La historia de censura detrás de los ‘Looney Tunes’

0
96

Hace a penas unas semanas se dio a conocer que HBO retiró de su catálogo el famoso filme Lo que el viento se llevó, la cinta clásica de 1939 dirigida por Victor Fleming. Opiniones a favor y en contra surgieron desde entonces sin un consenso. De cualquier forma, la plataforma anunció que la película volvería a estar disponible, pero que lo haría con un contexto explicativo. Aquí en Hipertextual analizamos cuáles podrían ser los argumentos que podría dar HBO al regresar el filme a su catálogo. El asunto no es sencillo, pero además la presidenta de negocios y operaciones de HBO Max, Sandra Dewey, reveló en una entrevista que la película de Fleming no es el único título que está en revisión. Comentó que Looney Tunes, el clásico de animación, también está bajo la lupa. El caso de este título animado de Warner Bros. tampoco es sencillo.

Dewey, desde luego, se pronunció sobre los Looney Tunes: “Hay mucha discusión acerca de regresar y revisar (los episodios) para ver si hay cosas que fueron tratadas de forma insensible”. Y agregó: “Porque, por un lado, puede decir, desde la perspectiva de la precisión histórica se desea que las personas puedan ver qué estaba disponible en ese momento, pero al mismo tiempo, no se desea poner ese mensaje en frente a niños que no pueden contextualizar”.

La censura en ‘Looney Tunes’

La historia de Looney Tunes es muy peculiar. El título de Warner Bros. existe desde los años treinta, así que tiene una larga historia en su haber. De lo que habla la presidenta de HBO Max es sobre la pertinencia de mantener algunos capítulos de la serie animada o, mejor dicho, de hacerlo pero contextualizando el contenido. Y es que este título incurrió en representaciones, eventos y situaciones racistas, llena de estereotipos, así como contenidos eróticos poco apropiados para los niños.

Hacia los años setenta se hicieron remontajes de los cortos de Looney Tunes de décadas pasadas. Esa sería la primera vez que el propio título se autocensuraría, pues ni en ese entonces se reeditaron todos, ya que encontraron toda clase de contenidos racistas. Por ejemplo, mostraba estereotipos raciales ofensivos sobre negros asiáticos, judíos y amerindios. Igualmente la presentación de los alemanes, japoneses e italianos como villanos debido a que formaron parte del Eje contra quien Estados Unidos peleó en la Segunda Guerra Mundial.

Los once censurados

“Los once censurados” o Censored Eleven son un grupo de 11 cortos que fueron retirados del catálogo de Looney Tunes desde 1968. Esos episodios no fueron reeditados en esa etapa. Sin embargo, como veremos más adelante, no serían los únicos impresentables en épocas posteriores, pues las narrativas siguieron cambiando y el cuidado del contenido se observa con mucho más cuidado.

Los Censored Eleven contenían toda clase de situaciones no aptas para un título infantil. Además de lo mencionado, también incluyen a personajes violentos, con vicios como fumar, ingesta de alcohol o pastillas. Incluso en situaciones complejas como suicidios y actos peligrosos.

Por otro lado está el caso de Speedy González. En la década de los noventa retiraron sus episodios por considerar que estereotipaban a los mexicanos. Dado que el estereotipo era más leve, y teniendo en cuenta los alegatos de la comunidad latina de Estados Unidos que decía no sentirse ofendida y que, de hecho, recordaba con cariño a Speedy, se volvieron a transmitir los cortos por televisión desde el 2002.

(https://disneyplus.bn5x.net/kqWQx

Disney Plus en una situación similar a la de HBO

Los planteamientos frente a este tipo de contenido son muchos y las plataformas se enfrentan constantemente a ellos. Tan solo Disney Plus también tiene sus propios títulos “incómodos”. Uno de ellos es Canción del Sur , el musical de Harve Foster y Wilfred Jackson de 1946. Igualmente se incluyen otro episodios animados como Command Duck, que también tiene claros contenidos racistas contra japoneses, y el famoso episodio Papá está loco de Los Simpsons.

El caso de Lo que el viento se llevó se originó por el señalamiento de John Ridley, guionista de la oscarizada 12 años esclavo. Además sucedió en medio de toda la movilización social por el asesinato de George Floyd. Quizá lo más grave sería no atender los llamamientos a mirar con otros ojos las producciones de décadas pasadas. Por eso no es de extrañar que HBO Max continúe con sus labores de revisión de contenidos y la forma más apropiada para ofertarlos en su catálogo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí