolor abdominal, náuseas, vómitos, diarrea, que pueden llevar a deshidratación, fallo renal, anuria, anemia hemolítica y metahemoglobinemia.

Además, sus vapores pueden causar irritación ocular o respiratoria, broncoespasmo o incluso edema pulmonar.

El consumo de soluciones de dióxido de cloro o de soluciones de clorito de sodio (MMS) pone en riesgo la salud y puede producir efectos tóxicos graves tanto en su consumo directo como por inhalación de sus vapores. Es más, ninguno de estos productos está autorizado para el tratamiento de ninguna enfermedad.

Y la AEMPS recomienda encarecidamente no consumirlos en ningún caso: ni en formatos que se presentan aptos para consumo humano ni si se ofrecen como desinfectantes, blanqueantes o biocidas de uso industria.

Intoxicaciones por este tema

El Instituto Nacional de Toxicología de España informó sobre algunos casos de diversas intoxicaciones provocadas por el consumo de dióxido de cloro. De manera que no es ningún juego si no una cosa seria de la que hemos de tener conciencia para no tomarlo aunque “pseudomédicos” defiendan su ingesta.

Otros productos similares que también comportan riesgos

La AEMPS nos da más informaciones sobre este tema. Así indica  y alerta de que estos también  pueden ofrecerse al consumidor de otros modos:

Desinfectantes (no destinados a la aplicación directa a personas o animales) o como productos empleados para la desinfección del agua potable, tanto para personas como para animales.

También puede tener un uso industrial como blanqueante. Su uso como biocida o su uso industrial, observando estrictamente las instrucciones de uso, quedan fuera del ámbito de la presente nota informativa.

¿Qué recomendaciones seguir?

Ante todo ello, la AEMPS recomienda seguir siempre las recomendaciones de los médicos y las autoridades sanitarias tanto en lo que respecta a la Covid-19 como en cualquier otra enfermedad.

  • Uso adecuado de mascarillas
  • Mantener la distancia social
  • Lavado de manos regular.
  • Si tenemos síntomas debemos hacernos una prueba en nuestro médico o acudir a un centro especialista para ello.
  • En caso de dar positivo por Covid-19 debemos aislarnos sobre 10 días en casa sin tener contacto con nadie y seguir las recomendaciones de nuestro médico en todo momento.

¿Cuáles son los usos del dióxido de cloro?

En general es utilizado como blanqueante en la pulpa de madera y para la desinfección (cloración) de agua para beber. Además se usa como aplicaciones industriales de tratamiento de agua como biocida, incluyendo torres de enfriamiento, agua de proceso y procesamiento alimentario.

El dióxido de cloro es menos corrosivo que el cloro y superior a este para el control de la legionella.

Según la OMS; se puede utilizar también en tratamientos de piscinas privadas, como alternativa al hipoclorito (lejía). Este desinfectante se comercializa online como solución de dióxido de cloro o “CDS” (por sus siglas en inglés).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí