la primera afluencia de estrellas de 2021

0
201

El año 2021 sigue la estela del mes de diciembre de 2020, lleno de fenómenos astronómicos, y en este mes de enero podremos ser testigos de la primera lluvia de estrellas del 2021, las cuadrántidas. A continuación te explicamos cómo puedes ver la lluvia de estrellas de las cuadrántidas.

Cómo ver las Cuadrántidas: la primera lluvia de estrellas de 2021

Hoy sábado, en la noche del 2 al 3 de enero, será cuando se producirá el pico de las Cuadrántidas que será visible en el cielo. Este es el primer evento astronómico del año que ocurrirá cuando la Tierra alcance la distancia mínima del Sol, igual a 147 millones de kilómetros.

El origen de las cuadrántidas sigue siendo motivo de debate, pero se supone que fueron generadas por el cometa Machholz 1 o por el cometa C/1490 Y1 de hace miles de años, que se desprendió del asteroide 2003 EH1, pero también un cometa ahora desintegrado. Ciertamente, el pico de actividad suele ser muy agudo con meteoros muy brillantes de muy corta duración.

Este año, desafortunadamente, el pico se espera en las noches del 2 y 3 de enero , cuando la Luna estará particularmente alta y brillante en el cielo (brillando hasta más del 80%) lo que podría dificultar un poco más que sean visibles. Además, técnicamente, la mayor actividad se espera alrededor de las 16:00 horas, hora española, cuando todavía será de día para nosotros.

Pero no nos desesperemos: en primer lugar, el enjambre es realmente observable del 1 al 6 del mes, por lo que tenemos varios días para ver algunas estrellas fugaces, además, los expertos aseguran que este 2021, las cuadrántidas se mostrarán entre 60 y 200 meteoros por hora (de hecho no dejan de ser de las lluvias de estrellas más activas del año) y todavía serán lo suficientemente luminosas cuando llegue el amanecer del 3 de enero, de modo que debemos estar bien preparados para no perdernos este primer espectáculo astronómico del año.

Si deseas ver las cuadrántidas 2021, lo que se aconseja es escapar de la ciudad o de aquellos lugares en los que haya demasiada contaminación lumínica. Lo ideal es salir fuera y colocarse en un lugar elevado, como por ejemplo en la montaña.

Se aconseja además que nos coloquemos mirando hacia las zonas más oscuras, en dirección opuesta a la posición de la Luna, en el caso de que la la observación la vayamos a hacer antes del ocaso. El mejor momento para admirar las Cuadrántidas será después de la medianoche y en las horas previas al amanecer del 3 de enero. No nos olvidemos además mirar en la dirección de la constelación de Bootes, desde donde se originan y en concreto y si tienes una aplicación que te indique la posición de las estrellas, te aconsejamos que mires hacia la estrella Arturo (Arcturus), la más brillante de la constelación de Bootes.

Será bueno además que vayas con tiempo ya que necesitarás al menos una media hora para acostumbrar a los ojos a la oscuridad. De lo contrario apenas podrás ver nada. Una vez mires al cielo comprobarás que las cuadrántidas son bastante visibles y no hace falta el uso de un telescopio o de binoculares, aunque si los tienes la experiencia será mejor.

La historia de las cuadrántidas

Hemos mencionado que el origen de las cuadrántidas es motivo de debate y que podrían surgir a partir de dos cometas, pero siempre que se habla de ellas, se suele decir que en realidad se formaron del asteroide, 2003 EH1 , un objeto de 3 km de diámetro que tarda 5,52 años en completar una órbita alrededor del Sol. La Tierra transita a su paso por los escombros, algunos de los cuales chocan con nuestra atmósfera, formando estelas de luz en el cielo nocturno.

Según algunas hipótesis, 2003 EH1 podría ser un cometa extinto (es decir, ha perdido la mayoría de sus elementos volátiles y no tener ninguno para formar una cola). Su nombre está asociado a la obsoleta constelación del «Quadrans Muralis», reconocida hasta hace un par de siglos. Hoy sus estrellas forman parte de las constelaciones de Bootes y del Dragón, de las cuales la primera representa la mejor referencia para buscar el origen de las Cuadrántidas.

Los otros fenómenos astronómicos de enero

Además del enjambre de estrellas fugaces de las cuadrántidas, el mes de enero va a contar con otros fenómenos que nos harán fijar la vista al cielo. De este modo, inmediatamente después de la puesta del sol, el 14 de enero se producirá la llamada  «hoz lunar», durante la cual será posible identificar la agrupación de tres planetas, Mercurio, Júpiter y Saturno. Mientras que el día 18, después de varias semanas, los tránsitos de la Estación Espacial Internacional volverán a ser visibles . El 21 de enero, finalmente, será el encuentro entre la Luna, Marte y Urano.

Por último, las constelaciones invernales serán el escenario de estos espléndidos espectáculos estelares: Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Orión, Canino mayor y Perro menor, Andrómeda, Perseo y Auriga.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí