David Rees, el intérprete castellano que hizo de su ukelele un éxito vírico

0
214

David Rees

“Si ahora no podemos hacer música en los escenarios entonces habrá que hacerla de otra forma. Mi plan es no dejar de hacer música”, promete David Rees, con su voz dulce y su decir firme. Cuando hace unos años su canal de YouTube se empezó a llenar de suscriptores y su canción “De ellos aprendí” se convirtió en un viral que se sabían de memoria miles y miles de chicas y chicos en todo el mundo, este jovencito rubio nacido en Málaga hace 25 años olfateaba que estaba por pasar algo grande. Como ahora, él solamente quería hacer música. Y la hizo.

Hijo de ingleses, David siempre fue musical y bilingüe. Fanático de Taylor Swift, Mika, Ed Sheeran y Coldplay, fue armando su propio camino con composiciones inspiradas en melodías que escuchaba, pero siempre con su gran marca personal. Primero con covers, después con temas originales, David -que tocaba la flauta traversa desde chico- empezó a ponerle ukelele y piano a sus letras, de un modo autodidacta.

Después de recorrer durante algunos años el camino de la independencia y la promoción de clic en clic de las plataformas digitales, finalmente Warner lo fichó y lo acompañó a grabar su primer disco. En una industria plagada de trap, reggaetón, letras explícitas y sensualidad exagerada, David ingresa al negocio con toda su candidez a cuestas. Rees propone un repertorio de canciones que son como diarios íntimos escritos en un pizarrón, acompañadas de diferentes ritmos con los que juega para no aburrirse.

No habrá tour, ni presentaciones en vivo por ahora -la pandemia del coronavirus sigue al acecho- pero David, angelado como es, solo quiere seguir cantando: “Acaba de salir Amarillo, pero no quiero dejar de hacer canciones, si este año la gira tuvo que esperar, pues vamos a sacar muchas canciones para tocarlas todas juntas, el año que viene, en los escenarios. Nos ha cambiado un poco el plan, pero hay que mirar otras maneras de entretenerse”.

“De ellos aprendí” – David Rees (Infobae)

—Tu estado en whatsapp dice “Es curioso que a veces las señales de peligro se disfrazan de mariposas”, ¿seguiste muchas mariposas sin saber que había un peligro detrás?

—Sí, sí, cien por cien. Es una frase que no es mía, es de una canción, pero la he puesto porque me he sentido muy identificado. Yo creo que a lo mejor mi mayor equivocación ha sido darle más tiempo a alguien que no se lo merecía o a alguna cosa a la que no le tendría que haber puesto ese tiempo. Yo creo que en general tenemos que evitar todo comportamiento tóxico, pero a veces, en el momento, no somos conscientes. Hay canciones mías de hace tres o cuatro años que ahora echo la vista atrás y pienso “esta canción describe un momento bastante tóxico”, pero en ese momento no lo identificaba. La experiencia te puede decir qué es algo tóxico y qué no lo es, de todos modos, nunca terminamos de aprender.

—Tus canciones suelen ser muy luminosas y sinceras, ¿hay un objetivo claro de tu parte, de querer combatir lo tóxico?

—Yo creo que me sale porque tampoco es que yo vaya buscando un remedio contra lo tóxico porque creo que no existe. Sí que me identifico con lo que has dicho que mis canciones intentan transmitir mucha luz.

—Además de músico, sos psicólogo, ¿por qué decidiste estudiar Psicología?

—Sinceramente empecé la carrera por descarte, porque no sabía qué quería hacer con mi vida y era algo que me llamaba mucho la atención. Comencé y la terminé porque me apasionó desde que empecé a estudiarla y encontré mucha luz en la carrera. Llegué hasta terminar el grado, soy psicólogo, lo único que no tengo es el máster.

—¿Encontraste respuestas para tu vida estudiando Psicología?

—Cuando estudias Psicología inconscientemente aprendes sobre las personas, sobre cómo piensan, cómo se comportan, entonces hay cosas que en el día a día tú lo ves.

David Rees (@davidrees)David Rees

—¿Qué es el color amarillo para vos, además del nombre de tu disco?

—Representa la luz de la que venimos hablando, para mí es muy importante el símbolo del girasol y va unido con lo amarillo. El girasol representa a aquel que siempre busca la luz, el que sabe buscar ayuda, entonces para mí el amarillo representa esa filosofía de vida. Para mí, la luz tiene que estar presente.

—Sos malagueño, pero de familia británica, ¿qué traés en tu ADN de una cultura y la otra?

—Desde un principio fue extraño crecer en una cultura que no es la de mi casa porque mis padres son británicos, entonces su forma de ser y de comportarse es muy británica. Yo creo que mi forma de ser es más británica, pero sí también tengo un poco lo mejor de los dos mundos… Como español tengo eso de ser muy abierto, muy extrovertido, me encantan las redes sociales. Es una suerte haber crecido con más de una cultura porque me ha hecho tener más posibilidades.

—Bueno, te presentás como David Rees y lo pronunciás en castellano con “e”. Si fuera por fonética inglesa, dirías “Ris”.

—Una cosa muy curiosa que mis padres hicieron conmigo y con mi hermana es que nos pusieron nombres bilingües totalmente, querían nombres que pudieran decir mis abuelos allí, pero también pudieran decir mis amigos de aquí. Por eso yo me llamo David Benjamín, entonces es como algo cien por cien convertible, traducible, igual mi hermana que se llama Laura. Para mí tenía sentido que la gente que leyera David, leyera “Res” como se lee aquí. Porque para eso el nombre completo en español o en inglés.

—¿Cómo recordás tu primer show con público?

—Hay que decir que yo llevaba tocando la flauta travesera durante mucho tiempo frente al público desde pequeño, y ahí si te digo que no recuerdo esa primera vez con el coro. Pero sí me acuerdo la primera vez que me subí a un escenario yo solo a cantar con mi guitarra una canción mía. Al principio fue con miedo, porque cuelgas carteles de tu cara por toda la ciudad y dices “¿quién va a venir a verme?”. Pero al final vino mucha gente y fue un momento en el que me sentí muy arropado, fue muy bonito. Fue en Salamanca, donde yo estaba estudiando Psicología, así que todos mis amigos de la carrera, de la residencia, estaban todos ahí.

David Rees (@davidrees)David Rees

—¿Con qué canción sabías que ibas a conquistar a todos durante ese show?

—Justo en la semana anterior a ese concierto yo había sacado una canción que se llamaba “La ciudad eterna”, que es una canción dedicada a la ciudad. Y hubo un momento muy emocionante en ese concierto porque una chica sacó un cartel con frases de esa canción, así que fue un antes y un después de esa canción como hit en ese concierto.

—”Con ellos aprendí” parecía una canción de Disney cuando salió, ¿tuviste repercusiones de parte de la compañía del ratón?

—Alguna, pero no directa. Sí que me comentaron cosas, pero no hubo un contacto directo porque, aunque es cierto que el 99 por ciento de las películas que menciona la canción son de Disney, no son todas de Disney. Por ese motivo yo tampoco la llevé nunca como bandera como “la canción de Disney”.

—En “Todos mis amigos” terminás en pijamas en medio de una fiesta a la que parece que has llegado tarde, ¿te sentiste alguna vez así?

—Sí con respecto a eso de decir que no a una fiesta, que todo el mundo esté de fiesta y esa presión de que todo el mundo ha salido y tú no. Sí me he sentido así, hay días en los que me apetece simplemente quedarme en casa, tener mi película, mis cereales y ya está.

—Tu estilo se escapa a todo lo que “funciona” en términos comerciales, en la industria discográfica, y sin embargo sos un éxito en ventas y reproducciones, ¿por qué creés que pasa eso?

—Yo he defendido en lo que yo creo, he defendido lo que a mí me gusta y en mi música se ha visto mucha sinceridad y que es realmente lo que yo quiero hacer y creo que eso es lo más importante de todo. No es hacer un estilo o hacer otro. Si otro estilo está de moda, fantástico, pero con lo que yo me identifico es esto, y la gente ha visto que es lo que quiero hacer. Creo que lo que funciona al fin y al cabo es la transparencia y hacer lo que realmente quieres.

Taxi de David Rees feat. LÚA (Infobae)

—En “Taxi” sube un poco la temperatura, ¿lograste hacer un tema más bailable gracias a la producción que tuvo tu disco? Ya más lejos del ukelele…

—Yo quería experimentar con cosas pop porque al final lo que más me gusta es el pop, pero sí sentía que el ukelele tenía que ser un elemento central en este disco. En todas las canciones hay ukelele, esté más o menos presente. Quise explorar muchos estilos distintos y “Taxi” es la canción pop por excelencia. Es pop puro y duro. Me apetecía mucho experimentar con eso y gracias a la discográfica he podido porque he trabajado con un productor maravilloso que es Dan Hammond y como hicimos esa, también hicimos “Todos mis amigos” que es una canción festivalera, algo que no había hecho antes.

—En “50 cosas sobre mí” hablás de todo, ¿hay algún tema del que jamás hablarías o que te guardarías para vos?

—Creo que conflictos que incluyen a otras personas son cosas que yo no querría hacer públicas nunca. Yo creo que es lo que más me guardaría. Lo demás no, siempre que sea positivo, que tenga luz, porque si son comportamientos tóxicos, no. Tampoco problemas míos en los que estoy trabajando, temas en los que necesito mejorar, no lo suelo compartir mucho porque creo que debería mejorarlo antes de compartirlo.

“Cantando 50 cosas sobre mí”, David Rees (Infobae)

SEGUÍ LEYENDO

Tiene 13 años, las uñas de Rosalía y la fama de Bud Bunny: VF7, la princesa urbana

J Balvin, el músico que mediante la meditación logró unir los colores y el reggaetón

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí