Todas las veces que “han tenido un mal presentimiento” en ‘Star Wars’

0
92

La saga de Star Wars nos ha regalado cierto número de frases emblemáticas que forman parte de la cultura popular, tanto como las pelis, y que repetimos si en una situación viene a cuento y no resulta impertinente, desde: “Que la fuerza te acompañe”, los buenos deseos de los Caballeros Jedi, pasando por las bromas con: “Yo soy tu padre”, hasta las dos nuevas aportaciones de The Mandalorian (Jon Favreau, desde 2019), la serie de Disney Plus: “Este es el camino”, el lema de los cazarrecompensas mandalorianos, y lo que siempre dice el ugnaught Kuiil (Misty Rosas en el movimiento capturado y Nick Nolte en la voz) para terminar una conversación sentenciosamente: “He hablado”.

“Tengo un mal presentimiento sobre esto” es una frase icónica de Star Wars que se ha dicho en sus 11 películas estrenadas hasta la fecha

Pero hay una frase que se ha dicho en todos y cada uno de los once filmes de Star Wars: “Tengo un mal presentimiento sobre esto”. En Una nueva esperanza (George Lucas, 1977), Luke Skywalker (Mark Hammil) la suelta cuando va con Obi-Wan Kenobi (Alec Guinness), Han Solo (Harrison Ford) y Chewbecca (Peter Mayhew) de camino a la Estrella de la Muerte en el Halcón Milenario. Y Han Solo le imita cuando el propio Luke, Leia Organa (Carrie Fisher) y él están en peligro de muerte dentro del compactador de basura en el mismo sitio. Y, en El Imperio contraataca (Irvin Kershner, 1980), es Leia quien la pronuncia antes de que se percaten de que han metido el Halcón en la bocaza de una babosa espacial de un asteroide.

Sin embargo, si a alguno de los personajes de Star Wars le pega decir tal cosa, ese es C-3PO (Anthony Daniels), el droide sensato, ansioso y cobardica de protocolo; y por fin lo hace, frente a las puertas del palacio de Jabba el Hutt y dirigiéndose al pequeño R2-D2 (Kenny Baker), en El retorno del Jedi (Richard Marquand, 1983). Como Han Solo más adelante, cuando los Ewoks los amarran a Luke, Chewbacca y él a unos troncos para asarlos y comérselos. Por otra parte, es lo primero que le oímos manifestar al joven Obi-Wan en La amenaza fantasma (Lucas, 1999), a bordo de una Saak’ak, nave de la Federación de Comercio, para atender la misión diplomática de negociar el fin del bloqueo del planeta Naboo.

Lucasfilm

Han Solo pronuncia esta frase tres veces y media: en Una nueva esperanza, El retorno del Jedi, El despertar de la Fuerza y su película homónima

En El ataque de los clones (Lucas, 2002), no es otro que Anakin Skywalker (Hayden Christensen) quien la enuncia cuando la reina Padmé Amidala (Natalie Portman) y él están atados en la arena del coliseo del planeta Geonosis, a punto de interactuar con unas criaturas poco amigables. Y el bueno de Obi-Wan la repite en La venganza de los Sith (Lucas, 2005) mientras pilota una nave gemela a otra de Anakin, yendo a enfrentarse otra vez con Conde Dooku (Christopher Lee). Y la tercera ocasión en que Han Solo es en El despertar de la Fuerza (J. J. Abrams, 2015), tras dejar sueltos a los peligrosos rathtars, grandes cefalópodos carnívoros del planeta Twon Ketee, en el Halcón Milenario.

Y, si la frase cuadra con C-3PO por su personalidad, no menos con el escéptico K-2SO (Alan Tudyk), que la pronuncia a medias en Rogue One (Gareth Edwards, 2016) en un ascensor de la base del Imperio en Scarif donde se han conseguido infiltrar para obtener los planos de la Estrella de la Muerte, antes de ser interrumpido por un impaciente Cassian Andor (Diego Luna). Y otro droide, el encantador BB-8, la suelta con una serie de pitidos en Los últimos Jedi (Rian Johnson, 2017) mientras Poe Dameron (Oscar Isaac) hace frente a un acorazado de la Primer Orden durante la evacuación de la base de la Resistencia. Y la general Leia Organa se muestra de acuerdo con él.

Visto lo visto, parece casi seguro que otros personajes dirán la frase más veces en nuevas películas de Star Wars

En Han Solo (Ron Howard, 2018), el joven protagonista (Alden Ehrenreich) le da una vuelta de tuerca a la frase y dice que “tiene un buen presentimiento sobre esto” cuando vuela heroicamente a través del cúmulo de materia del Akkadese Maelstrom con el Halcón Milenario, una hazaña de la que no dejaría de jactarse en el futuro. Y, en El ascenso de Skywalker (Abrams, 2019), es un retornado Lando Calrissian (Billy Dee Williams) quien revela su preocupación con esas palabras cuando las tropas de la Primera Orden dificultan su encuentro con Rey (Daisy Ridley). Así que, visto lo visto, parece casi seguro que otros personajes insistirán en ello cuando se estrenen nuevas películas de Star Wars.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí