Duque insiste en que condenados por crímenes de lesa humanidad dejen la política

0
98

En la imagen, el presidente de Colombia, Iván Duque. EFE/Mauricio Dueñas Castañeda/Archivo

El presidente Iván Duque sigue subiendo el tono frente a los guerrilleros que firmaron el acuerdo de paz y están en proceso de reincorporación. El mandatario, en su declaración, puso en duda la voluntad de paz de los líderes del partido Farc, sobre todo en la entrega de recursos para reparar a las víctimas y pidió que los que lleguen a ser condenados por crímenes de lesa humanidad dejen el Congreso.

Las declaraciones del presidente se conocieron durante la instalación del XXIII Encuentro de la Jurisdicción Ordinaria: ‘Justicia, virtualidad e independencia’. En la intervención, el mandatario de los colombianos hizo una “invitación constructiva” para que quienes sean condenados por crímenes de lesa humanidad no sigan “ostentando responsabilidades de representación política”.

La solicitud no solo va en contra de los líderes de las Farc, sino también en contra de los exguerrilleros que fueron elegidos a cargos de elección popular, en las pasadas elecciones.

Para el mandatario “los máximos responsables de delitos de lesa humanidad necesitan sanciones que le brinden a las víctimas la seguridad de que no serán revictimizadas”. Insistió, además, que si los culpables de delitos de lesa humanidad ostentan dignidades políticas, habrá un “desasosiego y una desconfianza cada vez mayor”.

Durante el discurso también habló sobre la reparación, tema que tocó en el Congreso Internacional de la JEP.

Estas son reflexiones también sobre la justicia, que invito a hacerlas, no para estar en ánimo pendenciero ni polémico, ni atizar fuegos, ni mucho menos generar polarizaciones, sino que entendamos que uno de los principios rectores de nuestra justicia es que la justicia sea para todos.

Dijo, refiriéndose de manera velada a las diferencias entre la JEP y el sistema de Justicia y Paz, que la conducta criminal no puede tratarse de forma distinta dependiendo la “ideología del victimario”.

A principio se octubre, desde el Gobierno ya habían hecho alusión a las curules de los miembros de las Farc, luego de que Julián Gallo, congresista y exlíder de la guerrilla de las Farc, aceptara la responsabilidad en la planeación del magnicidio de Álvaro Gómez. Miguel Ceballos, alto comisionado para la paz, pidió que se revisara si el exguerrillero debía seguir ostentando su curul.

Las opiniones expresadas por el presidente durante el evento están alineadas con las propuestas del expresidente Uribe, que quiere derogar la JEP a través de un referendo y que plantea, además, que los responsables de delitos de lesa humanidad no puedan aspirar a cargos de elección popular.

Por otra parte, el presidente Iván Duque insistió en que “las mal llamadas Autodefensas Unidas de Colombia o grupos paramilitares eran terroristas y deben ser castigados” por lo que no está de acuerdo con que puedan entrar a la JEP.

Se entiende que muchos de ellos se sometieron a la transicionalidad de justicia y paz y en esa transicionalidad existía una reducción sustancial de la pena, pero no la ausencia de esta. Que no pretendan los que fueron extraditados que van a llegar al territorio nacional a buscar con artilugios vincularse a nuevos esquemas de transicionalidad para que no tengan sanción carcelaria y para que tampoco puedan ser extraditados nuevamente.

En el congreso, que instaló el mandatario, también participaron el presidente de la Corte Suprema de Justicia, Jorge Luis Quiroz; el presidente del Consejo de Estado, Álvaro Námen Vargas; el presidente de la Corte Constitucional, Alberto Rojas Ríos, la presidenta del Consejo Superior de la Judicatura, Diana Alexandra Remolina.

Le puede interesar

Alcalde de Soacha dice que jóvenes “murieron por inhalación de humo, no quemados” dentro del CAI de San Mateo

América de Cali confirma dos casos positivos previo a su partido ante Cúcuta Deportivo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí