Las mejores series políticas que tendrían que ver en el Gobierno

0
307
Un clásico, El ala oeste de La Casa Blanca.

Noticias relacionadas

Las series han entrado en la política. Nuestros representantes disfrutan, como todos, de ficción, y las redes sociales han permitido que se lo hagan saber a todo el mundo. Que un político diga que ve una serie hace que mucha gente preste atención por esa producción. Es lo que ha ocurrido hace dos semanas con Barón Noir, la serie que Pablo Iglesias recomendó en Twitter desvelando que a él se la había recomendado Pedro Sánchez. Iglesias siempre ha mostrado su interés por las series, y hasta le llevó Juego de Tronos a Felipe VI, lo que no esperábamos era que el presidente hubiera descubierto una de las joyas sorpresa de la temporada.

Aunque las series hayan entrado ahora en la política, la política había entrado en las series hace mucho tiempo. Los tejes y manejes de los partidos han sido la materia prima de muchas ficciones desde hace muchos años. No todas han rayado al mismo nivel, pero aquí hay cinco grandísimos ejemplos de series políticas que deberían ver en el Gobierno y todos las personas que se dediquen a ello.

‘Borgen’

La serie de la que todo el mundo hablaba hace unos años y uno de esos fenómenos sorpresa que surgen del boca a boca, porque en 2010, cuando empezó, nadie tenía en su radar series danesas. La clave es que hablaba del auge de la nueva política y de la necesidad de pactar y encontrar alianzas para llegar al poder. Es lo que le pasaba a su protagonista, líder del partido moderado que tras un escándalo llega a ser primera ministra de un gobierno de coalición. El descubrimiento de las bambalinas del poder de la protagonista y cómo se hace a su nuevo cargo es el punto de partida.

Este año, además, los fans de la serie están de enhorabuena, ya que aunque parecía que la ficción había terminado definitivamente con su tercera temporada, Netflix ha anunciado una cuarta tanda de episodios. Un movimiento maestro de la plataforma que se asegura un fenómeno para sus próximas temporadas.


Un clásico, El ala oeste de La Casa Blanca.

‘El ala oeste de la casa blanca’

El clásico de los clásicos cuando se habla de series políticas. El gran Aaron Sorkin creó una obra maestra de la ficción con esta serie que habla del presidente de EEUU, al que da vida Martin Sheen, pero también del equipo de asesores, ayudantes y prensa detrás que son claves y fundamentales en la imagen pública. Una serie que Iván Redondo seguro que conoce y que muestra el día a día de aquellos que escriben los discursos, de los jefes de comunicación que organizan las ruedas de prensa y juegan con la información. El ala oeste de la Casa Blanca da información clave, como que las malas noticias se publican el viernes a última hora, cuando todos los periodistas ya se han ido y pocos están atentos a lo que pueda salir y otras muchas claves del trabajo cotidiano del equipo de un presidente.

‘Veep’

También la comedia ha tratado la política, y el mejor ejemplo es Veep, la serie de HBO que terminaba el año pasado y que protagonizaba Julia Louis-Dreyfus como Selina Meyer, una senadora ascendida a vicepresidenta de EEUU que se da cuenta de que no está preparada para un cargo tan importante. Una sátira brillante que pone un espejo bastante cruel a la clase política y que está creada por Armando Ianucci, experto en el género, ya que él también creó la brillante película In the loop sobre las relaciones entre el Primer Ministro Británico y el presidente de EEUU cuando deciden aprobar una guerra.

Fotograma de Veep.

‘The good wife’

La serie creada por el matrimonio King comenzó como una más de abogados con un poco de trasfondo político. La protagonista, Alicia Florrick, era la mujer de un fiscal del estado al que pillan con prostitutas. Ella acepta convertirse en una buena esposa, callar, y salir al lado de su marido en la rueda de prensa en la que reconoce que se ha equivocado y que no volverá a ocurrir. Pero la serie es mucho más, y según avanza se convierte en un análisis de la vida política y cómo la imagen es fundamental para crear un buen candidato. Igual de importante que es la mujer que le acompaña. Alicia se convierte en una suerte de Michelle Obama en una temporada en la que The good wife nos enseño el complicado sistema de caucus demócratas para elegir su candidato.

‘Los salvajes’

¿Elegiríamos en España a un presidente de origen árabe o saldrían todos nuestros prejuicios a florecer? Es lo que plantea esta serie francesa, que adapta la primera entrega de las novelas de Sabri Louatah y que construye un thriller lleno de miga política con la historia de Iddler Chaouch, primer político árabe que es favorito en las encuestas para ser presidente, pero que también genera mucha tensión en los sectores más radicales del país, algo que hará que le disparen el día de la votación.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí