Crítica: ‘Run’ se perdió en su mezcla de géneros y no llegó a buen puerto

0
267

Lo mejor de la serie fue Merritt Wever, y verla es un placer, pero no fue suficiente

(Fuente: IMDB)youEsta crítica se ha escrito después de ver la primera temporada de ‘Run’. Contiene spoilers.

Hay muchas frases hechas dentro de la narrativa de la crítica de series que intento evitar porque siento que están desgastadas y aportan poco. En el caso de Run, la sensación que deja su temporada es tan evidente, que es inevitable no pensar en una de ellas, así que voy a decirla: podría haber sido una película.

Una de las ventajas que ofrece el formato seriado en comparación con el fílmico, es que su duración extendida ofrece la posibilidad de desarrollar los personajes con un nivel de detalle e intimidad, que en 90 minutos solo pueden llegar a esbozarse para dejar el resto a nuestra imaginación. Y aunque en Run tenemos 180 minutos de metraje en sus siete episodios, realmente llegamos a conocer muy poco a Ruby y a Billy. Mucho menos a los secundarios satélites.

Queda claro que el personaje que más le interesa a Vicky Jones (la creadora) es el que interpreta Merritt Wever y no nos quejamos porque ella está magnífica. Su tarea es complicada porque su conflicto es valiente y poco explorado en la televisión (aunque, casualmente, hemos visto uno similar en el séptimo episodio de Little Fires Everywhere), pero poco agradecido. Solo actrices con su carisma pueden bordarlo sin que estemos tentados a juzgarla.

(Fuente: IMDB)

Cuando decimos que lo que nos cuenta Run podría haber funcionado mejor como una película lo decimos principalmente por dos cosas. La primera es que se habría centrado en sus protagonistas, en sus crisis vitales y en el choque que se produce al descubrir lo mucho que han cambiado ellos mismos y esas personas a las que habían idealizado como una vía de escape. En sus secretos, sus dudas, inseguridades y capacidad de traición había suficiente material para desarrollar una historia con giros emocionales potentes, sin necesidad de recurrir a muertes, investigaciones y otras distracciones que, al final, no nos cuentan nada nuevo sobre los personajes ni nos conducen a ningún sitio.

Archie Panjabi y Phoebe Waller-Bridge son reclamos seriéfilos efectivos, pero ambas se mueven en otras dos series distintas a Run. La de Las aventuras de Laurel y la agente Babe Cloud fue una comedia divertida, pero su episodio parece el piloto de un spin-off de esos protagonizados por personajes de fondo que se introducen en una serie de éxito para hacerles promoción.

La segunda razón, y la más importante, es que si Run hubiese sido una película, habría buscado un final satisfactorio. No me refiero a que sea cerrado, definitivo o a que Ruby contestara o no la pregunta de Billy, sino que el final parece escrito solo para dejar abierta la puerta a una segunda temporada que, reconozco, no me interesa ver porque la serie ha perdido la oportunidad de que sienta interés por lo que va a ser de sus vidas después de ese momento.

El viaje de Run tuvo algunos buenos momentos y la química entre sus actores fue apabullante, pero como temporada televisiva no convence.

‘Run’ está disponible en HBO España.

Crítica: ‘Run’ nos trae la (anti)heroína romántica que necesitábamos

https://medium.com/media/5b4a3e686ee10b935ef18ca095085bbb/href

Crítica: ‘Run’ se perdió en su mezcla de géneros y no llegó a buen puerto was originally published in Fuera de Series on Medium, where people are continuing the conversation by highlighting and responding to this story.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí