por qué Netflix se opuso a que Spike Lee rodase los flashbacks en 16mm

0
218

Durante los últimos años han sido muchos los directores que han afirmado haber encontrado en Netflix un oasis creativo gracias al cual han conseguido dar forma a proyectos de series y largometrajes que jamás hubiesen encontrado financiación en cualquier otro gran estudio. No obstante, las limitaciones y exigencias de la plataforma de streaming jugaron una mala pasada a Spike Lee durante la producción de ‘Da 5 Bloods: Hermanos de armas’.

Según ha contado el director de fotografía, Newton Thomas Sigel —’Drive’, ‘Sospechosos habituales’—, Netflix tenía serias preocupaciones sobre el que ha terminado siendo uno de los mayores aciertos formales del largometraje: rodar los flashbacks del grupo protagonista luchando en Vietnam en un stock concreto de 16mm.

Sigel, que expuso su idea de filmar en este formato a un Spike Lee que la abrazó desde el primer momento, quería aprovechar el grano y el color y la textura únicos del 16mm para transportar al espectador atrás en el tiempo. Por desgracia, la plataforma de streaming consideró muy arriesgado y costoso tener que enviar el material desde Vietnam y Tailandia a un laboratorio de estados unidos para su procesado.

La firmeza de Lee frente a la idea de rodar en 16mm fragmentos puntuales del largometraje se tradujo en la cesión de Netflix, donde no tuvieron inconveniente alguno en que Damien Chazelle rodase íntegramente en 16mm los dos primeros episodios de su serie ‘The Eddy’, obligando a que el resto de capítulos se grabasen con cámaras digitales al uso. ¿Estamos ante un caso de tratos preferentes y dobles raseros?

Las restricciones de equipo en Netflix

Screen Shot 2020 05 18 At 9 00 38 Am

La situación de privilegiada de Chazelle resulta más chocante si cabe cuando tenemos en cuenta las guías de la Gran N respecto al apartado técnico de sus producciones. En la sección de ayuda para partners de su web, se puede encontrar un listado de cámaras aprobadas y una serie de relaciones de aspecto, de lentes anamórficas, resoluciones y códecs a los que ceñirse en caso de trabajar con ellos.

Entre las cámaras aceptadas, todas digitales, se encuentran tres modelos de la serie Alexa de ARRI, cinco de la serie C de Canon, seis Panasonic, trece de la compañía RED, una Panavision, ocho Sony y tres modelos de la serie URSA Mini de Blackmagic Design. Según se especifica, “El 90% del metraje total de un programa finalizado debe ser capturado en cámaras aprobadas. Para trabajo de no ficción, este umbral podría ser más flexible”.

En lo que respecta a rodar por película, la página clarifica lo siguiente: “Para producciones que busquen rodar con algún tipo de película fotoquímica, por favor, contacten con un líder de proyecto de Netflix”. Corren malos tiempos para el fotoquímico en la gran plataforma de VOD del mercado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí