La película de Tom Cruise a la que el videojuego ‘Doom’ debe su nombre

0
122

El único propósito de ponerle nombre a las cosas es diferenciarlas. Por esa razón, el absurdo de llamar a un hijo como a su padre, su abuelo, etcétera. Sería como si a Noé (Darren Aronofsky, 2014) la hubiesen titulado igual que Cantando bajo la lluvia (Stanley Donen y Gene Kelly, 1952), o como si a The Walking Dead (Frank Darabont y Angela Kang, desde 2010) la tradujeran de la misma forma que a Este muerto está muy vivo (Ted Kotcheff, 1989). Echarle imaginación resulta obligatorio, pues, si uno desea que las denominaciones por las que se decante tengan algún sentido. Y hay veces que otras obras nos inspiran para ello, como sucedió con el videojuego Doom (John Carmack e ídem Romero, 1993).

El nombre del videojuego Doom procede de una escena de la película El color del dinero (1986), la inesperada secuela de El buscavidas (1961)

Según nos cuentan en el episodio “Level Up” (1×06) de la serie documental High Score (France Costrel, desde 2020), el nombre de este entretenimiento de first person shooter salió de una película protagonizada por el actor neoyorkino Tom Cruise (Algunos hombres buenos): El color del dinero (Martin Scorsese, 1986), la inesperada secuela de El buscavidas (Robert Rossen, 1961), que narra la historia del pillo Eddie “Relámpago” Felson (Paul Newman) según la novela de Walter Tevi (1959). Este habilidoso jugador de billar busca al más reputado de Estados Unidos, el Gordo de Minnesota (Jackie Gleason), para enfrentarse a él y vencerle. Y el filme, con nueve nominaciones a los Oscar, obtuvo dos de ellos.

Netflix

John Romero: “Tom Cruise está en una sala de billar y va a jugar contra un tío, y ha traído su taco. Así que el tío se le acerca y le dice: «¿Qué tienes ahí?». «Doom (Perdición)»”

En la continuación de Martin Scorsese (Infiltrados), un retirado Eddie Felson vuelve a la carga como mentor cuando conoce al joven Vincent Lauria (Tom Cruise), en una jugada cinematográfica parecida a la que luego vimos en Creed: La leyenda de Rocky (Ryan Coogler, 2015). Con otras tres nominaciones, Paul Newman le otorgaron su único Oscar al Mejor Actor. Y John Romero expone en High Score cómo pudo inspirarle esta película: “Tom Cruise [o, más bien, Vincent Lauria] está en una sala de billar y va a jugar contra un tío, y ha traído su taco [en un maletín especial]. Así que el tío se le acerca y le dice: «¿Qué tienes ahí?». Y Tom Cruise mira hacia abajo, [alza la vista] y dice: «Perdición»”. Esto es, “Doom” en la versión original. “Y me dije que era un gran nombre”.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí