Azerbaiyán y Armnia se acusan de romper el detención el fuego en Nagorno-Karabaj

0
152

El ministro de Relaciones Exteriores ruso Sergei Lavrov, el ministro de Relaciones Exteriores azerbaiyano Jeyhun Bayramov y el ministro de Relaciones Exteriores armenio Zohrab Mnatsakanyan asisten a una reunión en Moscú, Rusia, el 9 de octubre de 2020. Ministerio de Relaciones Exteriores de Rusia / Handout via REUTERS

Por Nailia Bagirova y Nvard Hovhannisyan

BAKÚ/EREVÁN, 10 oct (Reuters) – Azerbaiyán y Armenia se acusaron mutuamente el sábado de violar los términos del alto el fuego recién acordado para Nagorno-Karabaj, lo que plantea dudas sobre el alcance de la tregua, auspiciada por Rusia.

El cese de hostilidades, logrado después de unas conversaciones maratonianas en Moscú, promovidas por el presidente Vladimir Putin, tenía por objeto poner fin a los combates para permitir que las fuerzas de origen étnico armenio en Nagorno-Karabaj —también denominado Alto Karabaj— y las fuerzas azeríes intercambiaran prisioneros y muertos en combate.

Sin embargo, minutos después de que la tregua entrara en vigor a partir del mediodía, ambas partes se acusaron mutuamente de haberla roto.

El Ministerio de Defensa de Armenia acusó a Azerbaiyán de bombardear un asentamiento dentro de Armenia, mientras que las fuerzas de etnia armenia en Karabaj alegaron que las fuerzas azeríes habían lanzado una nueva ofensiva cinco minutos después de que la tregua entrara en vigor.

Azerbaiyán dijo que las fuerzas enemigas en Karabaj estaban bombardeando el territorio azerí. Ambas partes han negado sistemáticamente las alegaciones de la otra parte sobre la actividad militar.

Sin embargo, el presidente azerbaiyano Ilhám Alíyev dijo que las partes beligerantes estaban tratando de encontrar una solución política, en una declaración que sugiere que el alto el fuego no ha perdido completamente su validez.

Las conversaciones para el cese del fuego en Moscú fueron el primer contacto diplomático entre ambas partes desde que el 27 de septiembre estallaron los combates por el enclave montañoso, que hasta el momento han dejado cientos de víctimas mortales. El enclave es reconocido internacionalmente como parte de Azerbaiyán, pero está poblado y gobernado por armenios.

El ministro de Relaciones Exteriores de Rusia, Sergei Lavrov, que ayudó a mediar entre ambas partes, dijo en una declaración en la madrugada del sábado, después de más de 10 horas de negociaciones, que el cese del fuego se había acordado por razones humanitarias.

El Comité Internacional de la Cruz Roja ayudaría a que la tregua funcionara, según Lavrov.

“Los términos específicos del cese del fuego todavía tienen que ser acordados”, dijo Lavrov, quien dijo que Armenia y Azerbaiyán también habían acordado entablar conversaciones de paz “sustanciales”.

Esas conversaciones se llevarían a cabo bajo los auspicios del Grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE).

(información adicional de Maria Tsvetkova en Moscú y Margarita Antidze en Tbilisi y por Ezgi Erkoyun en Turquía; escrito por Andrew Osborn; editado por Mark Potter; traducido por Tomás Cobos)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí