muñecas realistas para proseguir la seguridad

0
101

¿Cómo filmas escenas de sexo, íntimas o eróticas en medio de una situación sanitaria cuya principal exigencia es mantenerse a distancia del prójimo? La disyuntiva parece ser parte de la forma en cómo se comprenderán las filmaciones en el mundo cinematográfica a mediano y largo y plazo.

Sin respuesta sencillas para una circunstancia inédita que ha provocado todo tipo de problemas en la industria del espectáculo, al parecer la posibilidad de usar un método extravagante para plasmar la pasión y el afecto entre los personajes, es una de las opciones más inmediatas. ¿Son las llamadas “muñecas realistas” la respuesta?

Aunque resulte desconcertante, todo indica que sí. O al menos ese ha sido el enfoque de la serie de CBS The Bold and the Beautiful para afrontar las escenas de amor entre sus personajes. La serie planea filmar las escenas de sexo en los próximos capítulos —y todos los que deban producirse durante la emergencia del coronavirus— utilizando muñecas de aspecto realista para sustituir a los actores durante los momentos más tórridos, privados o, al menos, en los que sea imprescindible mostrar afecto físico.

Muñecas realistas del pasado para las escenas de sexo en la nueva normalidad

A worker prepares a sex doll for a photo shoot at the WMDOLL factory in Zhongshan, Guangdong Province, China, July 11, 2018. Online customers can choose different doll styles according to pictures. REUTERS/Aly Song SEARCH “SONG DOLLS” FOR THIS STORY. SEARCH “WIDER IMAGE” FOR ALL STORIES.

“Tenemos algunas muñecas realistas que han estado sentadas por aquí durante los últimos 15 años que hemos usado para varias otras historias, como cuando se suponía que las personas estaban muertas”, dijo el escritor principal y productor ejecutivo del programa, Bradley Bell a Forbes. “Estamos desempolvando las muñecas y poniéndoles nuevas pelucas y maquillaje para que aparezcan en escenas de amor”.

Por supuesto, se trata de una propuesta extravagante que todavía se encuentra en revisión del equipo creativo del programa que también sopesa la posibilidad de usar al cónyuge del actor o la actriz en escenas que requieran contacto físico directo. Antes de participar en la escena, ambos se someterían a una prueba para descartar que alguno se encuentre contagiado de la Covid-19 y solo se filmará la secuencia en caso que el resultado sea negativo.

Por último, la mesa de producción debatió la posibilidad de usar también ediciones de grabación en las que se mostrará a los actores realizando los movimientos clásicos de los besos televisivos, pero en espacios distintos. “Se verán como si estuvieran nariz con nariz, en medio de la pasión. Pero estarán filmando escenas solos”, explicó Bell.

Vuelta a la normalidad en el mundo del cine

La producción de The Bold and the Beautiful se reanudó el 15 de junio y estuvo rodeada de cierta polémica al convertirse en una de las primeras series de televisión importantes en reiniciar el rodaje.

Hubo un extenso debate en medios especializados sobre si el plató de filmación cumplía los requerimientos mínimos de seguridad para garantizar la salud de los actores, por lo que Bell se ha visto obligado a salir al paso de las críticas con declaraciones en las que especifica el protocolo de seguridad que llevan a cabo durante los rodajes.

No obstante, la producción de CBS no es la única que está de vuelta al trabajo: James Cameron reanudó la filmación de las secuelas de Avatar, asegurando que tomó estrictas medidas de distanciamiento social.

Por su parte Universal Pictures anunció que reanudará el trabajo en el set de Jurassic World: Dominion para la primera semana de julio. En previsión de posibles rebrotes del virus en el set de Inglaterra, el estudio hizo una inversión de casi 5 millones de dólares para modernizar Pinewood Studios en Londres con todo tipo de medidas sanitarias, que incluyen más de 100 estaciones de desinfección de manos.

A pesar de las expectativas que ha causado los nuevos métodos de filmación en el set de The Bold and the Beautiful, la tendencia en el mundo del espectáculo es evitar las escenas de sexo en lo sucesivo. Hace unas semanas, varios ejecutivos declararon de manera anónima THR que los guionistas a lo largo y ancho del país, recibieron un mensaje simple: “Si no vamos a poder filmarlo, no lo escriban”. La frase ha convertido las escenas de sexo y lucha en quizás, una de las mayores incógnitas en el cine pos coronavirus.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí