Las cosas que todavía debes descubrir sobre la cúrcuma

0
167

Seguro que si la encuentras en un plato la reconoces por su color y es incluso posible que la uses en algunas de tus recetas pero… ¿sabes realmente de dónde sale el polvo de cúrcuma? Te lo explicamos a continuación pues hay cosas que todavía debes descubrir sobre la cúrcuma.

Aunque muchas personas creen que se extrae de una planta medicinal -lo cual es cierto per impreciso-, la verdad es que la cúrcuma sale no del tallo o de las hojas de este vegetal de la familia del jengibre ¡sino de sus raíces!

Y si es tan popular entre los amantes de la gastronomía, aunque la mayoría de la gente todavía no la use de forma habitual, es sobre todo por su llamativo y característico color anaranjado (que se debe especialmente a la presencia de curcumina y es porque desde la antigüedad se ha usado como colorante alimentario), por su gran aroma y por su intenso sabor ligeramente picante.

Por todo ello, esta es desde hace muchos años una especia muy bien valorada en la cocina de la India, pero lo que quizás no sabías es que no solo sirve para añadir un extra exótico en tus platos habituales sino que además, aportar por la cúrcuma puede ser muy beneficioso para tu salud, pues cuenta con muchas propiedades increíbles para el correcto funcionamiento de todo nuestro organismo.

Algunos beneficios de tomar cúrcuma

Tu hígado la agradecerá

Por prevenir la aparición de piedras, por sus efectos anti inflamatorios y por drenar el hígado de todo tipo de toxinas y sustancias indeseadas, la cúrcuma se trata de uno de los mejores alimentos para la vesícula biliar, algo que es de gran ayuda para todas aquellas personas que sufren de cirrosis, ictericia o de hígado graso.

Nos alivia el malestar estomacal

Como tiene propiedades antiinflamatorias, nos previene fácilmente de la acidez y calma el ardor de estómago. Es bueno cuando tenemos algunos problemas tales como la gastritis o la digestión lenta.

Si sueles tener gases, quizás la cúrcuma es uno de los remedios para poder frenar este problema. Pues uno no lo pasa nada bien. Así, con esta especia puedes evitar las flatulencias y los cólicos intestinales.

Nos protege el corazón

Esta especia nos da muchas más propiedades y beneficios. Y especialmente posee propiedades cardiovasculares y nos protege el corazón. Y, como consecuencia de todo ello, también puede reducir el colesterol malo.

Mejora tu estado anímico

Cuando se descubrió que cúrcuma estimulaba el sistema nervioso y segregaba la producción de serotonina -un componente que nos ayuda a sentirnos mejor y mejorar nuestro estado de ánimo en general- se empezó a usar con muy buenos resultados como uno de los mejores antidepresivos naturales en pacientes que sufrían estrés de forma periódica o estacional e incluso en personas con depresión o con cualquier trastorno relacionado con la tristeza o la baja autoestima.

Olvídate de los resfriados

Además de todo lo que hemos mencionado, esta interesante especia supone un gran remedio para la bronquitis o la congestión nasal y es que se lleva tomando desde tiempos inmemoriales para tratar multitud de afecciones respiratorias que pueden ir desde un simplemente resfriado hasta incluso casos severos de bronquitis.

Sus propiedades desinflamatorias y antioxidantes ayudan a limpiar y depurar todos nuestros pulmones y por tanto se recomienda su consumo en aquellas personas que sufran obstrucciones pulmonares crónicas. Por todo ello, se trata de un vegetal muy conveniente para aumentar nuestras defensas y, por tanto, ayudar a prevenir todo tipo de cuadros de gripes y resfriados.

Ricos platos para la dieta diaria

¿No se te ocurren maneras de introducirla en tu dieta habitual? Empieza por añadirla en platos de arroz o carne y verás como rápidamente te acostumbras a su delicioso sabor.

Si prefieres otras alternativas, también puedes apostar por consumirla mediante un té de cúrcuma, con todas las propiedades de esta especia en uno de los formatos más cómodos de tomar y también de lo más saludables porque estaremos contribuyendo a nuestra hidratación.

Simplemente deberás hervir dos litros de agua y después, añadirle 3 o 4 cucharadas de esta especia para tomar este té un par de veces al día. Con un gesto tan simple como ese, también te estarás protegiendo de enfermedades cardiovasculares,  hepáticas, etc., así que ¿por qué no darle una oportunidad?

Alguna contraindicación

Aunque vemos que ofrece cantidad de beneficios, debemos indicar que la cúrcuma debe tomarse con moderación. Así que su consumo debe estar bastante controlado. Y si no sabemos la cantidad que debemos tomar y tenemos miedo a pasarnos, quizás debamos preguntar al profesional, médico o nutricionista.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí