Baby Yoda de The Mandalorian es asimismo un prodigio técnico

0
191

Sin duda, Baby Yoda es adorable y todos los fans de Star Wars recibieron su llegada con alegría y como la confirmación más evidente de que todavía queda mucho que explorar en una galaxia muy, muy lejana, disponible en Disney Plus.

La pequeña criatura se convirtió de inmediato en centro de interés de la trama, que incluso, ya tiene su propia mitología: desde el apoyo de Werner Herzog — cuyo entusiasmo por el títere y su manera de recrearle fueron más que suficiente para hacer famoso al personaje — , así como la forma en que se lleva a la vida al pequeño compañero de Mando y la compleja tecnología detrás de su adorable apariencia.

En realidad, Baby Yoda es un cúmulo de buenas decisiones que comenzaron justo por cambiar de opinión sensible: el plan original al momento de incluir el personaje, es que buena parte de su existencia se la debería directamente al CG. Lo cual suponía que se utilizaría la animación digital en cada momento que fuera posible.

De hecho, la decisión se mantuvo hasta que el creador Jon Favreau y el resto del equipo de producción comprobaron la diferencia entre un objeto animado que habría que sustituir por un muñeco inanimado para ayudar a los actores y un títere realista. “Inicialmente, el títere iba a estar en un papel secundario, y se iba ser un personaje CG”, dijo John Rosengrant, cofundador y supervisor de efectos especiales en Legacy Effects (responsables de los efectos en Zathura, Iron Man, Iron Man 2 y Cowboys & Aliens de Favreau). “Hicimos una prueba de concepto tres semanas antes de comenzar a filmar, e incluso una vez que comenzamos a hacerlo, no sé si estábamos convencidos de que el títere haría tanto como lo hizo”, detalló el experto. “Pero, en el set, hubo un momento en que fue claro de lo que era capaz la tecnología que sostenía al títere y se unió de manera orgánica a la digital. Se mezcló perfectamente el CG [de Industrial Light & Magic] con la marioneta”.

Por supuesto, para un proceso semejante, hubo que tomar decisiones más o menos complicadas, que podían afectar algunas de las escenas principales del programa — y que incluyen a Baby Yoda — por lo que no se trató de una solución sencilla. Llevó algunas semanas encontrar el punto óptimo de funcionamiento tanto del títere físico que permitiría a los actores interactuar con la criatura, hasta la necesidad de crear una tecnología que hiciera por completo creíbles sus movimientos y expresiones faciales. “Jon ( Favreau) realmente quiere asegurarse de que el público se deje engañar y no sepa qué técnica están viendo”, agregó el animador de efectos visuales de ILM, Hal Hickel. Para el director y el equipo de producción, era de considerable importancia que no sólo la combinación de ambas técnicas fuera verosímil, sino también, tuviera un aspecto natural en pantalla.

“Normalmente, descubrimos cosas en el set que obligan a hacer más tomas digitales. Aquí, fue todo lo contrario y fue divertido para todos, especialmente para la gente de The Legacy. Realmente encontramos la magia trabajando en el set, y eso se convirtió en la verdad fundamental para el personaje. Tomamos nuestras señales (para la digitalización de la marioneta. Nuestro trabajo consistía en asegurarnos de que en cualquier momento que no pudiera utilizarse un títere, la gente todavía pensara que era se trataba de uno [caminando, gateando, usando La Fuerza, comiendo o escupiendo ranas]”.

Un pequeño visitante

Disney Plus

Se trató de un trabajo arduo: el títere de Baby Yoda era una compleja mezcla de trabajo artesanal que incluyó crear su rostro pintado a mano, la piel traslúcida con una combinación de varios tipos de silicona, cabello perforado sobre el cráneo y confeccionar para cada grabación, el pequeño traje desgastado y envejecido que llevó. Hubo largas pruebas para lograr el color correcto de la piel y en especial, lugares corporales complicadas con las orejas y las manos, cuya patrón cromático debía cambiar para beneficiar además, la necesidad de ocultar los sensores de movimiento.

El títere está controlado por varillas y un conjunto de sistemas eléctricos que permiten las diferentes expresiones faciales: la maravilla, la curiosidad, el miedo, la inocencia que refleja el rostro de Baby Yoda es una combinación complicada de circuitos y el uso de varillas interiores, que permitía movimientos específicos bajo la piel y que debía verse lo suficientemente realista como para complacer a Favreau.

Además, el director tenía ideas muy específicas de lo que deseaba lograr de la relación entre Mando y Baby Yoda, por lo que insistió se descartara cualquier expresión de ternura — aunque no de fragilidad y vulnerabilidad — que hiciera la relación entre ambos personajes más parecida a la que mantenían los de la película ’73, Luna de papel de Peter Bogdanovich, que a un vínculo paternal.

Un prodigio técnico

Baby Yoda

Rosengrant dijo a IndieWire que su momento favorito entre Baby Yoda y Mando es cuando el pequeño no puede dejar de presionar los botones y jugar con la pelota de control en la nave de Mando. Detrás de cámara, se trató de un esfuerzo extraordinario por lograr una toma creíble que pareciera por completo accidental “Por la forma en que se incluyó en la historia, estaba empezando a ir más allá del alcance de lo que el títere podía hacer” insistió el experto, al describir la forma en que el títere de Baby Yoda podía ser más que una mera presencia en set y en especial, la forma como era capaz de interactuar más allá de la acción principal. La escena fue clave para decidir el uso de varias tecnologías que le brindaran un aspecto más realista y sobre todo, más independiente de lo que Mando podía o no hacer.

De modo que se autorizó el uso de tres o cuatro titiriteros (incluido Rosengrant) y las participaciones de Baby Yoda en la serie, se convirtió de aprendizaje para lograr el ritmo de expresión con parpadeos, gestos con las manos, lenguaje corporal, posicionamiento de la cabeza y orejas alegres “Aprendimos cuál era su sonrisa y como expresar el miedo que había en él”, dijo Rosengrant.

El éxito fue instantáneo, tanto para el equipo técnico como el elenco. En especial, Werner Herzog, que quedó cautivado con el movimiento físico del personaje y criticó cualquier intento por volver a la animación CGI. “Puedo decirte que Werner realmente le dio brillo, y le gustó reaccionar y tenerlo allí”, dijo Rosengrant. “Y sé que hubo una escena en la que estábamos fuera de cámara y simplemente, el títere estaba apagado” cuenta el experto “Y Werner esperaba que él se moviera y hiciera sus cosas. Y se preocupó mucho y dijo: creo que es muerte cerebral, creo que murió. Y todos se echaron a reír. Di un salto y dije: No, no, simplemente lo apagamos y lo volví a encender”.

Claro está, el éxito del personaje dependía de la capacidad de los animadores para emular la marioneta en CG algo que el antiguo trabajo de Frank Oz con Yoda, permitió entender con mucha facilidad. “Aprendimos cómo (Frank Oz) controlaba el títere desde adentro con sus manos, por qué la cara se movía de la manera en que lo hacía, cómo las orejas tenían una vibración gomosa, y eso también ayudó aquí”, explicó. “Observamos los mecanismos subyacentes, y son bastante simples para el bebé porque aún no ha evolucionado. Y fue una buena lección para nuestros animadores principiantes en términos de que menos es más”.

Y el futuro, la gran incógnita

Con la segunda temporada de la serie a punto de estrenarse en Otoño, la tecnología detrás de Baby Yoda no ha hecho más que crecer al mismo ritmo que su pequeño personaje. El equipo entero trabaja para una posible segunda fase, en la que el niño favorito de todos comience a crecer:“Entramos y lo afinamos, nos aseguramos de que todos sus servicios fueran óptimos”, dijo Rosengrant. “Pero es el mismo personaje: no sabrías la diferencia”.

“El éxito de la marioneta está haciendo el trabajo pesado del personaje”, dijo Hickel para concluir el largo y arduo trabajo por crear uno de los símbolos del nuevo mundo Star Wars. “Todo lo encantador surgió de lo que Legacy construyó, y nuestro trabajo no fue estropear eso cuando [tiene que ser CGI]”. De modo, que para la segunda temporada, no sólo tendremos más de Baby Yoda, sino sin duda, mucho más un tipo de tecnología que usa lo antiguo y lo moderno de la manera más sabía e inteligente.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí