“Cuando me llamó Antonio Banderas ya había pedido la excedencia”

0
290

Entrevistamos en exclusiva a María Casado tras abandonar TVE y despedirse entre lágrimas de ‘La mañana’. La presentadora hace balance de sus 20 años en la cadena y nos habla de su futuro con Antonio Banderas.

Han sido tres semanas de intensidad y mucho cambio para María Casado. Tras conocerse que no seguiría al frente de ‘La mañana’ de TVE, la presentadora se despedía por sorpresa hace justo una semana de los espectadores y de su propio equipo que no sabía que ese era su último día.

Y para completar el círculo hace unos días que saltaba la noticia: María será la directora de Soho TV, la nueva productora de Antonio Banderas ligada a su proyecto de teatro y con la que ambos llegan al sector de la televisión para sumar.

Un cambio que hará además que María Casado se traslade a Málaga. Hoy en El Televisero hablamos con María sobre cómo recibió la noticia de que no continuaría en las mañanas, cómo fue su despedida, cómo recibió la oferta de su amigo Antonio Banderas y de su futuro en la productora.

Han sido semanas intensas, ¿qué sentiste cuándo te comunicaron que no seguirías al frente de ‘La mañana’?

Muy intesas. El momento que me lo comunican fue como tantas otras veces, los que nos dedicamos a esto sabemos que la televisión son etapas. Han sido 20 años en los que he pasado por informativos, he pasado por programas y esto ha sido otra etapa más.

Me da pena porque he estado con un equipo maravilloso pero sentí que empezaba otra etapa en mi vida, todo final al final es un principio.

Se ha comentado que no te gustaron las formas en las que se comunicó tu salida de ‘La mañana’, ¿qué hay de cierto?

Yo no puedo estar más que agradecida a TVE. Soy lo que soy gracias a ellos y solo puedo decir cosas bonitas de estos 20 años. No me puedo quejar porque he hecho de todo.

Hace una semana que te despediste por sorpresa, incluso tus compañeros no lo sabían. ¿Por qué decidiste marcharte así?

Porque de otra manera habría sido incapaz de hacer el último programa, me habría emocionado. Yo pedí por favor que no dijeran nada y que ese día lo quería vivir como yo quería. Además quería que el equipo pudiera trabajar tranquilo como un día más y ser yo la que les comunicara que me iba después al acabar. Y tomé la decisión de hacerlo porque pensaba de verdad y sigo pensando que ese equipo se merecía trabajar tranquilo todo lo que queda de temporada y trabajar de cara a la que viene.

¿Cómo fue la despedida de todo el equipo sin poder abrazar ni tocar a nadie?

Buaahhh, difícil… (risas) Estoy haciendo muchas cosas que pensé que nunca me iba a pasar. Ese día de cumpleaños sola en el primer día del Estado de Alarma. Yo hecho mucho de menos los abrazos y no poder tocar pero sentí que me abrazaron los aplausos de toda la redacción y de todo el equipo. Fueron unos aplausos tan cálidos, acabamos todos llorando. Es una maravilla de equipo.

¿Te da pena dejar al menos por ahora la casa que ha sido tu casa durante 20 años?

Yo soy de vivir el momento. He disfrutado tanto de mi trabajo en TVE que me voy con una sonrisa y llego a Málaga con otra sonrisa. He hecho mucha tele de inmediatez que me encanta pero con 42 años me apetece hacer otras cosas. Hay gente que se siente cómoda en su zona de confort, pero yo soy de retos, a mí me gusta sentirme como nueva otra vez y este proyecto de Soho TV me permite ponerme a prueba en otras facetas, va a ser un juego de espejos y de tocar varias teclas y cuantas más sepa tocar mejor me saldrá la melodía.

“Me despedí así de ‘La mañana’ para que el equipo pudiera trabajar tranquilo»

¿Cómo surgió la llamada de Antonio Banderas y en qué momento fue? ¿Te costó aceptar el proyecto?

Yo ya había tomado la decisión de pedir la excedencia en TVE, pero fue todo muy rápido. Recibí la llamada de Antonio, que somos amigos desde hace años, le conocí entrevistándole en ‘Los desayunos’ precisamente y en alguna ocasión habíamos hablado sobre la tele, sobre cómo la veía él, cómo la veía yo… Y cuando salió en todos los medios que no iba a seguir en ‘La mañana’ recibí la llamada del Antonio amigo que me llama para preguntarme qué cómo estoy, qué qué había pasado y luego me dijo dame cinco minutos que te llamo que creo que tengo algo para ti.

Y así fue, cuando me hizo la propuesta no me lo pensé. Fue la sensación de que es un tren que no podía dejar marchar ya no solo por lo profesional sino por lo personal, me apasionan los cambios. Me apetece mucho trabajar y explorar en esa televisión más cercana.

Soho TV aparece en el panorama de la televisión después de su primer gran incursión en teatro, ¿en qué momento estáis y cómo vais a trabajar Antonio y tú mano a mano?

La parte que ponemos en marcha de Soho TV ya estaba en el proyecto inicial de Antonio cuando creó el Teatro, pero al final el arranque y la puesta en escena con de «A chorus line» fue tan intensa que dijeron vamos a arrancar esto bien y luego ya seguimos. Y ahora con el momento pandemia, Antonio pensó que con el teatro cerrado era el momento de poner esto en marcha mientras el teatro vuelve a bajar el telón. El sector necesita reinventarse y Antonio tiene muy claro que hay que buscar el talento y hay que ser valiente y apostar por otras cosas. Venimos a sumar y a hacer otro tipo de televisión, de tempo y muy ligado al arte. Y claro que Antonio va a estar junto a mí trabajando.

Es pronto todavía, ¿pero tenéis ya algún proyecto entre manos? ¿Qué tipo de televisión encontraremos en Soho TV?

Proyectos hay, en breve habrá noticias, hay tres-cuatro proyectos con cara y ojos encima de la mesa. La filosofía de Soho TV es intentar hacer una tele que aporte y hagamos cosas que cambien el mundo a través de la televisión. Y ámbitos todos los del mundo desde ficción, documentales y programas, no vamos a cerrar puertas. Lo que queremos es hacer historias con piel y que nos hagan sentir. Lo importante es cuidar tanto el fondo como la forma y viendo de donde viene toda la familia de Soho va a ser de mucha calidad.

¿Cómo vas a compaginar el trabajo de Soho TV con la dirección de la Academia de la TV?

Son trabajos que se pueden compaginar gracias al trabajo en equipo sobre todo de la Academia. Los días que haya reuniones subiré a Madrid. Afortunadamente Málaga-Madrid están bien conectados. Y la Academia me permite disponibilidad absoluta, al final es una dedicación por amor al arte, son horas que dedicas de tu vida personal. Y después de dos años la Junta sabe trabajar en equipo dándonos los relevos necesarios. También creo que puede verse como un revulsivo porque yo ahora llego a Soho TV para sumar al sector.

¿Cómo va a ser personalmente dejar Madrid y poner rumbo a Málaga? ¿Cómo estás llevando hacer la mudanza en pleno confinamiento?

Lo que tengo que hacer es arreglar todo y terminar los papeleos en Madrid y poderme instalar definitivamente en Málaga, que tengo muchas ganas. Hacer la mudanza no va a ser fácil (risas). Llevamos ya días trabajando intensamente pero tengo ganas de instalarme ya aquí. Y luego en Madrid dejo a tantos amigos que tengo cama en muchas casas (risas).

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí