Delirante festín de parentesco y risas que prefiere el cine de la Empire a la nostalgia hacedero

0
138

Con toda una carrera en los departamentos de maquillaje del cine de género de los últimos quince años, Steven Kostanski, uno de los directores de ‘El Vacío (The Void)’, da el salto a la dirección en solitario con la festiva ‘Psycho Goreman’, una absoluta maravilla que ha ido ganando adeptos en esta nueva edición del Festival de cine fantástico más guay del mundo y que tienes disponible para alquilar hasta el próximo día 18 en su plataforma online.

La espada salvaje de la galaxia

Se nota que Kostanski inició su pasión por el stop motion a los doce años. En su película hay niños soñadores de esa edad, animación en ese formato y una constante cascada de referencias, lugares y estilos que solo tienen cabida en la imaginación de alguien con esa edad y esos gustos. ‘Psycho Goreman’ tiene un montón de galaxias, razas alienígenas, zombies, criaturas y fatalities. Todo ello bajo un chiste que se ve bien grande en su (magnífico) cartel: PG. La recomendada supervisión de los padres de los críos que quieran acercarse a la película debería estar a cargo del propio padre de los chicos en la ficción.

Mimi y Luke, dos hermanos que se pasan el día jugando en el patio cuando no están discutiendo, resucitan sin querer a un antiguo señor interdimensional que estaba sepultado en su patio trasero. Tras bautizarlo con el nombre que da título a la película y controlarlo gracias a una piedra que se encontraba enterrada con la criatura, los dos hermanos aprovecharán al máximo su nueva situación y las posibilidades de su nuevo amigo. La reaparición de PG (para abreviar) en la Tierra también atrae la atención de unos demonios interestelares del cosmos que no tardarán en mover ficha.

Pg Psycho Goreman

Hace cinco años, muchos abrazamos la llegada de una película como ‘Turbo Kid’, una divertida puesta al día de algunas de nuestras referencias, y recuerdos favoritos del género. Aquella mezcla tenía un acabado más que digno y toda la sangre que se ahorraban el resto de resucitadores, por así decirlo, del mismo estilo. Pero con el paso del tiempo uno puede empezar a ver sus costuras con facilidad, aunque en realidad tampoco se molestaba en ocultarlas, y eso era otro detalla que la hacía algo más honesta. Pero su insistencia en querer molar en cada frame, en cada nota musical que machacaba la acción constantemente, la hacía parecer más artificial de lo que debería. Y todo eso se comprueba fácilmente en el siguiente trabajo de sus directores, la mediocre ‘Verano del 84’.

Pg Gore

De esos artificios, de las obligaciones de contentar a todos los públicos a punta pistola, no hay ni rastro en esta película. Kostanski ha hecho la película que él querría ver, y eso es mucho más preciso que decidir presentar lo que quiere ver un espectro mucho más amplio de espectadores. El cine fantástico tiene muchas ramificaciones, y un buen puñado de ellas están aquí presentes para tu disfrute.

Invasión USA

Nita-Josee Hanna, que debutaba aquí (y a la que veremos en los ‘Books of Blood’ de Hulu) y Owen Myre son los dos hermanos protagonistas y Matthew Ninaber (el cuerpo) y Steven Vlahos (la voz) son PG. Este trío protagonista verá robado su protagonismo, atención, por los padres interpretados por Adam Brooks (viejo colaborador del director y revelación cómica de la película) y Alexis Hancey. Cada intervención de ambos tiene aseguradas las mejores carcajadas de la función. Pero no solo de comedia vive esta revelación.

Psycho Goreman

Hasta el último centavo de esta producción canadiense está visible en la pantalla, pero no para que el CGI se apodere del alma de la propuesta. Konstanski vuelve a sus inicios y llena la película de miniaturas, stop motion y muñecos de todo tipo a los que da vida llenándolos de humor absurdo y unas prohibitivas cantidades de sangre artificial 100% práctica, salvo en momentos muy puntuales. Es más, incluso se saca de la manga una criatura que se dedica únicamente a salpicar a quien se ponga por delante.

PG críos

Con la irregular (y mítica) ‘Rawhead Rex’ como inspiración principal, el cineasta pensó en cómo sería una criatura como esa a las órdenes de un par de críos sabiondos. Esos dos críos, a pesar de la cantidad de atributos, galaxias, flashbacks y demás muestras de talento e imaginación, son el alma de una película que pasa de la space opera a la invasión alienígena y el kaiju sin salir del patrio trasero de casa.

‘Psycho Goreman’ es un milagro, una fantasía de andar por casa con las miras puestas en los más grandes hitos del videoclub. Es rica en ideas, está llena de amor práctico, tiene un reparto entregado a la causa y dos (DOS) niños alucinantes.
Desde los tiempos de Black & Dekker no veíamos algo tan agradecido, vitalista, macarra y lleno de amor por el género.
Esta nueva pandilla alucinante es la alegría del año más triste.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí