Diane Soldado vuelve a “Doom Patrol”: La esperanza es esencial en el cambio

0
243

Fotografía cedida por HBO Max que muestra a Diane Guerrero (i) en una escena de la serie “Doom Patrol”. EFE/Mark Hill Hbo Max

Los Ángeles (EE.UU.), 24 jun (EFE).- “Orange Is the New Black” la convirtió en una estrella, pero Diane Guerrero también ha destacado por ser una infatigable activista latina, tanto que, ante el estreno de la segunda temporada de “Doom Patrol”, aseguró a Efe que la esperanza es algo “esencial” si se busca un cambio en la sociedad.
Guerrero regresa mañana jueves al alocado y singular mundo de superhéroes de “Doom Patrol”, serie que se podrá ver en HBO Max y DC Universe y en donde la hispana está acompañada por Timothy Dalton, Brendan Fraser, Matt Bomer y April Bowlby.
CAMBIO DE REGISTRO
“Casi todas las series en las que había trabajado eran ‘dramedias’, comedias oscuras. Así es como describo mi vida: como una comedia oscura”, bromeó.
“‘Orange Is the New Black’ era divertida pero muy rara, oscura. Y creo que lo que ‘Doom Patrol’ ofrece es que es muy excéntrica”, consideró.
Esta serie se basa en equipo muy peculiar de superhéroes de DC Comics, cada uno con su propio trauma o limitación física: Cliff Steele se convirtió en un robot tras un accidente, Rita Farr perdió su carrera en Hollywood al quedar desfigurada…
… y Jane, el personaje de Guerrero, tiene nada menos que 64 personalidades diferentes.
“Me gusta ser muy imaginativa así que cuando llegó esta historia me emocionó mucho (…). Para ser honesta, las personas de color no forman parte habitualmente de historias de fantasía (…). Así que fue emocionante ser no solo una superheroína sino una muy complicada, que es muy profunda, que tiene mucha profundidad emocional”, detalló.
LOS PROBLEMAS DE JANE
“Yo también he sufrido traumas, y entiendo de dónde viene eso y cómo afecta a tu vida diaria. Así que estaba interesada en investigar a fondo el trauma de esta mujer que la ha llevado a tener trastorno de identidad disociativo”, explicó.
“He aprendido también mucho sobre mí, a confiar en mis instintos en ese mundo (el de serie) que también podría ser muy real. Quiero decir, es excéntrico y todo eso… Pero, ¿no crees que este mundo en que vivimos no es también bastante excéntrico?”, ironizó.
Guerrero indicó que para modelar las diversas personalidades de su rol, que luchan entre ellas en el subconsciente por ser la dominante, tuvo en cuenta las diferencias entre ellas, cómo se movían o la forma en la que hablaban.
Y también subrayó que “Doom Patrol” ofrece una mirada alternativa, humana, imperfecta y menos mitificadora de los superhéroes.
“Todos estos personajes pasan por problemas internos que tienen que resolver (…) y eso tienen que hacerlo en comunidad, en familia: nos tenemos que unir y protegernos los unos a los otros”, añadió.
“Y creo que ese es realmente el mensaje: por mucho que este mundo individualista, el capitalismo y nuestra sociedad intenten contarnos que estamos solos, en realidad la manera en la que la vida humana está destinada a funcionar es en comunidad y ayudando al otro”, agregó.
ALEGRÍA Y ESPERANZA
A Guerrero su activismo constante le viene de sangre: nació en EE.UU. en una familia colombiana, pero sus padres fueron deportados cuando era una adolescente.
Así que la latina mostró su “alivio” al conocer la semana pasada la decisión del Tribunal Supremo de EE.UU. para mantener el programa de Acción Diferida Para los Llegados en la Infancia (DACA) que protege de la deportación a los jóvenes indocumentados conocidos como “soñadores”.
“Habría sido un golpe significativo si unas 700.000 personas hubieran perdido su derecho a estar aquí”, reflexionó.
Guerrero elogió el trabajo de los activistas a pie de calle y se mostró “muy honrada” de ser parte de la comunidad migrante.
Pero también pidió una solución definitiva para los “soñadores” al tiempo que confió en un cambio de cara a las elecciones presidenciales de noviembre.
“Lo que espero es que en este tiempo que estamos viviendo de aprendizaje, de autoconocimiento, de reimaginarnos y remaiginar el mundo, podamos, además de hacer el trabajo de ser antirracistas, (…) reconocer que necesitamos una solución permanente para los once millones de personas sin papeles, y entender que se necesita un camino hacia la ciudadanía”, dijo.
“Y sí, absolutamente, tengo esperanza (por un cambio en las elecciones). Quiero decir, la esperanza es esencial en este trabajo. Si no puedes tener esperanza por lo mejor, por el cambio, por una sociedad más equitativa, entonces estás en la línea equivocada de trabajo”, añadió.
“Pero salga o no Donald Trump elegido, tenemos que continuar presionando, tenemos que continuar haciendo este trabajo. Más allá de quien esté en la Casa Blanca, somos responsables de nuestro futuro y nuestro destino”, cerró.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí