así pasó de ser una destino de Hollywood a apurar en la prisión

0
178

Hace unos días comentábamos el caso de Steven Seagal, un actor que estuvo a punto de convertirse en uno de los reyes del cine de acción gracias a ‘Alerta máxima’, pero cuya carrera empezó a irse a pique justo a continuación del que fue su mayor éxito en taquilla. Hoy vamos a hacer una parada en Wesley Snipes, uno de los actores más populares de dicho género durante los años 90 que, al igual que John McTiernan, cometió un error que le llevó a pasar una larga etapa en la cárcel.

Snipes ya era un especialista en artes marciales cuando fue descubierto como actor a mediados de los años 80 y ya era un rostro conocido cuando en 1991 protagonizó ‘New Jack City’, la cinta que hizo que los productores de Hollywood empezasen a pensar en él como posible gran héroe de acción de Hollywood. De hecho, apenas un año después llegaría ‘Pasajero 57’, un éxito de taquilla -solamente en Estados Unidos triplicó en taquilla los 15 millones de dólares que costó- que disparó su carrera.

En años venideros pudimos verle en cintas como ‘Boiling Point’, ‘Salto al peligro’, ‘Asalto al tren del dinero’, ‘Asesinato en la Casa Blanca’ o ‘U.S. Marshals’, sin olvidarnos de su inolvidable villano en ‘Demolition Man’. Ninguna de ellas fue un auténtico bombazo en taquilla, pero al menos había sabido ir alternando con otros proyectos para no quedarse encasillado en ese tipo de papel y en 1998 se adelantó a la fiebre por el cine de superhéroes con ‘Blade’.

Salvado temporalmente por ‘Blade’

Blade

El éxito de ‘Blade’ fue decisivo para que Marvel superara un tremendo bache que llevó a dicha compañía al límite y, de paso, ayudó a mantener la relevancia en Hollywood de Snipes durante unos cuantos años más. Y es que el sonado fracaso de ‘El arte de la guerra’ en el año 2000 podría haber relegado por completo su carrera posterior a estrenos directos a dvd/blu-ray, pero Snipes recuperó al personaje creado por Marv Wolfman y Gene Colan en 1973.

Con ‘Blade 2’, Snipes logró superar el éxito de su predecesora y el fichaje de Guillermo del Toro para dirigirla se reveló como un acierto al potenciar su lado más terrorífico sin dejar atrás lo que había funcionado en la primera entrega. Sin embargo, ya entonces se empezó a hablar de que su comportamiento en el rodaje no era precisamente el mejor, algo que confirmó recientemente Santiago Segura, que tenía un pequeño papel en la película, al comentar lo maltratado que se sintió por él durante las grabaciones.

Lo curioso del tema es que ni siquiera la buena acogida de ‘Blade 2’ consiguió relanzar la carrera de Snipes y un año después volvía a pinchar en taquilla con ‘Invicto’, por lo que nadie pudo culparle cuando volvió una vez a recuperar al peculiar superhéroe de Marvel una vez más. Sin embargo, ‘Blade: Trinity’ acabaría siendo el principio del fin para él.

Blade Trinity

Mucho de hablado de los problemas durante el rodaje de ‘Blade: Trinity’. Por ejemplo, Patton Oswalt le acusó de estar completamente loco, fumar marihuana todo el día, solamente abandonar su tráiler para rodar sus primeros planos, quedando el resto en manos de su doble, e incluso de intentar estrangular a David S. Goyer, director de la película. De hecho, su relación con el equipo fue tan mala que en una escena llegó a negarse a abrir los ojos mientras grababan, por lo que hubo que retocarlo digitalmente.

El actor negó la mayoría de acusaciones -sí dio validez a una que decía que acabó comunicándose con Goyer a través de notas firmadas con el nombre de Blade-, pero que hubo problemas con la realización de ‘Blade: Trinity’ es innegable. Él mismo también lo cree, pues llegó a demandar a la productora New Line por 5 millones de dólares, acusando a la productora incumplir el contrato que les unía y de no haberle pagado todo su sueldo.

Las 29 mejores películas de superhéroes de la década (2010-2019)

En dicha demanda también acusaba a la compañía de haber descuidado la película en beneficio de convertirla en una especie de plataforma de lanzamiento para spin-offs protagonizados por Ryan Reynolds y Jessica Biel que nunca llegaron a hacerse. Las terribles críticas y el decepcionante recorrido en taquilla de la película ayudaron a ello, pero también a dejar claro que Snipes ya no era un actor importante en Hollywood.

Los problemas con Hacienda, paso incluido por la cárcel

Demolition Man

La demanda contra New Line se solucionó con un acuerdo extrajudicial, pero Snipes tardaría muy poco en tener que ir al juzgado, en esta ocasión como acusado. Fue en octubre de 2005 cuando Snipes fue acusado entre otros cargos, de evadir impuestos por valor de varios millones de dólares. El actor fue condenado en 2008 a pasar tres años en la cárcel, sentencia confirmada dos años después.

Snipes entró en en una cárcel federal de Pensilvania el 9 de diciembre de 2010, lugar que no abandonó hasta el 2 de abril de 2013, completando su condenada en arresto domiciliario el 19 de julio de ese mismo año. Eso sí, ahí no acabaron sus problemas con la Hacienda norteamericana, señalando que el actor le debía cerca de 20 millones de dólares en impuestos. ¿La respuesta de Snipes? Presentar una demanda por lo que consideraba que estaba recibiendo un trato injusto.

La batalla legal contra la IRS se complicó hasta el punto de que le acabaron reclamando 23,5 millones de dólares. Snipes se ofreció a pagar 842.061 dólares para zanjar las cosas y la respuesta fue negativa. Su primer paso por la corte en 2016 se puede resumir en un combate nulo, ya que no se rechazaron las peticiones de ambas partes, por lo que la IRS pasó una nueva oferta a Snipes, por 9,5 millones de dólares se olvidaban del tema, pero el actor insistió en su oferta inicial que no llegaba ni a un millón. No hubo acuerdo.

Carcel

El caso siguió adelante y todos los argumentos de Snipes, entre ellos alegar que pasaba por dificultades económicas, fueron rechazados. En noviembre de 2018 se dictó sentencia en contra del actor y por el momento no hay detalles sobre una posible apelación y tampoco sobre si llegó a pagar la cantidad adeudada.

Sin embargo, los problemas con IRS no han impedido que el actor reactive su carrera tras salir de la cárcel. ‘Los mercenarios 3’ estaba llamado a ser su regreso por la puerta grande pero la película, pero su taquilla estuvo muy por debajo de lo esperado, sobre todo en Estados Unidos. Tampoco tuvo mucha suerte en su salto a televisión con ‘The Player’, ya que la serie fue cancelada tras apenas nueve episodios.

La situación actual de Snipes

Doelmite Wesley Snipes

Todo eso no le impidió seguir trabajando´-incluso volvió a colaborar con Spike Lee, cineasta con el que ya había trabajado en ‘Fiebre salvaje’, en ‘Chi-Raq’-, pero no fue hasta 2019 cuando realmente consiguió llamar la atención del público por su divertido papel secundario en ‘Yo soy Dolemite’. Eso tampoco pasó desapercibido para Eddie Murphy, quien ha querido volver a contar con él para la tardía secuela de ‘El príncipe de Zamunda’.

Seguramente nunca vuelva a ser un actor tan popular como durante parte de los años 90, pero Snipes al menos ha vuelto a encontrar un hueco en Hollywood -y por el camino hasta tuvo tiempo de escribir un libro junto a Ray Norman-. Ahora solamente falta que sus problemas con IRS no acaben siendo tan graves que le lleven de nuevo a la cárcel…

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí