¿Qué es una película de culto?

0
254

Por fortuna el mundo del cine es muy vasto. En él encontraremos películas para todos los gustos, películas que nos dejan marcados, películas inolvidables. Si bien es cierto que entre gustos se rompen géneros, también lo es que hay producciones impecables en su confección y otras que no cumplen nada de esos estándares y, sin embargo, se quedan en la mente y corazones de mucha gente. Es el caso de las llamadas películas de culto. Pero, ¿qué es una película de culto? Acá lo repasamos.

Los esfuerzos por establecer reglas definitivas sobre las películas de culto han sido muchos, pero la naturaleza de estas películas es precisamente eludir las reglas. Es decir, dichas cintas son de culto simplemente por el cariño de las personas, porque tienen elementos que no dejan de ser pertinentes a través del tiempo, porque van ganando la devoción del público. No por otra cosa se les llama “de culto”.

Qué define a una película de culto

La mayoría de las películas de culto comparten que son apreciadas por alguno de sus elementos: su trama, su original estética, su anómala estructura narrativa o su especial relevancia en el contexto de la historia del cine. Es decir, se vuelven referentes por alguna de sus partes. El término “película de culto” es ambiguo y una cinta lo es bajo muy distintas circunstancias:

  • Ser una película muy apreciada por la crítica especializada o por ciertos sectores restringidos de la audiencia. Esto a pesar de que puede ser un filme relativamente desconocido por el grueso del público. Ejemplo: Inferno de 1980.
  • El éxito de la cinta fue moderado, sin embargo, tiene el aprecio de cierto sector del público, aunque no así de la crítica. Ejemplo The Terminator de 1984.
  • La crítica en su momento fue positiva pero no tanto en la opinión pública. Sin embargo, con el tiempo va ganando estima entre el público. Ejemplo: The Shinning de 1980.
  • Tuvo poca aceptación en el momento de su lanzamiento, pero fue ganando adeptos con el paso del tiempo, tanto de la crítica como del público o ambos. Ejemplos: La montaña sagrada (1973), Blade Runner (1982), Scarface (1983), Lost Highway (1997).
  • A pesar de su discutible calidad, tienen una gran relevancia por su contribución al desarrollo del cine. Ejemplo: El cantor de Jazz (1927), que fue la primera película sonora en la historia del cine.

Más que un subgénero

‘The Rocky Horror Picture Show’

Como podemos ver, es difícil dar con una definición única sobre las películas de culto. Sin embargo, cuando estamos delante de una de ellas, no nos quedarán dudas de por qué se le clasifica de esta forma. Encontraremos esos elementos únicos y sorprendentes que la diferencian de otras películas. A lo largo de la historia del cine ha habido creadores, por fortuna, que se atreven a cambiar las reglas establecidas. Entonces presentan obras fuera de las reglas, únicas, escandalosas y extravagantes, en esos terrenos encontraremos a las películas de culto.

Después pasa que, poco a poco, algunas van ganando la atención del público y se crea todo un culto alrededor de ellas. Tradiciones, por ejemplo, como las que de las proyecciones de The Rocky Horror Show, en donde el público participa activamente durante los números musicales y que, además, tiene una larga historia de proyecciones de medianoche.

En el universo de los subgéneros del cine encontraremos intrincadas clasificaciones. Pero más importante es sumergirnos en las películas, atrevernos a ver otro tipo de largometrajes más allá del cine de bluckbusters. Por eso son tan maravillosas las películas de culto. Por ejemplo, en el cine expresionista alemán y el cine surrealista, encontraremos varios títulos de culto que, no sobra decir, son completamente imprescindibles: The Cabinet of Dr. Caligari (1920), El Golem (1920), Nosferatu: A Symphony of Horror (1922), Der Letzte Mann (1924), Metropolis (1927), The Oyster Princess (1919), Entreacto (1924), La pasión de Juana de Arco (1928) y Un perro andaluz (1929).

Adentrarnos en el universo de las películas de culto es darnos de frente con una parte del cine que nos dejará grandes satisfacciones. Basta con atrevernos a disfrutar en grande el amplio espectro del cine más allá del cine comercial; en cualquier subgénero encontraremos películas de culto. De esa clase de filmes que, como hemos visto, levantan entre el público devoción por ellas y al paso de las generaciones siguen ganando adeptos, reclutando público con sus formas extravagantes, excéntricas pero inolvidables.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí