“Matrix Reloaded y Matrix Revolutions fueron un báratro” según Bill Pope

0
120

Mientras el mundo celebraba la noticia de la confirmación de Matrix 4, con Lana Wachowski como directora, y el regreso de Keanu Reeves y Carrie-Anne Moss como actores, una de las mentes creativas de las primeras tres entregas decidió pasar la oportunidad.

Bill Pope, director de fotografía de The Matrix, repitió en Matrix Reloaded y Matrix Revolutions, pero todas las cosas buenas de la primera parece que brillaron por su ausencia en la segunda y la tercera película.

Lo ha explicado en una entrevista en el podcast de Roger Deakins, conocido director de fotografía británico. “Las secuelas de Matrix me hicieron explotar la cabeza, pero también mi alma”.

Todo lo que fue bueno de la primera película fue malo en las dos siguientes. No éramos libres, todo el mundo posaba su mirada sobre el equipo de producción y cada una de sus acciones. Hubo muchísima presión. El resultado no terminó de gustarme, sentí que debimos tomar otra dirección. Hubo mucha fricción y muchos problemas personales, y para ser honesto, se notó en el resultado final. No fue mi mejor momento, no fue el mejor momento de todo el equipo.

Las Wachowski habían leído este libro de Stanley Kubrick que explicaba que los actores no hacen actuaciones naturales hasta que los agotas por completo, así que… ¡hagamos noventa tomas! Quiero desenterrar a Kubrick y matarlo.

Bill Pope explica en la entrevista que las directoras adoptaron una mentalidad de “graba muchas más tomas de la misma escena” durante la producción de Matrix Reloaded y Matrix Revolutions que se convirtió en una tortura.

Según él, tuvo que revisar hasta noventa tomas de lo mismo, “muchas veces y de muchas cosas”. Asegura que compartió su creencia que el proceso no aportaba nada y que la grabación de Reloaded y Revolutions como si fuese una sola película lo hizo un proceso que dejó mucho más exhausto a todos.

Hay algo que no encaja en hacer una filmación tan larga. 276 días de grabaciones te hace explotar la cabeza, pero también el alma. Si piensas en El Hobbit donde grabaron tres películas seguidas que son entumecedoras . En los libros no lo sientes porque lees a tu propio ritmo, pero las películas fueron demasiado largas. Hay un límite en lo que puedes asimilar en una sola sentada.

Aún así siente un respeto profundo por las dos películas. Recientemente hizo un transfer a 4K para sus archivos personales y terminó escribiendo a las directoras, a Reeves y Moss, asegurando que el trabajo es bueno y que deberían sentirse orgullosos de lo conseguido.

Pope no estará en Matrix 4, tal vez porque no quiere repetir viejas batallas que dejaron más heridas de las deseadas. Tal vez porque simplemente tiene otros proyectos en los que ya se había embarcado. Participará como director de fotografía en una de las nuevas películas del Universo Cinematográfico de Marvel: Shang-Chi y la leyenda de los diez anillos.

¿Quién tomará su lugar? John Toll, quien también ha trabajado con las Wachowski en dos de sus producciones cinematográficas: Jupiter Ascending y Cloud Atlas.

Matrix 4 se estrenará el 1 de abril de 2022.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí