El estremecedor relato de la Negra Vernaci por el modo “inhumano” en que debió despedir a su papá, víctima del coronavirus: “Es solitario, cruel y doloroso”

0
195

La palabra de La Negra Vernaci por la muerte de su padre de coronavirus (Audio: “La Negra Pop”, Pop Radio)

“Les quiero agradecer a ustedes todo lo que han hecho. Pasé una situación muy difícil lamentablemente. Como los oyentes son como una familia hay que terminar contándoles, la semana pasada se murió mi papá, después de que estuvimos batallando todo julio y agosto”.

Elizabeth La Negra Vernaci se tomó unos minutos de su programa en Pop Radio para hablar de la difícil situación que vivió en los últimos meses sobre la salud de su padre, que había estado internado por otra afección y falleció de coronavirus. Según el relato de la conductora, el hombre tenía enfermedades preexistentes, pero no logró salir adelante cuando dio positivo y debió ser ingresado nuevamente al instituto médico.

“Hace muchos años que ya estaba enfermo, era una situación esperable, pero nunca pensé que lo iba a tener que afrontar en un contexto difícil, solitario, cruel y doloroso como este”, comenzó Vernaci el día en que su padre hubiera cumplido años. “Fuimos pasando distintas circunstancias, salió de la internación de julio, fue a su casa a reponerse de una enfermedad que ya estaba mal. El final era anunciado”.

Luego contó que cuando su padre recibió el alta médica, pero el coronavirus “entró a la casa”. “No con él, pero infectó a todos los que estaban al alrededor”, dijo sobre “el séquito de enfermeras” que lo cuidaban. El 5 de agosto, después de que una de las empleadas presentara síntomas, lo debieron internar una vez más. Dio positivo de COVID-19. Y esa fue la última vez que Elizabeth vio a su padre con vida.

La conductora compartió una foto de su infancia junto a su padre

“Solo nos comunicábamos por teléfono”, detalló y contó que la familia analizó llamar a un cura -”él era muy del opus dei, un poco de rito le iba a venir bien”- para que también los contuviera a ellos en medio de la situación que estaban viviendo al no poder visitarlo.

Con el correr de los días, “lamentablemente fue decayendo”. “Cuando ya pensábamos que ya se iba a morir dijimos ‘bueno que vaya un cura’. Conseguimos dar con uno, Agustín, y luego vimos que se empezó a recuperar. ‘Ves, el cura le hizo bien, hay que creer o reventar’, decíamos. Y nos plantearon que si se ponía bien, lo sacaban de la terapia intensiva para que pueda ir a su casa y pasar ahí lo que le quedara”, relató la conductora. “No alcanzó, lamentablemente”.

La Negra contó que al notar que su padre no evolucionaba de manera favorable se fue “preparando para el final”. Pero en aquel entonces, la Legislatura porteña no se había aprobado el protocolo para despedir a pacientes críticos con coronavirus. “Fue desesperante”, manifestó y recordó que el cura obtuvo un permiso y la conductora grabó un saludo desde su celular. “Lo escuchó y reaccionó habiendo estado 20 días en una nebulosa. ‘Abrió los ojos, me miró, se emocionó’ -le dijo el párroco- Algo de él se despertó con mi voz”.

La conductora compartió fotos de sus padres en las redes sociales  (Fotos: @negropolisok) La conductora compartió fotos de sus padres en las redes sociales (Fotos: @negropolisok)

Con la voz quebrada, Vernaci contó que dos días después los médicos la llamaron para comunicarle que había fallecido. Cuando consultó cuáles eran los pasos que debía seguir, le indicaron que debía iniciar los trámites para una cremación. Y ahí comenzaron las primeras dudas en medio de tanta angustia. “¿Cómo que lo tengo que cremar?, porque no lo vi más, no le di un beso, no estuve con él y voy a llegar con una urna, era muy inhumano”, cuestionó, y, luego de una serie de averiguaciones, supo que no tenía “ninguna obligación”.

Luego agradeció el trato que recibió por parte de los médicos que la apoyaron durante la internación de su padre y advirtió: “Estamos en medio de una situación que ya no se saben todos los protocolos y te dicen cosas crueles. No pude hacer nada ¿y querían que me lo llevara a cremarlo y que lo pase a buscar a los dos días? Inhumano”.

VER TAMBIÉN Las lágrimas de Agustín Sierra en el “Cantando 2020″ al hablar de la muerte de su padre y su abuelo durante la cuarentena

“Fui a verlo y estaba detrás de un vidrio. No me podía acercar. Es muy feo despedirse de alguien que amás de esa forma. No hay nada que lo compare. En ese momento te das cuenta que no hay justificativo para ir a buscar el virus. Cuando estás solo con la persona que más querés del otro lado, que no la podés tocar ni nada, más que ver como se murió en soledad absoluta, sin nadie que le dijera ‘te quiero’ al lado, en ese momento te replanteas si vale la pena tanta salida, todo”, consideró.

“No hace falta mirar para el mismo lado para sentirse juntos”, escribió la conductora en su cuenta de Twitter el último Día del Padre y compartió una emotiva foto de su infancia

“Se siente mucho la crueldad y el dolor de despedir a un familiar en el medio de esta pandemia del orto. Aunque a la mayoría no le pase, no sean egoístas. Porque a los que lo pasamos, es un desconsuelo absoluto. Estás con tu familia y no podés llorar en el hombro de nadie, no podés abrazar, no podés hacer nada y es tremendo ver cuando te dan en una bolsita la ropa de tu viejo y ves que los demás están en la misma, aunque no se haya muerto por COVID-19, es horrible”, continuó.

Por su parte, pidió conciencia social a la hora de salir a la calle. “Tomen recaudos, porque todos los que tomen son pocos. Yo le echo un poco la culpa a los medios que te complican la cabeza. Después de tanta información, capaz minimizás y creés que esta todo bien. No coman vidrio con esto, porque de verdad te morís”, enfatizó. “Por eso cuando ves que la gente sale buscando el virus te indigna por los planes que quiere hacer y si vos decís esto sos un terrorista de la sanidad, querés asustar, y todo lo contrario. Me hubiera encantado que no me pasara todo esto, pero me pasó”.

Elizabeth detalló cómo transitó la última semana, luego de la muerte de su padre: “Tuve que dormir bastante. Tenía la cabeza que no me entraba una bala más. Te duele todo el corazón, el alma, el cuerpo, la espalda”, sostuvo la conductora. “¿Era mi papá un destinado a morirse en el 2020 con COVID-19? Quizá sí, pero es tremendo que sea en este contexto que es terrible y no te lo podés borrar más”.

SEGUÍ LEYENDO

Los 55 de Charlie Sheen: éxitos, excesos y terribles acusaciones en una vida repleta de escándalos

La furiosa reacción de Ernestina Pais por el protocolo de reapertura de restaurantes

Fuerte cruce entre Moria Casán y Nacha Guevara en el “Cantando 2020”: “Gracias universo por hacerme tan buena persona, no soy traicionera”

Te Recomendamos

Para los 15 años, Marcela Zaleski recibió un regalo particular: la noticia de que no era hija de sus padres. Años más tarde, mientras buscaba a su madre biológica, un tío le habló de la hija de un estanciero y un embarazo prohibido, una versión que, hasta hace poco, Marcela creyó que era “una fábula”

Para los 15 años, Marcela Zaleski recibió un regalo particular: la noticia de que no era hija de sus padres. Años más tarde, mientras buscaba a su madre biológica, un tío le habló de la hija de un estanciero y un embarazo prohibido, una versión que, hasta hace poco, Marcela creyó que era “una fábula”

Para los 15 años, Marcela Zaleski recibió un regalo particular: la noticia de que no era hija de sus padres. Años más tarde, mientras buscaba a su madre biológica, un tío le habló de la hija de un estanciero y un embarazo prohibido, una versión que, hasta hace poco, Marcela creyó que era “una fábula”

Para los 15 años, Marcela Zaleski recibió un regalo particular: la noticia de que no era hija de sus padres. Años más tarde, mientras buscaba a su madre biológica, un tío le habló de la hija de un estanciero y un embarazo prohibido, una versión que, hasta hace poco, Marcela creyó que era “una fábula”

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí