Una colosal adecuación que traspasa la pantalla y te llega adentro

0
141
Una colosal adaptación que traspasa la pantalla y te llega adentro

La serie ‘Patria’ se trata de la adaptación televisiva de la obra de Fernando Aramburu, de la mano de Aitor Gabilondo y HBO España.

‘Patria‘ llegó en 2016 tras el trabajo de su escritor Fernando Aramburu. Se sabía de sobra que la obra tenía un potencial enorme para llevarlo a la pantalla, por ello Mediaset quiso “estudiar” la adaptación de una obra que iba a dar de qué hablar. Finalmente fue la plataforma HBO la que iba a llevar a cabo esa adaptación.

Además esto coincide con la apuesta de las plataformas. Netflix, Amazon, AtresPlayer y la propia HBO viven un momento “dorado” con la ficción. Estas plataformas son las que cada vez se arriesgan más para lanzar productos poco convencionales que no son pensados para el mundo televisivo. De ese modo el “buen hacer” de estas plataformas nos deja verdaderas joyas o da una segunda vida a productos que no han deslumbrado lo suficiente en su paso por el consumo lineal.

Si miramos atrás podemos ver como nuestra televisión es cada vez más pícara, pero nunca se había adentrado a hablar de ETA como lo hace ‘Patria’. Cada temporada hemos ido viendo cómo arriesgarse ya es algo necesario en televisión. Un ejemplo destacado es el de ‘Fariña’, también se trataba de una adaptación que llegó a nuestras pantallas para contar una realidad nacional. ¿El resultado? Una crítica ensalzadora del propio producto y de la ficción nacional, considerada una joya televisiva.

Ocurre igual con ‘Patria’. Quien haya podido leer la obra o ojeado las promos se da cuenta que está ante una historia con un potencial enorme. Algo tiene que traspasa la pantalla y conmueve. De ese modo la historia comienza con el cese de la lucha armada y todo lo que esto trae consigo. 

En ‘Patria’ el espectador siente y sufre lo que ve en la pantalla

En ‘Patria’ se vive una realidad, algo que todo nuestro país ha vivido y muy de cerca en una localización, el País Vasco. Muchísimas familias han sido afectadas por la banda y ese terremoto de sentimientos que afectó y afecta hoy en día a esas familias es lo que ‘Patria’ quiere llevar a la pantalla y ofrecer al espectador.

El dolor, el miedo, el perdón son ingredientes de ‘Patria’. Unos ingredientes que humanizan mucho más la historia y que además hacen que el espectador sienta y padezca lo que ve en la pantalla. ‘Patria’ transmite y te llega “ahí dentro”. Te hace que sientas e incluso hay escenas que te dejan un sabor agridulce por dentro. Algo que muy pocas series consiguen.

El día en que ETA anuncia el abandono de las armas, Bittori, interpretada por Elena Irureta, se dirige al cementerio para contarle a la tumba de su marido, el Txato (José Ramón Soroiz), asesinado por los terroristas, que ha decidido volver al pueblo donde vivieron toda su vida. Por más que llegue a escondidas, la presencia de Bittori altera la falsa tranquilidad del pueblo, sobre todo la de su vecina Miren (Ane Gabarain), amiga íntima en otro tiempo, y madre de Joxe Mari (Jon Olivares), un terrorista encarcelado y sospechoso de los peores temores de Bittori.

‘Patria’ crea una atmósfera única con la dureza como el punto y fin de partida de cada capítulo

Esta es la sinopsis de ‘Patria’, algo que sin duda confirma ya que el peso de la historia la llevan las dos protagonistas, Bittori y Miren. Dos mujeres que han sufrido muy de cerca los estragos y que según avanza la historia las entenderemos y se convertirán en amigas del espectador. La empatía está presente en cada minuto y cada escena. Sufriremos con ellas.

En los ocho capítulos que forman la serie no habrá tiempo para desconectar, ‘Patria’ no te lo permite y tampoco lo permite la narrativa. Los escenarios naturales, los silencios, los paisajes y esos nubarrones que pueblan la atmósfera única de ‘Patria’. Una atmósfera que hace que la dureza sea el punto y el fin de partida de cada capítulo.

Patria’ es una historia humana, traspasa y eso se sabía desde el minuto uno en el que se encargó su adaptación televisiva. Por ello las actuaciones de Elena Irureta y Ane Gabarain son de sobresaliente. Te las crees, empatizas y quieres saber más. Quieres estar junto a ellas y te encuentras bien a su lado. En los momentos más difíciles para las dos protagonistas, Bittori y Miren, todo esto se multiplica por 100. Y es que el elenco también está formado por esos paisajes, esos silencios, la banda sonora, las lágrimas y el vaivén del tiempo. Algo que te atrapa, que quieres saber más y que sin duda consigue eso tan difícil en la pantalla, traspasar. Por ello nos damos cuenta que estamos ante una colosal adaptación televisiva, una joya única que no puedes perderte y sentirla, porque ‘Patria’ lo consigue en cada momento. Y te promete hacerlo y llevarlo al máximo en sus 8 capítulos.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí