Johnny Tedesco: “La triunfo y la trascendencia es lo que disfrutás en vida, pero en verdad lo que quedan son las canciones”

0
181

Johnny Tedesco

Jopos abultados, mucho gel, un movimiento sexy. El rockabilly desembarcó en los Estados Unidos para revolucionar la década del 50. Su más famoso referente fue Elvis Presley, icono de la escena musical y representante estético de toda una generación. Elvis grabó canciones de rockabilly con la clásica discográfica Sun Records, pero fue cuando se mudó a RCA que terminó de explotar su carrera: se hizo famoso. Y popular. A miles de kilómetros de allí, en Buenos Aires, un muchacho llamado Alberto Felipe Soria enloquecía con la música de Presley y empezaba a hacer la suya. Igual que El Rey, también se peinó con un jopo enorme, firmó con RCA y se hizo muy, muy popular. Había nacido Johnny Tedesco.

A comienzos de la década del 60 pasó todo muy rápido para el nuevo Johnny. Su aparición en un programa de Canal 7 lo llevó a grabar en un estudio, de ahí a un programa en Canal 11, en el medio millones de discos vendidos. Para 1962 ya estaba en El Club del Clan, junto a Palito Ortega y Violeta Rivas –entre otras estrellas de la época- uno de los programas más vistos de la televisión argentina. Johnny llegó como un número fuerte, él ya se había hecho muy conocido, y la pantalla de Canal 13 lo terminó de convertir en ídolo.

Seis décadas después, Tedesco ya no está en la tele, pero sigue haciendo música como siempre. Su último EP se llama Voy a lo simple, donde justamente vuelve a los inicios de los sonidos que lo conmueven.

—¿Cómo llega el rockabilly a tu vida?

—Al rockabilly lo conozco por el western swing que escuchaba desde niño, el country y el boogie boogie. Indudablemente Elvis Presley, Johnny Cash, Carl Perkins son los que me influenciaron mucho con el rockabilly y por supuesto me sigue gustando mucho. Me gusta el sonido crudo que tiene y lo auténtico, por lo menos es lo que yo percibo, a mí me llega así. La formación de mi primer single, de mi primer disco, que fue un éxito y me propició el disco de oro fue Rock del Tom Tom y es una gema, una piedra concreta y diría de lo más específico que es el rockabilly.

“Rock del Tom Tom”, el tema Johnny Tedesco considerado el primer rockabilly de Sudamérica

—¿Cómo creés que hubiera sido tu carrera sin el impulso de la televisión?

—Sin la televisión probablemente hubiera tardado más tiempo, sobre todo teniendo en cuenta el entusiasmo del público por la novedad que entraba en los hogares. Eso era la televisión. Sin dudas tuvo mucho que ver en mi carrera, comencé en la TV en el único canal que teníamos que era canal 7. Así es como me descubre la empresa grabadora que en ese momento era RCA Víctor. Yo hacía un programa los domingos y cantaba canciones de Elvis Presley y el director artístico de la compañía grabadora me vio y me mandó a buscar.

—¿Qué te dio la música en tantos años de carrera?

—La música me ha dado todo ya que me permitió expresarme desde muy joven, y llegar al público, ser escuchado, ser mimado por seguidores tan fieles que hasta hoy son los que sueles encontrar en los recitales o donde me presente. Esto de ser partícipe de sus alegrías y de sus nostalgias en cada canción es fantástico. Ser el protagonista de sus sentimientos… Y tantas cosas más. La fama y la trascendencia es lo que disfrutás en vida, pero en realidad lo que quedan son las canciones.

—¿Y algo que te haya quitado?

—No me quitó nada porque el precio de estar expuesto y tener menos intimidad, como en mi caso, es parte del resultado de lo que uno genera y el público termina aceptando por supuesto. Creo que no soy la excepción.

Johnny Tedesco Johnny Tedesco

—¿Hay otros músicos de las generaciones siguientes a la tuya a los que admires?

—Me gustan los músicos que suenan potentes y concretos, que respetan y desarrollan el estilo elegido agregándole su impronta. Por supuesto su talento personal, ¿no? Admiro a todos los músicos que dejaron su estilo, su marca acá, en el paso por la música, los que se destacaron por ser diferentes, lo que aportaron con su personalidad, caminos a seguir… Y la lista, bueno, es muy larga.

—Si tuvieras que identificarte con un colega internacional de tu generación, ¿podrías hacerlo con Paul McCartney o con Mick Jagger?

—Me gustan mucho ambos y no hago distinción en identificarme con alguno de ellos porque en realidad son muy personales y talentosos, en mi caso salvo la influencia de mi referente que es Elvis Presley… él sí me inspiró en mi carrera.

Johnny Tedesco y su versión en castellano de “Out Of Time” de los Rolling Stones

—Con tu manera de vestir y tu estética impusiste un estilo y muchos jóvenes te tomaban como referente: los suéteres que vestías, tu peinado. ¿Las marcas se te acercaban para regalarte productos para que vos usaras o era más una fantasía de la gente?

—Desde ya que mi estilo de vestir en mis primeros días de rock and roll eran lo que cotidianamente solía usar, era así. El que me haya presentado en los medios de TV o gráfica, películas, marcó una tendencia en la juventud. El jopo vino incorporado… al que le dediqué atención esmerada ya que, imaginate, mi ídolo Elvis lo usaba. Las marcas que se acercaban a ofrecerme sus productos, desde ropa hasta automóviles, no fueron aceptadas porque siempre fui muy voluble y personal en lo que elegía para usar, más allá de que sedujera la momentánea moda que me gustaba consumir.

—¿Te hubieras imaginado el año pasado que este sábado 10 de octubre ibas a estar haciendo un show por streaming?

—Para nada me hubiera imaginado este tipo de medio para hacer un show, si bien no es lo mismo, ya que no se vive el aplauso o la expresión del público, es una gran oportunidad igual para llegar con la música a los hogares de la gente, estar con ellos. De pronto la música nos propicia tener una misma frecuencia y a través del streaming está esta posibilidad. Para los músicos es una plataforma posible donde expresarnos, además creo que el streaming vino para quedarse. La previa no deja de ser como todas las que vivimos antes del espectáculo, las previas son así, la ansiedad, el compromiso de brindarnos al público, es siempre el mismo. Ya sea en streaming, en el escenario, en teatros o en megaconciertos.

—¿Podés adelantar algo de la lista de temas que estás preparando?

—En general, no suelo adelantar el desarrollo musical de mis shows, pero todos esperan verme cantar desde mi primera canción como es “Rock del Tom Tom”, aquella que compuse con 14 años y que grabé con 16 en los estudios de RCA. Claro que también voy a presentar mi última canción que es “Voy a lo simple”, una canción que tiene mucha aceptación y a mí me conmueve porque hay una pequeña síntesis, un balance, de las cosas de mi vida. Mi banda está compuesta por Alan Vega en la guitarra líder, que es mi productor y coautor, también segunda voz; en batería tenemos a Pablo Marchetti, a Jerry Piano en los teclados, a Martín Lozano en bajo y yo en guitarra acústica. Esta es la banda con la que grabé mi último EP.

—Has compuesto muchos temas desde los inicios de tu carrera, ¿creés que existe la canción perfecta?

—Para mí la canción perfecta es la que me conmueve, la que me carga de energía, la que embarga toda mi emoción, la que me deja un mensaje o pensamientos de reflexión. También las que dejan melancolías, no podría calificar cuál es la canción perfecta, pero sí seguramente disfrutar de las que lograron darle el significado al placer de estar vivo.

“Voy a lo simple”, lo nuevo Johnny Tedesco

SEGUÍ LEYENDO

Las mejores canciones del rock nacional: un tema por disco de Los Abuelos de la Nada

Las mejores canciones del rock nacional: un tema por disco de Soda Stereo

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí