Sumario y investigación de Días de futuro pasado

0
205

Ha llegado el momento de despedirnos de ‘El ministerio del tiempo’, aunque esperemos que no sea de forma definitiva. El desenlace de ‘Pretérito imperfecto’ ya adelantaba un final de temporada muy potente que ha acabado dado forma a ‘Días de futuro pasado’, un capítulo magnífico que ha abierto la puerta del futuro y al mismo tiempo cerrado la historia de varios de los protagonistas de la serie. De esta forma, podría funcionar muy bien para zanjar la serie si acaba siendo el caso.

Para poner punto y final a la cuarta temporada se ha vuelto a contar con Jorge Dorado, un veterano de la serie que que ya se había ocupado de la puesta en escena de varios episodios en las anteriores temporadas. Su regreso ha ayudado a dar al episodio aún más energía de la que ya tenía gracias tanto a su guion como al trabajo de sus actores, especialmente en el cara a cara que se produce entre Salvador y la inspectora de policía interpretada por Marta Milans.

A partir de aquí encontraréis spoilers del final de la cuarta temporada de la serie.

Un cara a cara de primera

‘Días del futuro pasado’ está construido alrededor del relato que Salvador cuenta a esa agente de la ley para explicar qué le llevó a acabar con la vida de un bebé de apenas un año de edad. Sobre el papel es la parte más “calmada” del episodio, pero lo que ha hecho el personaje al que da vida Jaime Blanch es tan inesperado que el gran acierto es apostar por favorecer la intensidad de la situación pero sin caer en el error de subrayarla más de la cuenta.

Hubiese sido muy fácil dotar al personaje de ella de reacciones más viscerales, porque descubrir que tienes delante al asesino confeso de un bebé que además te dice que en España se lleva viajando por el tiempo desde el siglo XV no es algo que invite a una reacción moderada. Sin embargo, ese es el camino a seguir, primero intentando cerciorarse de hasta qué punto es cierto lo que le está contando y luego profundizando en las motivaciones de Salvador hasta tener claro que ha cometido un grave error que ella misma se encargará de resolver.

Además, la química entre Milans y Blanch es intachable, lo cual añade más capas a la conversación que tienen y que nos permite conoce qué diantres es lo que ha sucedido tras el misterioso secuestro de Julián al final de ‘Pretérito imperfecto’ tras resultarle imposible contener la tentación de salvar a Maite. Es entonces cuando la misteriosa aparición de Daniel Pérez Prada en ‘El tiempo vuela’ coge sentido sacudiendo de paso los cimientos de ‘El ministerio del tiempo’ hasta ahora.

Sacudiendo los cimientos de la serie

Monjas

Como el propio Julián recuerda, la serie siempre había dicho que el tiempo es el que es y que era imposible viajar al futuro, pero el uso del anacronópete ha acabado yendo en la serie mucho más allá del guiño al libro de Enrique Gaspar y Rimbau. Ese terrible futuro que se nos presenta nos recuerda a otras distopías y ni siquiera las limitaciones presupuestarias deslucen lo bien diseñado que está todo lo que llegamos a ver. Y lo mejor es que incluso entonces no se olvida de esos guiños meta que tanto nos gustan a los seguidores de ‘El ministerio del tiempo’.

Las 19 mejores películas con viajes en el tiempo

A partir de ello, ‘Días de futuro pasado’ recupera una idea ya planteada en ‘Cambio de tiempo’ pero llevándola mucho más allá, y no me refiero solamente a esa decisión de Salvador, porque la serie realmente cierra una etapa aquí en muchos sentidos. Puede que todos sus personajes acaben volviendo en un momento u otro, pero hay más de uno que si desaparece de la serie de cara a una hipotética temporada 5, tampoco pasaría nada.

Homenaje Intocables Ministerio Tiempo

Desde el hecho de que Salvador presente su renuncia como subsecretario a que Pacino acabe teniendo ese final feliz que tanto se merecía el personaje interpretado por Hugo Silva. Al respecto me gustaría destacar especialmente la conversación a solas que mantiene con Julián en la que ambos personajes se acercan más que nunca y nos deja con muchas ganas de haberles podido ver más tiempo juntos en la serie.

Por el camino para llegar al final también se nos regala alguna escena inolvidable más como ese contundente homenaje a ‘Los intocables de Eliot Ness’ o una impecable nueva cara para el personaje de Lola Mendieta, pero lo que realmente importa es que el capítulo se siente compacto y con las ideas claras. Si a eso le añadimos su chispa habitual y un toque dramático especialmente conseguido, lo que nos queda es un cierre magnífico para una temporada prácticamente redonda, la mejor de la serie hasta ahora.

En resumidas cuentas

Imagen Ministerio

‘Días de futuro pasado’ es un magnífico episodio y un final de temporada excelente. El único miedo que queda es que la serie podría quedarse aquí y en lo narrativo tampoco podríamos quejarnos por ello porque ese sabor definitivo también lo tiene. Eso sí, esperemos que RTVE no cierre la puerta a ‘El ministerio del tiempo’ y sigamos disfrutando de ella durante muchos años más, incluso aunque volvamos a tener dos años y medio o incluso más para ver nuevos episodios.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí