detalles importantes que Unsolved Mysteries dejó fuera

0
143

El 31 de mayo de 1995 una mujer que se registró en un el Hotel Plaza de Oslo, como Jennifer Fairgate, es encontrada muerta en su habitación, la número 2805. Aunque la policía determinó que se trató de un suicidio, mucha de la evidencia sugiere que se trata de un asesinato.

Pero una serie de detalles llamaba la atención: la forma en que la mano de la mujer sostenía la pistola con la que supuestamente cometió el suicidio, todas las etiquetas de su ropa habían sido retiradas, el hecho que Jennifer Fairgate no era su nombre real. También se revela que logró registrarse en el hotel, que era muy lujoso, sin presentar identificación. Por último, la dirección que dejó en su ficha de detalles, en un pequeño pueblo en Bélgica, es falsa.

Posterior a su muerte, tanto la policía como medios de comunicación locales han intentado dar con la verdadera identidad de la mujer. Tras meses de investigaciones fue enterrada sin que se conozca su nombre real o sin algún amigo o familiar acercándose o revelando su verdadera identidad.

Después que el caso fuese abandonado por la policía, el periodista noruego Lars Christian Wegner siguió investigando, desde 1996 hasta la actualidad. Es por eso que el reboot de Unsolved Mysteries en Netflix dedica un episodio completo al caso: ¿Cuál es su verdadera identidad? ¿por qué realmente murió??

Durante el episodio, un oficial de inteligencia noruego dice estar seguro que ella fue un agente secreto que asesinaron. Algunas de las evidencias encontradas en la habitación de hotel apuntan a esa posibilidad.

Detalles importantes sobre el caso Jennifer Fairgate que el episodio no mostró

Pero hay algunos detalles importantes acerca de Jennifer Fairgate que el episodio no muestra. El primero fue ofrecido por la creadora del reboot del programa, Terry Dunn Meurer en entrevista para Refinery 29. Durante el episodio se explica que la puerta de la habitación tenía doble seguro, puesto desde adentro, pero que durante la investigación se descubrió una forma de hacerlo desde afuera. “Es posible, pero lo debe de hacer alguien que es experto”, explicó.

El segundo detalle, también revelado por Meurer, es que encontraron evidencias que alguien se había duchado en el baño de la habitación. Además, se encontró una botella de colonia de hombre.

Otra coincidencia importante, pero que el episodio no menciona, es uno descubierto por la revista Marie Claire: El caso de Jennifer Fairgate es muy similar a dos casos ocurridos en Noruega. El primero: en 1987 el cuerpo sin vida de un hombre fue encontrado a un lado de las vías del tren al sur del país. Al igual que Fairgate, las etiquetas de su ropa habían sido retiradas y una prueba de ADN reveló conexiones con Bélgica.

El segundo caso ocurrió hace 50 años. Conocido como la mujer de Isdal, se trata del cuerpo de una persona encontrada a las afueras de la ciudad de Bergen. Parte de su cuerpo quemado con veneno en su estómago. Su ropa también tenía las etiquetas retiradas, también su origen es Bélgica. Por último, encontraron, dentro de una maleta, papeles con mensajes cifrados y disfraces. Se especula que era una espía.

La identidad real de Jennifer Fairgate sigue siendo un misterio. Pero se espera que por medio de la emisión del episodio en una plataforma global como Netflix, alguien pueda reconocer a la persona, pueda revelar su identidad, se conozcan más detalle de quién era y tal vez, el verdaero motivo por el cual murió.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí