Talibanes y el Gobierno afgano declaran su segundo suspensión el fuego en dos décadas

0
264

EFE/EPA/JAWAD JALALI/Archivo
(JAWAD JALALI/)

Kabul, 24 may (EFE).- El Gobierno afgano y los talibanes se han declarado su segundo alto el fuego en dos décadas de guerra, que será de tres días de duración, a partir de este domingo, y con motivo de la festividad Eid al-Fitr, que marca el fin del mes sagrado del Ramadán.
“Anoche ordené a todas las Fuerzas de Defensa y Seguridad que cumplan plenamente con el alto el fuego y, que sólo permanezcan en posición defensiva”, anunció este domingo el presidente afgano, Ashraf Ghani, en un discurso televisado a la nación.
El mandatario respondió así a la declaración de alto el fuego que en la noche del sábado hicieron los talibanes, de tres días de duración y con motivo de las celebraciones por el fin del Ramadán. “Acojo con beneplácito el anuncio”, dijo Ghani.
“Para que nuestros compatriotas realicen los rituales de Eid con confianza, el liderazgo del Emirato Islámico -como se autodenominan los talibanes- instruye a todos los muyahidines (combatientes) a tomar medidas especiales para la seguridad de los compatriotas durante los tres días de Eid y no lanzar operaciones ofensivas contra el enemigo en cualquier parte del país”, anunciaron los talibanes horas antes en un comunicado.
La declaración agregaba que los combatientes sólo podrán actuar en actos defensivos durante ese periodo y que “no tiene permitido” visitar las zonas bajo control gubernamental, así como tampoco permitirán incursiones del Gobierno en los territorios controlados por los insurgentes.
Con ese aviso, los líderes talibanes tratan de evitar las imágenes de confraternización que se produjeron en el primer alto el fuego entre ambas partes en 19 años de guerra en 2018, también durante el fin del Ramadán.
Los líderes insurgentes temen perder el control sobre sus militantes como en aquella ocasión, en la que numerosos combatientes entraron en las ciudades para participar de los festejos del Eid y se tomaron fotografías con sus habitantes y las fuerzas de seguridad afganas.
REANUDACIÓN DE LA LIBERACIÓN DE PRESOS
“Como Gobierno responsable, queremos dar otro paso. Anuncio que se producirá una aceleración en la liberación de los prisioneros talibanes y se tomarán medidas serias para ello”, dijo el presidente durante su discurso al país.
“Pido a los talibanes -continuó- que liberen a los prisioneros de las fuerzas de seguridad de sus cárceles lo antes posible”.
El intercambio de presos, 5.000 talibanes a cambio de 1.000 miembros de las fuerzas de seguridad afganas, figura en el acuerdo de paz que los insurgentes alcanzaron con Estados Unidos en Catar el pasado febrero, por el que la potencia americana se comprometió a sacar sus tropas y las de sus aliados de Afganistán en 14 meses.
Sin embargo, el proceso de liberación, que empezó con mal pie debido al fracaso de las conversaciones técnicas sobre el mismo entre los talibanes y el Gobierno, fue paralizado en las últimas semanas ante la escalada de violencia que emprendieron los insurgentes desde la firma del pacto de Doha.
Ambas partes se lanzaron a liberar unilateralmente a los prisioneros ante las acusaciones del contrario de no estar excarcelando a los presos pactados.
Hasta el momento, el Gobierno había sacado de las cárceles a un millar de reos, mientras que los talibanes liberaron a varios cientos.
DESENCALLAR EL PROCESO DE PAZ
El Gobierno afgano considera además el alto el fuego como una oportunidad de desencallar el proceso de paz intra afgano, atascado en la liberación de presos. Por ello, Ghani alentó a los talibanes a mantener el alto el fuego.
“Los talibanes son una realidad de la sociedad afgana. Sus posiciones pueden defenderse en la mesa de negociación, no en el campo de batalla (…) El ganador de la paz es la nación de Afganistán”, dijo y agregó que la guerra sólo aporta “destrucción” al país.
“Damos la bienvenida a la decisión de los talibanes de declarar el alto el fuego durante el Eid, así como el anuncio recíproco del Gobierno afgano”, celebró en Twitter el enviado especial de EEUU para la Reconciliación Afgana, Zalmay Khalilzad.
Subrayó que el alto el fuego “ofrece la oportunidad de acelerar el proceso de paz” y añadió que deben seguirle “otros pasos positivos” como la liberación de presos “sin volver a los altos niveles de violencia”, así como “un acuerdo para el inicio de las negociaciones intra afganas”.
Baber Khan Sahel

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí