una sólida aventura vivaz de terror con porte

0
167

Parecía que nunca iba a llegar, pero de pronto, tras un tortuoso devenir por laberintos burocráticos, decisiones de estudio, retrasos, absorciones de Fox por parte de Disney, reshoots que no llegaron y pandemias… hoy puede verse ‘Los nuevos mutantes’ (The New Mutants, 2020) en los cines de España. Dentro del mismo universo que ‘X-Men’, la película de Josh Boone es bastante independiente pese a que sus conexiones son con las mejores películas de la saga.

Los nuevos mutantes’ es una adaptación de la saga del oso demonio, escrita por Chris Claremont y dibujada por Bill Sienkiewicz (que hace aquí dibujos de los créditos), que sirve para presentar a una nueva generación de jóvenes mutantes rescatados de sus propios poderes en el momento en el que eclosionan, en la pubertad. Un grupo de cinco muchachos que despiertan en un misterioso hospital del que no podrán salir hasta que dominen sus poderes y no sean un peligro. Mientras, tienen “sesiones de control” con la seria Doctora Reyes, que controla su evolución y les educa.

Esperar demasiado de una película que transcurre en un hospital mental, con apenas seis personajes puede jugar malas pasadas, pero el tira y afloja de Disney con el estreno ha llevado los ojos a una atención quizá exagerada para un film con pocas pretensiones y escala muy limitada. Esto, para muchos, puede suponer una decepción absoluta, estando dentro de una dinámica de grandes estrenos en donde las compañías solo saben echar más millones para tratar de sorprender.

Huele a espíritu de terror adolescente

Los nuevos mutantes’ se ve perjudicada por esa ambición externa de escala y espectáculo, que no solo no tiene en su ADN, sino que, cuando aparece, rompe un poco el carácter más contenido y claustrofóbico de la pieza. La idea de partida es fantástica puesto que podría ser una versión de superhéroes de ‘Pesadilla en Elm Street 3: guerreros del sueño’ (A Nightmare in Elm Street: Dream Warriors, 1987), una gran influencia, a la que se parecería más si en realidad fuese un slasher, pero es más bien un ‘Inocencia interrumpida’ (Girl, Interrupted, 1999) imaginada por Stephen King.

Stephen King oculto: 12 adaptaciones que pasaron injustamente desapercibidas

Porque si a alguna parte puede mirarse el film de Boone es a ‘Ojos de fuego’ (Firestarter, 1984), uno de las influencias principales de ‘Stranger Things’ (2016-) y ‘Logan’ (2018), con la que esta tiene algún vínculo temático. Como si ‘El club de los 5’ (The Breakfast Club, 1985) tuviera el espíritu de tebeo de monstruos de ‘Buffy, Cazavampiros’ (Buffy, the Vampire Slayer, 1997-2003) —a la que se hacen guiños con mucha intención—, ‘Los nuevos mutantes’ se queda un poco atrás en el devorador de pantallas que es el cine de superhéroes actual.

El gran beneficiado de sus retrasos y retenciones es Shyamalan, porque, básicamente, pudo estrenar su ‘Glass’ (2019) antes, beneficiándose del efecto sorpresa de su premisa, que no es demasiado diferente a lo que vemos aquí. ¿Puede ser ese parte del motivo de alguno de los interminables retrasos que ha sufrido el estreno? No podríamos decirlo, pero en ambos films aparece Anya Taylor-Joy, quien aquí, por cierto, es la robaplanos del reparto. Su sociopática, sexy, bravucona y valiente Illyana Rasputin enamora por su entrañable y muy humana vulnerabilidad.

Anya

Y es que el corazón de ‘Los nuevos mutantes’ late en sus personajes, un grupo imperfecto de marginados llenos de heridas y trauma, que caen inmediatamente bien, con sus imperfecciones y problemas. Algo que, de nuevo fuera el factor que le molestara a Disney. Estos mutantes adolescentes sienten, temen, lloran, sufren y tocan el punto débil de la factoría del ratón con algunos toques de rebeldía que puede que tengan que ver con su sino dentro de Disney y que vamos a echar de menos en el Marvel uniforme, profiláctico y beato que viene: tacos, dardos anticlericales, héroes sexualmente activos, naturalidad a la hora de plantear las relaciones LGTBI y terror.

El largo camino de 'Los nuevos mutantes': de proyecto frustrado a potencial película superheroica de culto

Another Brick in the Wall

Pese a que ‘Los nuevos mutantes’ no es el film de terror y superhéroes que pide a gritos su estética y su textura de film de género, es el elemento que gobierna la trama, con una estructura que recuerda a una entrega suavizada de ‘IT’ (2017) con algunas influencias vistosas como el Slenderman o creaciones de Zdzisław Beksiński. Sin embargo, hay algunos momentos que aparecían en el tráiler. como esas caras en la pared, que no están en el montaje final de la película, con lo que las declaraciones de Boone de que iban a exhibir su corte quedan un poco dudosas.

Walls

No sabemos qué película pudo haber sido ‘Los nuevos mutantes’, lo que sí que puede asegurarse es que da todo lo que promete su tráiler, con alguna sorpresa pero no con mucho más, puesto que la duración es muy ajustada y alejada de los mamotretos de más de casi tres horas que se van haciendo la norma, pero la sensación que deja su final es que es como la primera entrega de una gran trilogía que ya no podremos ver. Como si lo mejor aún estuviera por llegar, hay algunas carencias, como la explosión de los poderes de algunos personajes.

Todas las películas de la saga 'X-Men' ordenadas de peor a mejor

Sin embargo, también la sensación es la de estar viendo otro tipo de película de superhéroes con algo especial, un one-shot o una novela gráfica fuera de la serie regular. Probablemente, junto con ‘Logan’ y ‘X-Men: primera generación’ (X-Men: First Class, 2011) sea la mejor película del universo mutante de Fox, pese a estar de alguna forma incompleta. No está claro que logre convertirse en el film de culto al que estaba llamado a ser, pero con la homogeneidad cada vez más mimética y puritana de los productos Disney, ‘Los nuevos mutantes’ es el último ladrillo del muro, el testamento a otra forma de ver el cine de superhéroes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí