Netflix reinventa el mito del rey Arturo

0
219

Reinventar lo que ya conocemos es una estrategia casi tan antigua como el propio ciclo artúrico. El rey de reyes que gobernó Britania junto a Excálibur y sus caballeros de la mesa redonda. Sin embargo, ahora Netflix ha reinventado esta historia en su nueva serie, Maldita (Cursed), y la protagonista es una mujer. Aunque no todo el mérito es de la plataforma de streaming sino que está basado en la obra homónima escrita por Thomas Wheeler e ilustrada por Frank Miller.

Las cicatrices de Nimue y sus poderes hacen que su pueblo la considere maldita

A lo largo de diez capítulos de una hora, Maldita cuenta la historia de Nimue, interpretada por Katherine Langford (13 reasons why o Knives Out). Nimue es una joven Fey a la que su pueblo, los Celestes e, incluso su padre, consideran maldita. Esto se debe a sus extraños poderes, que son diferentes incluso dentro de los druidas que se esconden en los bosques. Las marcas de su espalda hacen a esta joven desear alejarse y vivir en algún sitio en el que no la juzguen por eso. Pero no lo tendrá nada fácil.

NETFLIX

Este personaje en el ciclo artúrico termina convirtiéndose en la Dama del Lago. Esta Nimue, al igual que en las leyendas, no es solo un personaje ya de por sí mágico con una relación muy cercana a Merlín. Además, se ve a lo largo de la serie que está llena de matices; no es mala, pero tampoco buena del todo. A pesar de que lucha por una buena causa, como ella misma comenta, comete crímenes. Ese hecho le hace dudar de ella misma, de si es un monstruo… Esta profundidad hace al personaje aún más interesante.

¿Qué pasaría si la espada de poder elige a una reina? De esta premisa parte ‘Maldita’

Los Fey, el pueblo de Nimue, es perseguido por los Paladines Rojos. Por lo que ella tiene que hacer lo imposible por sobrevivir. Pero antes de dejar atrás su antigua vida, su madre, Leonor, le pide que entregue una espada a Merlín. Esas son todas sus indicaciones, pero a lo largo de la serie sabremos que esa espada elegirá al rey de reyes de Britania y que tiene un gran poder. Aunque se llama Colmillo del Diablo, terminará siendo la legendaria Excálibur.

Los Fey en MalditaNetflix

Esta reinvención se pregunta qué pasaría si, en realidad, la espada de poder elige a una reina. Pero, a cambio de ser reina, Nimue tendrá que renunciar a muchas cosas. Y, sobre todo, ¿podrá controlar el poder de llevar la espada o terminará consumiéndose?

El gran enemigo de los Fey es el Monje Llorón, interpretado por Daniel Sharman. Él les da caza sin descanso por orden de los fervorosos religiosos que forman los Paladines Rojos. La religión y las creencias paganas se entremezclan en esta historia para hablar de temas que, incluso hoy, siguen vigentes. Como puede ser el extremismo religioso y la necesidad de respetar a los que son diferentes.

Hay que destacar que, desde el principio, se trata de una serie con cierto grado de violencia. Se derrama sangre desde el primer capítulo y se recrean en ello. La sangre es la forma que tiene la serie de hablar sobre la guerra y el sinsentido de perder vidas. Relacionado con la sangre y las vísceras, en el sexto capítulo hay una escena en la que los más aprehensivos pueden necesitar apartar los ojos, avisados quedáis.

Reinvención de los personajes en ‘Maldita’

No solo se ha reinventado la ficción relacionada con estos mitos. También los personajes más queridos, como Arturo o Merlín, son en Maldita muy diferentes a los que conocemos. Por el momento no sabemos si terminarán siendo los personajes que conocemos, pero sí que no terminan siendo los mismos que al empezar esta historia. Se ve una clara evolución.

En Merlín, El encantador disponible en Disney Plus, vemos a un mago encantador, afable, el abuelo mágico que todo niño quisiera tener. Sin embargo, en Maldita su personaje es mucho más oscuro. Está interpretado por Gustaf Skarsgård (Floki en Vikings) y es un mago que reniega de su gente, los Fey. Es un borracho y, además, perdió su magia. Aunque intenta ocultar a todo el mundo por qué ya no puede hacer magia, en la serie averiguaremos lo que sucedió para que se quedara sin ella.

En Maldita, Merlín solo tiene un objetivo: su propio bienestar. Sin embargo, una revelación hará que hacia la mitad de la temporada sus prioridades cambien, lo que puede suponer, también, un destino diferente para los Fey.

NETFLIX

Arturo, interpretado por Devon Terrell, es un personaje que ya lleva una polémica tras él. Cuando se anunció quién iba a interpretarlo, las redes sociales se llenaron de críticas porque el actor es negro. En este caso, Arturo es un personaje secundario que es un mercenario que traicionará a Nimue a pesar de que, claramente, tienen una relación que irá a más durante la serie.

Durante la historia también conoceremos a Igraine, la hermana de Arturo, que fue llevada a un monasterio para que se convirtiera en monja. La actriz Shalom Brune-Franklin interpreta a este personaje que, contra todo pronóstico, tiene una relación homosexual con otra de las monjas. Esta relación marcará a su personaje y le hará tomar decisiones que, quizás, no sean las más correctas. Es otro personaje lleno de matices que se disfrutan, aunque una deseara que Netflix se olvidara, por una vez, del típico bury yuor gays en la ficción.

Entre los personajes secundarios, además de la interpretación de Brune-Franklin como Igraine, también destaca Sebastian Armesto. Este actor, que ha participado en otras producciones como Piratas del Caribe: en mareas misteriosas o Maria Antonieta, interpreta a Uther Pendragón. El rey Uther es, sin duda, un personaje bastante interesante, sobre todo hacia el final de la serie.

Nimue y Arturo en MalditaNetflix

Hay que estar muy atento a los personajes secundarios que van saliendo a lo largo de la serie para saber en qué persona relacionada con la leyenda artúrica terminarán convirtiéndose. Sabemos ya que Nimue es la Dama del Lago y que Arturo, a pesar de ser en esta historia un mercenario, terminará convertido en rey (o no). Pero, ¿y Ginebra, Lancelot o Morgana? ¿Y el resto de caballeros de Arturo? A lo largo de la serie, si uno tiene buen ojo (y está atento), irá descubriendo qué papeles están destinados a cumplir el resto de personajes.

En definitiva, esta serie no solo hace una reinvención en el mito artúrico al poner como protagonista a una mujer. Sino que, además, es una historia llena de diversidad racial y sexual, como cada vez más series de Netflix. Es más, a pesar de coger de marco de referencia una época mucho más anterior a la nuestra, trata temas muy actuales como el extremismo religioso o las guerras sin sentido.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí