‘The Mandalorian’ recupera una de las esencias perdidas de ‘Star Wars’

0
327

Uno de los principales empeños del equipo de la serie televisiva The Mandalorian (Jon Favreau, desde 2019) para Disney Plus es mostrar un respeto sin medias tintas por los elementos característicos de la saga de Star Wars. Para que sea perfectamente reconocible y coherente con su mitología, los rasgos de la galaxia en la que navegan los personajes y su pasado narrativo. Si no lo hiciesen así, probablemente los cinéfilos que la colocaron en su propio altar se les echarían encima. Por fortuna, parecen bastante encantados. Y es posible que eso también guarde relación con que Favreau y compañía hayan recuperado una de sus esencias, que se había perdido en las continuaciones de la gran pantalla.

Rick Famuyiwa: “Lo que hace que Star Wars sea Star Wars es que la tecnología puntera se usa para reducir las cosas a un nivel personal y humano”

En la trilogía de filmes original, Una nueva esperanza (George Lucas, 1977), El Imperio contraataca (Irvin Kershner, 1980) y El retorno del Jedi (Richard Marquand, 1983), todos los efectos especiales eran prácticos, no se generaban con ordenador porque, sencillamente, se trataba de otra época para el cine. Si bien Futureworld (Richard T. Heffron, 1976) fue una obra pionera, el CGI no empezó a generalizarse sino a partir de TRON, Star Trek 2: La ira de Khan (Steven Lisberger, Nicholas Meyer, 1982), Starfighter (Nick Castle, 1984) y El secreto de la pirámide (Barry Levinson, 1985). Y la empresa Industrial Light and Magic, que fundó el propio Lucas en mayo de 1975, tuvo mucho que ver en ello.

Disney Plus

A todos los espectadores que tuvimos la oportunidad de acudir a las salas comerciales por el estreno de Parque Jurásico (Steven Spielberg, 1993) no nos ha sido posible olvidar el impacto tremendo, el asombro que nos produjo ver a unos dinosaurios tan realistas. Eso fue un triunfo de ILM con Lucas a la cabeza, por el que les galardonaron con su décimo tercer Oscar. Y, para cuando se puso con las tres precuelas de Star Wars, dirigidas por él mismo, La amenaza fantasma (1999), El ataque de los clones (2002) y La venganza de los Sith (2005), el dichoso CGI lo inundó todo en esta galaxia muy, muy lejana.

Famuyiwa: “Cuando mezclamos animatrónicos, marionetas, el Volumen y el maravilloso reparto que dirigimos, conseguimos que el fruto parezca real”

Tanto como, por supuesto, en las secuelas recientes, El despertar de la Fuerza (J. J. Abrams, 2015), Los últimos Jedi (Rian Johnson, 2017) y El ascenso de Skywalker (Abrams, 2019). Y en los dos spin-off que hay hasta el momento, claro, Rogue One (Gareth Edwads, 2016) y Han Solo (Ron Howard, 2018). Pero The Mandalorian ha querido devolverle a la saga su esencia tangible. “Lo que hace que Star Wars sea Star Wars es que la tecnología puntera se usa para reducir las cosas a un nivel personal y humano”, dice Rick Famuyiwa (Dope), director de los episodios “The Child” (1×02) y “The Prisoner” (1×06).

galería disney star wars: the mandalorian 1x05 practicalDisney Plus

Son sus palabras grabadas para Galería Disney. Star Wars: The Mandalorian (Favreau, desde 2020), en el episodio “Practical” (1×05). Y continúan así: “Cuando hablamos de mezclar animatrónicos, marionetas, el Volumen y el maravilloso reparto que dirigimos, conseguimos que el fruto parezca real”. Porque “nada pesa más que lo demás”, y “la tecnología no te sobrepasa”. En su opinión, “es la unión perfecta”, y “por eso Star Wars es distinta de otras obras con muchos efectos especiales, porque siempre hay un elemento humano y realista en su creación y aspecto”. Y remata: “Cuando la vi con ocho años, pensé: «Este mundo existe. Algún día iré»”.

Bryce Dallas Howard: “Los actores no están en un croma con un traje de captura de movimiento. Hay cosas tangibles”

Unas ideas que su compañera Bryce Dallas Howard (Dads), realizadora de “Sanctuary” (1×04), comparte con fervor. “Una cosa que me preocupaba mucho era que, con tanta tecnología y demás, desapareciesen los efectos prácticos”, explica. Pero “la serie posee un realismo que está ahí” porque rodaron muchas cosas con ellos. Gracias a cómo se planteó The Mandalorian, “los actores no están en un croma con un traje de captura de movimiento. Hay cosas tangibles”, y esta circunstancia “supone una convergencia estética entre un arte antiguo y uno muy nuevo”. De modo que “conservarmos parte de ese arte y permitimos que evolucione en vez de hacerlo todo por ordenador”. Y qué bien luce.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí