espíritu grindhouse e imaginación desbordante al servicio de la zafiedad más exquisita

0
86

Cinco amigos locos por el cine y un pacto suicida. Astron-6 es lo mejor que le ha pasado a Canadá después del sirope de arce. Desde 2007 el equipo canadiense, experto en audiovisual altamente grotesco y bajo en presupuesto pero enorme en talento e imaginación, ha firmado tres largometrajes, un sinfín de cortos, series web y segmentos de antologías. Ahora sus caminos parecen separarse, pero vistos su último cortometraje y la extraordinaria ‘Psycho Goreman’ tampoco parece que demasiado. En la tradición de Tolkein, Astron-6 es el día del Año Nuevo élfico. En la vida real es un grupo de genios a redescubrir.

Los reyes de la comedia (chusca)

Con la salida en bluray de ‘Divorced Dad’, la micro serie de cinco (más dos) micro episodios (todo lo que hace esta gente es “micro”) que ha editado Kino Lorber en USA y Canadá, los realizadores reconocían que sus compromisos con la familia y el trabajo hacen que sea más difícil continuar haciendo películas juntos y ese ‘Chowboys: An American Folktale’ que tienes justo encima de este párrafo había sido promocionado como la última película de Astron-6.

Esta heredera de la obra maestra de Trey Parker ‘Cannibal! The Musical’, bien podría ser una emotiva carta de despedida que aglutina en ocho minutos todas las virtudes y fetiches del grupo fundado en 2007 por Adam Brooks y Jeremy Gillespie y a los que no tardaron en unirse Matt Kennedy, Conor Sweeney y Steven Kostanski.

“Amo a Matt y a Trey, pero nunca he considerado las similitudes. ¡Sin embargo, sí te confirmo que me encantaría ampliar el corto en un largometraje!” Al habla Adam Brooks, director de alguna de sus películas más destacadas y revelación de la última película de Kostanski, para conocer algo más sobre el grupo. Está muy bien esto de Internet. Si le pones ganas sirve para mucho más que para trollear a redactores que se ganan el jornal con artículos como este. Y la primera alegría que me llevo es que a lo mejor Astron-6 no se ha disuelto: “Steve, Conor, Matt, Jeremy y yo seguimos vivos, así que Astron-6 sigue existiendo”.

Tras un buen puñado de cortos, recopilados muchos de ellos en el imprescindible doble dvd ‘Astron-6 Collection’, el grupo de amigos da el salto al largometraje con ‘Manborg’. Dirigida por Steven Kostanski, fue la semilla de muchas cosas, pero sobre todo la puesta de largo de uno de los cineastas que salvarán nuestro futuro cinematográfico. Joven, atrevido y curtido en los efectos especiales prácticos y el stop motion, Kostanski es algo así como el nuevo James Gunn pre-Marvel.

Manborg Feature

‘Manborg’ fue el primer largometraje de Astron-6 y también una declaración de intenciones. Una película que fusionaba ideas grandiosas con otras de bombero (un futuro dominado por vampiros del infierno dirigidos por el Conde Draculón) y que definía perfectamente las intenciones de estos canadienses alocados y sin ningún tipo de complejo que se mantuvieron al margen de todo (y casi de todos) durante estos casi 13 años en activo.
Cine de 8 bits y muchos quilates. Costó 1.000 dólares.

“La rodamos en un año o un año y medio, pero solo lo hacíamos durante un par de horas del tirón en el garaje de los padres de Steve cuando estaban fuera. Creo que lo que llevó más tiempo fue toda la edición y los efectos visuales. Por esa razón ‘Manborg’ se estrenó un mes antes de ‘Father’s Day’, aunque en realidad la hicimos casi dos años antes que la otra”.

El espíritu grindhouse de los Astron-6 no solo se mantiene intacto cuando dan el salto de calidad: se multiplica. Esa ampliación de lo zafio tiene todo el sentido del mundo cuando tu salto de calidad es a través de Troma, otro detalle que asemeja aún más las carreras de los canadienses con el director de ‘Guardianes de la galaxia’. Su nueva película no podía ser más consecuente con la compañía de Lloyd Kaufman y Michael Herz. ‘Father’s Day’ es una obra maestra que no puedo recomendar a nadie, pero ojalá todos los que se atrevan a seguir mis pasos disfruten tanto del viaje.

Father S Day

A lo largo de sus poderosos e imaginativos 98 minutos no queda tabú o provocación en pie. Hay pocas cosas mejores que una producción Troma con gente con ganas de cambiar las cosas y utilizar sus códigos de la repugnancia para hacer clásicos del fantástico más grotesco. Este día del padre es una película para entrar a morir. Nauseabunda, repugnante y con un exquisito gusto por la puesta en escena, tuvo diez veces más presupuesto que su ópera prima: ‘Father’s Day’ costó 10.000 pavos. Astron-6 son unos enfants terribles con muy buen gusto y ninguna vergüenza. Eso sí, no parece que la relación entre los Astron y la Troma fuera la ideal: “No existió ninguna relación”, asegura Brooks.

Giallo Movie

En 2014 llegaba a los cines más festivaleros la que de momento sigue siendo la última película de Astron-6. Dirigida al alimón entre Brooks y Matthew Kennedy, ‘The Editor’ es la depuración de un estilo. Las referencias están tan bien integradas en la trama que uno no sabe si está ante un spoof o el mayor disparate de todos los tiempos, algo que también define perfectamente a un grupo de zumbados a los que deberíamos haber prestado más atención. Sobre la película, parece que Brooks tampoco tiene demasiado claro qué demonios salió de un proyecto tan especial.

“Fue un proyecto apasionante. Obviamente, no lo hicimos por el dinero. La veo como una mezcla loca de esas cosas que mencionas, aunque para ser honesto debo decirte que en realidad nunca he pensado demasiado en eso”.

Editor Quemadura

El trabajo de ambos realizadores también está en la fotografía (junto a Jon’Nathon Stebbe) y el propio Brooks, como Rey Ciso, protagonista de esta fantasmagórica comedia de terror neo-giallo, se encarga de la edición de la misma junto a Nicole Katz. La película, que podría ser algo parecido a lo que Hélène Cattet y Bruno Forzani harían si su pasión fuera el cine de los ZAZ, cuenta la historia de un viejo editor de películas mutilado que trabaja como puede en los talleres de montaje de un estudio de explotación de la Italia de los 70 que se convertirá en el principal sospechoso de una serie de brutales asesinatos.

Peter Strickland y su fascinante mundo de horror

Formalmente impecable, magistral si me apuras, ‘The Editor’ es un título de culto que puede mirar a los ojos al ‘Berberian Sound Studio’ de Peter Strickland sin avergonzarse. La película, inédita en España (como el resto de sus trabajos), debería ser revisitada con urgencia, porque la soltura en el manejo de los códigos del género son de un nivel inaudito. La creación de una estética paródica para mostrar algunos de los momentos más hermosos que ha dado el horror (falsamente) europeo es un campo de sueños para los fans.

Es nuestra carta de amor a las películas italianas de la década de los 70 y 80, con los intrincados misterios y asesinatos de Mario Bava, las súper saturadas paletas de colores de Dario Argento y los giros sobrenaturales de Lucio Fulci  la cabeza. La mayoría de estas películas fueron escritas en italiano pero realizadas en inglés, incluso cuando los actores no podían hablar el idioma, y estaban ambientadas en América a pesar de estar rodadas en Italia, todo para atraer a un mayor mercado mundial”

The editor

“Ha sido nuestro mayor desafío creativo hasta la fecha. Aprendimos que hacer una pieza de época con actores, set pieces sin fin y efectos especiales en un presupuesto reducido da como resutado una total privación del sueño y un estrés inductor de hemorroides. Podrías pensar que aprendimos nuestra lección haciendo ‘Manborg’ y ‘Father’s Day’, pero no”.

Este giallo canadiense se llevó a cabo gracias a su esfuerzo y al de sus amigos más cercanos. “Nos tomó años de nuestras vidas, perdimos peso y ganamos canas. Pero después de meses y meses de interminable horas de trabajo estamos felices de liberar nuestro mayor orgullo hasta la fecha”.

Los cinco artistas iconoclastas y multimedia fascinados por la mecánica del miedo y la risa se han tirado muchos años rompiendo las expectativas del espectador más experimentado y afín a lo absurdo. Sus imágenes y temas recurrentes han dado pie a momentos tan potentes como el desenlace de su película con Troma y los noventa y tantos minutos de su extraordinaria ‘The Editor’. El presupuesto, 130.000 dólares (canadienses). No he podido evitar preguntar los motivos por los que no se ha compilado la increíble música de la película en un disco. Estamos hablando de una colección musical con temas de Jeremy Gillespie, Norman Orenstein, Claudio Simonetti, Vercetti Technicolor, Trevor Tuminski y Brian Wiacek.

“Eso es porque solo somos cinco tipos a los que les gusta hacer cosas, no hemos nacido para ser buenos hombres de negocios despiadados. Obtener todos los derechos de la banda sonora de varios artistas, y luego publicar y vender una banda sonora y conseguir que esos artistas tengan los royalties justos es mucho trabajo por una pequeña recompensa. Sin embargo, animé a todos los músicos involucrados a vender su banda sonora, para que puedan quedarse con el dinero que se merecen. Vercetti Technicolor, por ejemplo, lanzó un disco de vinilo genial de su parte de ‘The Editor’, la parte de Hook lab está en Bandcamp y la canción “Father’s Day Killer” de Jeremy Gillespie está en iTunes o Spotify”.

Con la estupenda recepción de ‘Psycho Goreman’, que pudimos ver en alguno de nuestros festivales de otoño y que seguramente llegue a España en algún momento, ya que La Aventura está trabajando en ello, no se me ocurre un mejor momento para recuperar este legado. “Siempre me sorprenden las buenas acogidas, pero también me alegra mucho escuchar eso. Fue muy divertido hacer esa película. Tengo muy buenos recuerdos con Steve y Andy (el director de fotografía) en el set”. Además, Brooks es una mente inquieta y un artista total. En su cuenta de Instagram cuelga sus retratos pintados con crayolas y su nuevo proyecto está lejos de ser lo que uno podría esperar con semejante pasado.

“Estoy trabajando en un documental sobre un gran amigo mío, un artista que sobrevivió a un doble trasplante de pulmón. Ha sido una gran inspiración para mí estos últimos años. Ahora estoy en plena postproducción, pero no es un proyecto supercomercial, así que no estoy seguro de dónde terminará. ¿Quién sabe qué haré después de eso? Sé que todos en Astron-6 tenemos proyectos que nos gustaría hacer, y estaré feliz de ver cualquiera de ellos”. Nosotros también.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí