‘Yes, Minister’, cuando la política es un buen chiste

0
99

La comedia enfrenta a la política electa ante lo inamovible del sistema

(Fuente: IMDB)‘Joyas de catálogo’ es una sección en la que todos los sábados recomendamos alguna serie completa incluida en el catálogo de las plataformas de streaming.

La serie de la semana: ‘Yes, Minister’

https://medium.com/media/6c4d00170fe1c329c083b8eded8e3373/href

Disponible en: Filmin.
Temporadas: 3 (21+2 episodios especiales).
Creador: Antony Jay y Jonathan Lynn.
Año de producción: 1980–1984.

De qué va

El Ministerio de Asuntos Administrativos ha sido ocupado por James Hacker (Paul Eddington) un político de mediana edad que llega al cargo creyéndose capaz de implantar tantas leyes y órdenes como crea adecuadas. Hasta que conoce a Bernard Woolley (Derek Fowlds), el que es su secretario personal y funcionario de carrera. Pronto descubriremos que los cargos electos navegan entre un mecanismo arcaico que tiene sus propios tiempos y costumbres y que no es tan fácil cambiar como pudiera parecer.

Por qué hay que verla

Los ingleses escribiendo comedia son un prodigio, y Sí, Ministro es uno de esos ejemplos. Sardónica, muy rápida de reflejos, con diálogos brillantes y escenas que transcurren en un par de escenarios, es prácticamente una obra de teatro representada para la televisión. Funcionó tan bien que tiene su propia secuela (Sí, Primer Ministro), pero sus episodios pueden verse independientemente. El elenco está impecable y logra bordar cada uno de los papeles, por secundarios que sean, dando como resultado escenas que han pasado a la historia y que siguen siendo completamente vigentes.

Sus episodios están construidos con 30 minutos en los que se suceden unas pocas escenas que tratan, en cada capítulo, una traba administrativa distinta en la que una y otra vez el funcionariado logra imponer su criterio manejando al ministro a su antojo. Es un ejemplo del lento metabolismo del sistema, de cómo manejar a un superior con mano izquierda y del poder que el status quo tiene sobre cualquier idea nueva. Lo absurdo se solapa con lo retorcido, dando como resultado una comedia fresca, atemporal y extrapolable a buena parte de occidente.

‘Elementary’, un procedimental de primera división

https://medium.com/media/5b4a3e686ee10b935ef18ca095085bbb/href

‘Yes, Minister’, cuando la política es un buen chiste was originally published in Fuera de Series on Medium, where people are continuing the conversation by highlighting and responding to this story.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí