¿Qué es actual y qué ficción en ‘El sumario de los 7 de Chicago’?

0
131

El juicio de los 7 de Chicago es una de las novedades de Netflix para este mes de octubre que está por terminarse. Se trata de un largometraje escrito y dirigido por Aaron Sorkin en el que se dramatiza el histórico juicio a un grupo de hombres que fueron acusados de conspiración, incitación a los disturbios y otros cargos relacionados con las protestas que tuvieron lugar en el marco de la Convención Nacional Demócrata de 1968, en Chicago Illinois.

El juicio tuvo mucha relevancia mediática en su momento más que nada por las personalidades acusadas. Además, porque fueron la cúspide de diversas movilizaciones a nivel nacional que protestaban en contra de la Guerra de Vietnam que para entonces se llevaba a cabo. En la cinta de Sorkin son representados con mucha exactitud y genialidad muchos aspectos de lo ocurrido en el juicio y en el momento histórico que se desarrolló. Sin embargo, también se tomó varias licencias para su cinta. Acá repasamos algunos de los hechos más relevantes que fueron modificados para su cinta El juicio de los 7 de Chicago. Hablamos de varios momentos de las películas, por lo que si no la has visto te recomendamos no seguir leyendo.

Abbie Hoffman y sus “bufonadas”

No podría ser otro que Sasha Baron Cohen el que pudiera dar vida a otro personaje controvertido y fuera de serie como Abbie Hoffman. Y es que Hoffman por sí mismo fue un agitador radical, que lo mismo dejaba sin aliento por su inteligencia, hacía reír al jurado durante el juicio, que juntaba a un grupo de miles de personas para “hacer levitar el Pentágono”. El papel que realiza Baron Cohen es espectacular, aunque el guion de Sorkin sí retocó algunos hechos.

Existe un momento en la cinta El juicio de los 7 de Chicago en que Hoffman como Rubin (Jeremy Strong) comparecen en la corte vestidos con toga de juez. Este acto sí ocurrió en realidad y también es cierto que bajo las togas, que el juez ordenó quitárselas, efectivamente tenían un uniforme de policía. Es cierto también que Abbie Hoffman hizo mofa de que su apellido era igual que el del juez, Julius Hoffman.

Un momento en la corte que llamó la atención de los medios de la época fue cuando Hoffman se paró de cabeza en la mesa. Aunque parece una simple bufonada, lo cierto es que este peculiar comediante y activista sabía del impacto de sus actos en los medios y en la opinión publica. Leonard Weinglass, abogado de la defensa, cuenta por qué Hoffman se paró de cabeza en esa ocasión. Y es que un testigo presentado por la fiscalía había dado un testimonio que los afectaba en demasía. A lo que Hoffman decidió hacer frente, así que se paró de cabeza y en los medios no se habló de otra cosa.

‘El juicio de los 7 de Chicago’ y uno más

Otro hecho en el que Sorkin decidió tomarse algunas licencias, fue en la relación de Hoffman y Tom Hayden. Así como en sus contrastes. Y es que, aunque existía una evidente diferencia entre ambos, sus posiciones no estaban tan polarizadas como en la cinta. El confrontonazo que se da entre Hoffman y Hayden (interpretado por Eddy Redmayne) en donde este último llama a Hoffman cabeza de un “grupo de drogadictos, perdedores, mal hablados” y demás, jamás ocurrió.

En ese mismo sentido, Tom Hayden es retratado por Redmayne como un tipo listo y apegado a las formas, prolijo, limpio y educado. Sin embargo, algunos testimonios del joven Hayden de la vida real dan cuenta de algo muy distinto. En un extenso artículo en Slate sobre El juicio de los 7 de Chicago, en el que se analizaron los registros del juicio. Se encontró un testimonio en que se asegura que Hayden también era estrafalario en su vestimenta, sucio y hasta provocador.

El sorprendente final de El juicio de los 7 de Chicago funciona a la perfección en la cinta, sin embargo en la vida real fue muy distinto. En la película Hayden hace uso de la palabra antes de su sentencia para leer miles de nombres de los soldados muertos. Es decir los soldados caídos en la Guerra de Vietnam en el tiempo que ocurrió el juicio. Y aunque es un final poderoso para la cinta, lo cierto es que esto no ocurrió. Efectivamente Hayden tomó la palabra algunas veces pero no la usó para este fin. Eso sí, cabe decir que en varias manifestaciones en contra de la guerra sí hubo lecturas de los nombres de los soldados caídos.

Bobby Seale

Yahya Abdul-Mateen II interpreta al líder y cofundador de los Pantera Negra, Bobby Saele. Tal como ocurre en El juicio de los 7 de Chicago, Saele tuvo muchas más tribulaciones que el resto de los acusados. Una de ellas efectivamente tuvo que ver con la ausencia médica de su abogado y la negativa del juez de otorgarle un juicio a parte. Una de las escenas más fuertes en la cinta es cuando Saele es esposado a su silla y amordazado. ¿Qué tan real fue este hecho?

Lamentablemente esto sí ocurrió en el juicio de la vida real, aunque con algunos ajustes, más que nada en las fechas. En la película Seale da un discurso, o más bien, intenta dar un discurso por el asesinato de Fred Hampton. El juez quiere callarlo pero Saele lo manda “strongly fuck yourself”. Esto no ocurrió así en la vida real, pero sí el desafortunado incidente de que fue encadenado a su silla y en otra ocasión incluso amordazado. Cabe señalar que aunque Seale no ofendió al juez de esa forma, sí lo llamó “puerco, fascista y racista”. Su relación en realidad sí fue tensa y terrible. Finalmente Seale sí fue juzgado de forma independiente como ocurre en El juicio de los 7 de Chicago.

David Dellinger

El activista pacífico David Dellinger interpretado por John Carrol Lynch fue uno de los 7 de Chicago. Su parte en las protestas y su larga trayectoria de protesta pacífica es exactamente representada en la película. Sin embargo, sí hay algunas licencias que se tomó Sorkin. Y es que Dellinger nunca perdió el control en la corte ni golpeó a ningún guardia. Aunque, cabe decirlo, sí fue custodiado en una ocasión por interrumpir a un testigo y por llamar “víbora” y “nazi” al abogado de la fiscalía Richard Schultz.

Otras diferencias más existen en El juicio de los 7 de Chicago. Sin embargo, sabemos bien que esto ocurre en todas las cintas que llevan a la pantalla cualquier hecho histórico. De cualquier forma esta película de Netflix es muy recomendable en muchos sentidos. Se trata de una producción impecable que adapta a la pantalla de forma sorprendente un pequeño momento de aquellos agitados años.

El juicio de los 7 de Chicago ya está disponible para todos los suscriptores de Netflix.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí