los posibles retrasos de Warner

0
143

El parón obligatorio provocado por la cuarentena, que tuvo como consecuencia inmediata un parón en producciones y aplazamiento de fechas en los calendarios de los principales estudios, continúa siendo la principal fuentes de problemas en una probable e inmediata reactivación de la industria.

En especial, en lo referente a la apertura de cines y otras actividades relacionadas con la proyección cinematográfica. Hasta ahora, sólo el estreno de Tenet de Christopher Nolan, continúa invariable tanto en Europa como EEUU, en lo que parece ser la prueba de fuego del cine pospandémico. No obstante, la situación es cada vez más complicada y todo parece indicar, que el retorno a las salas es aún más complicado de lo que podría suponerse.

En especial, estudios como Warner Bros, intentan que su calendario tenga al menos, varios momentos estelares en los próximos meses, que incluye, además de la mencionada Tenet, a la esperadísima Wonder Woman 1984 que será uno de los estrenos del estudio para el último trimestre del año.

No obstante, la empresa matriz de Warner Bros, AT&T, dejo entrever que lo más probable es que haya retrasos de agenda, en especial ahora que Disney Plus tomó un pasó en la dirección contraria y llevó uno de sus grandes títulos a su versión streaming.

Durante la Conferencia de tecnología virtual, Internet y comunicaciones de Oppenheimer, el director financiero de AT&T, John Stephens, fue bastante directo con los efectos del coronavirus en cuanto a la distribución de su contenido y en especial, como espera a empresa a la que representa, adaptarse al nuevo ritmo de trabajo que deberá imponerse en medio de repuntes, curvas de contagio cada vez más impredecibles y en especial, la condición que es bastante probable, que haya cierre futuros de salas de cine, debido al aumento de cifras de contagiados.

Cuando se le preguntó acerca de los próximos estrenos en cine de la compañía, Stephens declaró que no estaba seguro que podría ocurrir. “No estoy seguro de a dónde irán” dijo en referencia al posible estreno de plataformas streaming de buena parte de sus grandes estrenos del año. También admitió que es bastante probable haya más retrasos en calendario, sobre todo hacia final de año.

Se trata de una decisión complicada, que sobre todo, pone en tela de juicio los cronogramas esencialmente optimistas, que auguraban posibles estrenos en masas para finales de año. No obstante, la estrategia de Disney de usar su plataforma streaming para estrenar Mulan de Niki Caro, parece haber cambiado las reglas del juego en cuanto a distribución y estreno, lo que resulta en un panorama preocupante.

Warner: espacios cerrados, curvas impredecibles y cines vacíos

Por ahora y según Variety, la mitad de las salas del cine del mundo están abiertas, aunque se trata de números engañosos que reflejan dos cosas en específico: la gran mayoría de las salas que decidieron reabrir son privadas y no pertenecen a circuitos, además de encontrarse en países con una bajísima tasa de contagios o que se han declarado fuera de la emergencia. Desde Asia, hasta buena parte de Europa, los cines han reabierto con una serie de precauciones, que incluyen desde menores funciones — en previsión a la desinfección de butacas y espacios — hasta un número significativamente más pequeño de público, para garantizar la distancia social.

Otras buenas noticias que han circulado en medios especializados, fue que AMC Theatres y Universal Pictures terminaron sus hostilidades al acordar ventanas exclusivas para cines significativamente reducidas, mientras que esta semana, lo que viene a significar que a pesar que puedan abrir algunas salas, el incremento de venta de boletos no será el suficiente como para que los estudios se arriesguen a grandes estrenos y en especial, a llevar a la pantalla sus títulos más importantes, que podrían terminar convirtiéndose en desastres de taquilla.

Hace dos semanas, la empresa de datos Gower Street demostró que el 48% de los cines responsables de la taquilla mundial estuvieron abiertos durante el pasado fin de semana. Esa cifra es superior al 41% de la semana anterior, y un salto significativo desde el 28% del 18 de julio, antes de que los cines chinos volvieran a la actividad.

No obstante, el reducido número de proyecciones, además de todas las restricciones en relación a la aceptación del público, terminaron por hacer la cifra insignificante. De hecho Gower Street calcula que la taquilla mundial tuvo un valor de $ 90 millones durante el fin de semana hasta el domingo, lo que resulta en considerable aumento pero también, en una cifra muy poco importante.

¿Estará Warner Bros dispuesta a arriesgar a Wonder Woman 1984 de Patty Jenkins en medio de una situación que podría significar un estreno mínimo con ganancias reducidas? ¿Qué demostrará Tenet en unos días al llegar a las pantallas de cine de todo el mundo, en medio de repuntes y otras situaciones más complicadas?

Tenet comenzará su lanzamiento internacional el 26 de agosto. La película llegará a los cines de EE. UU. En ciudades selectas a partir del 3 de septiembre. Sólo resta esperar el comportamiento del público y taquilla, para analizar lo que ocurrirá durante el resto del año en el mundo del entretenimiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí