intriga absorbente con un poderoso reparto afeminado

0
120

El bueno de Ryan Murphy, como sus compatriotas Dick Wolf (Ley y orden), David E. Kelley (Big Little Lies) o Chuck Lorre (The Big Bang Theory), es uno de los más prolíficos creadores de series estadounidenses. Lo que no hay que confundir con que sean responsables de las mejores, porque para eso tenemos a Matt Groening (Los Simpson), el ahora desnortado Chris Carter (The X-Files), Alan Ball (A dos metros bajo tierra), David Simon (The Wire), Damon Lindelof (Lost y The Leftovers) o David Shore (House). Pero lo cierto es que a Murphy, que últimamente no para y, por ejemplo, pronto lanzará Ratched (desde 2020) en Netflix, tampoco podemos considerarle mala pieza.

Ratched no carece de la mala baba que caracteriza a Ryan Murphy y bien pudiera tratarse de una nueva temporada de American Horror Story

Gina Matthews y él se estrenaron con la comedia dramática Popular (1999-2001), a la que le siguieron los esquinados cirujanos plásticos de Nip/Tuck, a golpe de bisturí (2003-2010), la adaptación de la obra autobiográfica del escritor Augusten Burroughs, Recortes de mi vida (2006); la musical Glee (2009-2015) con Brad Falchuk y Ian Brennan, la espiritualidad posmo y de chichinabo de Come, reza, ama (2010), según la novela de hechos reales escrita por Elizabeth Gilbert; por fin, la antológica American Horror Story (desde 2011) con Falchuk, la sitcom The New Normal (2012-2013) con Ali Adler y Katherine Shaffer y el slasher cómico Scream Queens (2015-2016) con Falchuk y Brennan.

Netflix

Después, otra antología de confrontación, Feud (desde 2017) con Jaffe Cohen y Michael Zam; el drama musical Pose con Falchuk y Steven Canals; en un volantazo inesperado, el thriller de acción policíaca 9-1-1 (desde 2018) con Falchuk y Tim Minear; la comedia satírica The Politician (desde 2019) con Falchuk y Brennan, la miniserie Hollywood (2020) con Brennan y el spin-off 9-1-1: Lone Star (desde 2020) con Falchuk y Minear. Y Evan Romansky firma como el cocreador de Ratched, pero solo le conocíamos como asesor técnico del corto Diane (Alec Baer, 2016) y por el guion del episodio “Fan Dinner” (1×03) de Starstuck (2018), lo que contrasta mucho con el currículo de Murphy.

Ratched es una intriga absorbente que nos recuerda por qué amamos a Alfred Hitchcock y con cierto toque del surrealismo siniestro de Ryan Murphy

Sabiendo que esta serie es la historia de origen de una de las villanas más inolvidables del cine, la enfermera Mildred Ratched, en cuya piel se puso Louise Fletcher (Flores en el ático) para la oscarizada adaptación original de Alguien voló sobre el nido del cuco (Milos Forman, 1975) según la novela homónima de Ken Kesey (1962), uno no sabe hacia dónde se dirige el intrigante comienzo del primer capítulo, que no carece de la mala baba que caracteriza a Murphy y que, por otro lado, bien pudiera tratarse del de una nueva temporada de American Horror Story. Pero, claro, no podría serlo porque la magnífica Asylum (2011) ya está ambientada en un hospital psiquiátrico, no así de lujoso.

ratched primera temporada ryan murphy evan romansky netflix críticaNetflix

Un personaje tan ladino y perverso como Mildred Ratched es de lo más idóneo para una ficción televisiva de Ryan Murphy, aunque le ha dado un empujoncito a tales cualidades para acercarla un poco a los de sus series más retorcidas, pero con una ambivalencia y unas motivaciones que le proporcionan una mayor hondura: lo que no pudimos ver en el filme de Louise Fletcher, galardonada con un Oscar por su interpretación, como su inconmensurable compañero, Jack Nicholson (Mejor… imposible), en los zapatos de R. P. McMurphy. Pero, oh, no está sola en absoluto, y hay otros a su alrededor realmente trastornados, no en especial los pacientes del sanatorio. Y al guionista se lo nota como pez en el agua.

Hay escenas que nos traen a la memoria una célebre por haber sido recortada de Espartaco y, al menos otro par, el mito de El resplandor

Los dos conflictos principales se cuecen a fuego lento y los enfrentamientos gozosos, una de las especialidades de Murphy, estallan con maestría para disfrute del espectador, en una intriga absorbente que nos recuerda por qué amamos a Alfred Hitchcock (La soga) y con cierto toque del surrealismo siniestro que ya le conocíamos al cineasta estadounidense. Se luce, como acostumbra en sus producciones, con la virtud de lo imprevisible, y determinados giros finales le dan todo el sentido al comportamiento de la implacable protagonista. Y hay escenas que nos traen a la memoria una célebre por haber sido recortada de Espartaco y, al menos otro par, el mito de El resplandor (Stanley Kubrick, 1960, 1980).

ratched primera temporada ryan murphy evan romansky netflix críticaNetflix

En la banda sonora clásica de Mac Quayle escuchamos el eco evidente de las partituras de Bernard Herrmann

En la planificación visual encontramos planos contrapicados y subjetivos, el uso de snorricam, división de la pantalla, múltiples transiciones con cortinilla y significativos cambios de color de esencia emocional, y un montaje eficiente. Y, en la banda sonora clásica de Mac Quayle (Mr. Robot), asiduo de Ryan Murphy, escuchamos el eco evidente de las partituras de Bernard Herrmann (Psicosis). De hecho, además se utiliza con bastante insistencia el tema reconocible de este músico para El cabo del terror (J. Lee Thompson, 1962), reversionada como El cabo del miedo (Martin Scorsese, 1991) y por ese otro gran veterano llamado Elmer Bernstein (La gran evasión) en los pentagramas.

Por otra parte, da gusto ver a esta pandilla de actores talentosos y creíbles tan bien dirigidos, y el carisma auténtico de Sarah Paulson (Carol) como Mildred Ratched beneficia al conjunto sin lugar a dudas. Con la impagable Judy Davis (Barton Fink) como Betsy Bucket, Cynthia Nixon (Canción de Nueva York) encarnando a Gwendolyn Briggs, Amanda Plummer (Mi vida sin mí) como Louise, Sharon Stone (Esfera) de Lenore Osgood o Sophie Okonedo (Negocios ocultos) interpretando a Charlotte Wells. A las que solo pueden seguir Jon Jon Briones, Finn Wittrock (American Crime Story) o Jermaine Williams (El mejor padre del mundo) como Richard Hanover, Edmund Tolleson y Harold.

Sarah Paulson es la cúspide de otro de esos repartos plenos de mujeres fuertes, poderosísimas ante las cámaras, que nos suele regalar Ryan Murphy

Pero es Paulson la cúspide de otro de esos repartos plenos de mujeres fuertes, poderosísimas ante las cámaras, que nos ha regalado Ryan Murphy en varias ocasiones y con la inolvidable hermana Jude Martin de la gran Jessica Lange (Big Fish) en American Horror Story: Asylum como el ejemplo mejor de ello. Y no nos cansamos de que saque lo más refinado de las aptitudes de estas actrices y nos procure semejante placer, que no se aleja mucho de la fascinación, en la pequeña pantalla. Y si Ratched continúa de esta forma, con esas secuencias de misterio clásico y la mala uva de su drama, aquí tendrá espectadores fieles hasta que, tal vez, el mismísimo R. P. McMurphy trasponga sus puertas.

ratched primera temporada ryan murphy evan romansky netflix críticaNetflix

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí