Quibi, crónica de una crimen anunciaba

0
223

Con su formato multipantallas y contenido de apenas diez minutos de duración, Quibi se convirtió en la novedad favorita de los adictos a las redes sociales, lo novedoso y las proezas tecnológicas. Pero el efecto parece haber sido tan fugaz como su breve contenido: según un informe de los expertos en tecnología Sensor Tower, el 92% de los usuarios de Quibi abandonaron el servicio una vez que caducó la versión gratuita, lo que deja al canal con cifras rojas con respecto a su futuro.

Por supuesto, se trata de un hecho sorprendente. En especial cuando Quibi se transformó en la novedad favorita de un considerable número de posibles suscriptores. Quibi se volvió tendencia en redes sociales desde el mismo día de su lanzamiento el 6 de abril de 2020 y, de hecho, buena parte de los usuarios se registraron bajo la oferta de la prueba gratuita, que prometía mostrar su extenso contenido sin costo alguno antes del 20 de abril. Y aunque su precio no es mayor que el de otros tantos canales streaming —4,99 dólares con publicidad y 7,99 dólares la versión sin anuncios— al parecer, el variado pero a menudo desigual contenido no convenció a la mayoría de los suscriptores de permanecer en la plataforma.

Según revela el informe de Sensor Tower publicado por TechCrunch apenas alrededor del 8% de los 910.000 usuarios que se inscribieron en abril de forma gratuita en Quibi, se volvieron clientes regulares y renovaron su suscripción. En números, la preocupante cifra muestra que apenas 72.000 suscriptores de Quibi después de que expiraron sus pruebas gratuitas. Lo que muestra una disminución de casi 92% de sus usuarios, así como un durísimo golpe a las proyecciones de los creadores de la app sobre el futuro de la empresa.

Una caída anunciada

Imagen: Luis del Barco.

Hagamos un poco de contexto: durante su primera semana de lanzamiento, alrededor de 9,5 millones de usuarios aceptaron la oferta de Disney Plus para disfrutar del canal sin costo alguno. De esos, solo un millón de usuarios (el 11% total) se convirtieron en suscriptores de la versión de pago.

Ahora bien, aunque los números totales de Disney Plus también parecen preocupantes, la diferencia con lo ocurrido con Quibi estriba en el tiempo de prueba: mientras que el canal streaming de la casa del ratón Mickey obsequió 7 días de suscripción sin costo, Quibi lo hizo por tres meses. De modo que la incapacidad del segundo por conservar un buen número de clientes es un reflejo directo del impacto de su programación sobre el público.

Sin éxitos, sin impacto

Hasta ahora, ha ocurrido un fenómeno recurrente en cada lanzamiento de las principales plataformas Online: cada uno de ellas tuvo un programa de éxito considerable, que de entrada les permitió posicionarse de manera cómoda entre los suscriptores. Netflix tuvo a House of Cars, Amazon Prime Video a Marvelous Mrs. Maisel y y Disney Plus a The Mandalorian, convertida no solo en una de las series más populares del año sino también, en todo un fenómeno viral. En contraste, la variada programación de Quibi parecía más una curiosidad que en realidad, un fenómeno de audiencia lo suficientemente sólido como para convertirse en una opción en un mercado reñido.

Las cifras de Sensor Tower indican que Quibi se descargó 4,5 millones de veces desde el 6 de abril. Después de esa fecha, la aplicación pasó de una prueba gratuita de tres meses a una de 14 días, en una reducción evidente de la oferta en busca de una manera de cautivar al posible suscriptor. Pero ya sea porque el extenso catálogo no logró deslumbrar a una audiencia sobresaturada de contenido online o porque Quibi no encuentra su nicho natural — se habló que sería la plataforma de los Centennials, aunque las cifras indican que no logró cautivar el mercado — , la plataforma acaba de sufrir lo que se considera un rudo golpe a sus activos y en especial a su forma de mostrar contenido.

Aplicación de Quibi en un smartphone.Imagen: Luis del Barco.

Por supuesto, los complicados números dieron que hablar. TechCrunch se comunicó con Quibi en busca de comentarios, pero la empresa prefirió hacer un comunicado público a través de The Verge en donde puede leerse: “El número de suscriptores pagados es incorrecto en un orden de magnitud. Hasta la fecha, más de 5,6 millones de personas han descargado la aplicación Quibi. Nuestra conversión de descarga a prueba está por encima de los puntos de referencia de la aplicación móvil, y estamos viendo una excelente conversión a suscriptores pagos, tanto entre nuestros registros de prueba gratuitos de 90 días a partir de abril, como nuestros registros de prueba gratuita de 14 días a partir de mayo y junio”.

Una y otra vez, el portavoz de Quibi insistió en desestimar los datos de Sensor Tower y en especial, en dejar claro que a pesar de la evidencia concreta, Quibi seguía siendo el éxito de temporada que fue durante abril y mayo del 2020.

En respuesta, un portavoz de Sensor Tower pareció al menos incrédulo con respecto a las declaraciones de Quibi y se limitó a señalar que la disparidad en las cifras podía deberse a un mero instrumento de medición: “La primera descarga de una aplicación por un solo ID de Apple o cuenta de Google. Como tal, nuestras cifras no reflejarán si la aplicación es instalada nuevamente por el mismo usuario, como después de la eliminación o en otro dispositivo”, lo que insinúa que Quibi manipula de manera sutil los datos públicos que ofrece. La plataforma no respondió al comunicado.

El artículo Quibi, crónica de una muerte anunciaba se publicó en Hipertextual.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí