Baby Etchecopar se recupera en su casa a posteriori de su violento asalto: “Un tipo grandote me tiró del hombro y me lo luxó”

0
126

Baby Etchecopar le relató lo sucedido a Teleshow

Lamentablemente, no es la primera vez que Baby Etchecopar se enfrenta a este tipo de situaciones. En la tarde del jueves, el periodista salía del edificio de AM 630, Radio Rivadavia, dónde de lunes a viernes conduce Baby en el medio entre las 12 y las 14 horas, cuando fue sorprendido por unos delincuentes en moto que intentaron robarle su reloj. Y terminó forcejeando con uno de ellos hasta quedar con un hombro lesionado, por lo que debió ser atendido de urgencia en el Hospital de San Isidro.

“Estoy relajado en la cama, mirando tele, pero tengo el hombro luxado”, le explicó Baby a Teleshow mediante un video, con el que trató de llevarle tranquilidad a sus seguidores una vez que pudo regresar a su casa. En la imagen, el periodista luce un cabestrillo que deberá llevar puesto durante varios días, hasta que se cure su lesión. Sin embargo, se muestra tranquilo a pesar de la difícil situación que le tocó atravesar cuando se retiraba de la emisora en la que trabaja, ubicada en la calle Arenales al 2400 de la Ciudad de Buenos Aires.

El delincuente fue atrapado por la Policía de la Ciudad

“Los acontecimientos sucedieron a la salida de Radio Rivadavia. Llego a Charcas, cruzó la calle y siento un golpe de atrás. Un tipo grandote se me tira sobre el hombro que me luxé. Y yo empiezo medio a agarrarlo, a pelearme, porque no quería que me roben otro reloj en un año”, relató Etchecopar.

Y continuó: “Entonces, (el delincuente) me empezó a agarrar, desesperado por arrancarme el reloj. Y bueno, cuando pudo arrancarlo ya se liberó y salió corriendo. Pero ese tiempo de la luchita me sirvió para que un policía de civil que pasaba, estos héroes anónimos a los que después basureamos un poco en Plaza de Mayo, lo espere en la esquina y lo detenga”.

El periodista forcejeó con el ladrón que luego fue detenido El periodista forcejeó con el ladrón que luego fue detenido

Cabe señalar que, mientras uno de los ladrones forcejeaba con Baby, su cómplice lo esperaba en una moto. Pero, no bien intervino el oficial de la Policía de la Ciudad para detener al que llevaba el reloj robado, que finalmente el periodista pudo recuperar, el otro malhechor arrancó su vehículo y se dio a la fuga.

“Se portó muy bien la policía, toda la policía. Sin casco, sin barbijo… Así que bueno, esto es todo lo que sucedió. Después me llamaron amigos y me dijeron: ‘¿No es un atentado?’ Calculo que no…”, concluyó Etchecopar en su relato, seguro de que se trató de un robo “al voleo”. Y, pese al dolor que lo aqueja, dejó en claro que su intención es cumplir con todos sus compromisos laborales, tanto en la radio como en A24, dónde todas las noches a las 23 horas conduce Basta Baby.

Finalmente, Etchecopar pudo recuperar su reloj Finalmente, Etchecopar pudo recuperar su reloj

“Lo que tengo es muy doloroso, es lo que le pasa a los rugbiers cuando se caen de costado que se les corta un ligamento. Pero soy de la idea de que si te dejás estar y empezás que la venda, que la operación, que esto y lo otro, es peor…Yo, cuando me volaron la gamba, volví al teatro con las muletas. No hay que parar, porque es lo que ellos buscan”, explicó Baby.

En marzo de 2012, el periodista había sido víctima de un violento asalto en su casa de San Isidro, en el que terminó enfrentándose a los delincuentes para tratar de defender a su familia. Entonces, la Justicia dictaminó que Etchecopar había actuado en “legítima defensa” durante el tiroteo en que cayó abatido uno de los ladrones. En esa oportunidad, además del propio Baby, resultó herido su hijo, Federico. Y él tuvo que agradecer que no le pasara nada a hija, María Paz, quien por esos días estaba embarazada.

SEGUÍ LEYENDO

La reflexión de Baby Etchecopar sobre el caso del jubilado: “No sé si yo me hubiese ido corriendo atrás del ladrón para ‘terminarlo’ en el piso”

Preocupa la salud del periodista Lío Pecoraro: piden dadores de sangre

De chica Lizy Tagliani manejaba sobre un cajón de manzanas, y ahora cumplió un sueño: “Fui por un Fiat 600 y me compré este”

Rodolfo Barili vivió un incómodo momento en una farmacia: “Pedí perdón y dije que había sido mala mía”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí