«Debemos pensar diferente para que haya un ayer y un luego de esto»

0
343

Patricia Jasín, VP de TV Azteca Internacional, comparte con ttvnews la actualidad de la división de distribución internacional de contenido y networks del gigante mexicano, que se ha enfocado en ofrecer un línea de soluciones a medida del cliente.

Ante la situación de crisis global que atraviesa la industria, TV Azteca Internacional busca atender de forma personalizada las necesidades de cada uno de sus clientes -tanto a nivel de contenido como de su portfolio de señales de TV Azteca Internacional-, mediante una oferta flexible y variada a medida de cada afilado.

En diálogo con ttvnews, Patricia Jasín, VP de TV Azteca Internacional, comparte la estrategia de la unidad internacional del gigante mexicano, además de su visión sobre la actual situación de la industria televisiva.

¿Cómo se ha adaptado TV Azteca Internacional a la situación actual?

Estamos trabajando normalmente en el sentido de frecuencia e intensidad. Por el lado del contenido, quizá un poco más enfocados en la atención al cliente en estas semanas, sobre todo para apoyar a los clientes con los que ya veníamos teniendo trato, ya sea porque teníamos un contrato firmado o estábamos en negociación. Y también a los que en este momento no tenían ningún programa nuestro al aire.

Por el lado de TV paga, que fue lo más intenso durante estas semanas, hemos estado en contacto directo con los cableoperadores. Estamos en un momento de crisis muy fuerte en la industria a nivel suscriptores. La prioridad ha sido concentrarnos cien por ciento en atender a los clientes.

En este sentido, ¿qué soluciones brindan al mercado?

Pusimos a la gente a comunicarse con una gran cantidad de nuestra cartera de clientes, que tiene más de 800 clientes de TV paga. Y cada caso es particular. Hay territorios donde no nos han solicitado nada. En otros nos han solicitado descuentos. En otros hemos hecho planes de pago adelantado del resto del año, con algún tipo de reconocimiento especial. Y en algún caso pidieron flexibilidad de plazos. En algunos casos no hicimos ningún tipo de descuento en base a las suscripciones, pero les ofrecemos paquetes de contenido para sus plataformas VOD. En toda esta estrategia somos muy flexibles. No tenemos nada escrito.

¿Qué sucede a nivel de distribución de contenido?

No hay una oferta concreta. Lo que hemos hecho fue acercarnos a los clientes ofreciendo contenidos programables en espacios donde quizá hoy están cortos de producción propia por el tema de la contingencia. Por ejemplo, contenido como los unitarios, que son fáciles porque se pueden poner y sacar cuando se quiere y no afecta la continuidad de la historia. Se vuelven muy importantes en estos momentos de crisis y de necesidad de contenido rápido. Lo que solemos hacer es vender estos unitarios en paquetes de una cantidad de episodios considerable. Y ahora lo que ofrecemos es flexibilidad en el sentido de que no hemos puesto una cantidad mínima de episodios como requisito. Aquí también es caso por caso. Hay gente que compra novelas…

El abanico de la oferta es amplio…

Lo bueno del catálogo es que tenemos un poco de todo. Nos hemos diversificado mucho en estos años. Hoy tenemos películas, documentales, series cortas y largas, unitarios y formatos. Eso nos da mucha flexibilidad y la posibilidad de atender la necesidad de clientes de TV abierta, cable o digital. Nos da un paso de ventaja con respecto a otros catálogos.

¿Cómo observa la actualidad de la industria televisiva?

Creo que hay algo de lo que la industria no habla mucho y me parece que hoy es nuestra mayor preocupación para los próximos meses. La adaptación de la industria a nuevas maneras no me preocupa, porque somos una industria creativa. Somos una industria capaz de crear nuevos protocolos e incluso nos va a beneficiar en algunas prácticas que teníamos por costumbre. Creo que nuestra preocupación principal como industria es la crisis económica de esta magnitud. Estamos acostumbrados a tener por año alguna región en crisis, pero que todos estemos en crisis es algo que no estamos acostumbrados. Y los países con economías más débiles como las latinoamericanas van a estar muy lastimados.

Las televisoras, si bien se sustentan por el consumo visual, también lo hacen por el consumo comercial. No importa si es una plataforma digital, un sistema de cable o un canal de TV abierta; todo nos conduce a que necesitamos una economía sana, sino no nos vamos a poder sostener. Van a haber muchas empresas que quiebren y muchas personas que queden sin trabajo y va a haber muchos socios comerciales que van a dejar de pautar en nuestros canales.

Desde la parte creativa lo tenemos muy manejado, pero esto es un negocio y si el negocio no funciona, no podemos abastecer nada de lo que estamos creando. Hoy estamos preocupados de cómo vamos a reinventar el negocio. Sí creo que la crisis económica en la que ya estamos inmersos -y va a durar lamentablemente mucho tiempo- es el tema de conversación base como para que cualquier estrategia que generemos sea acorde a eso. Hay veces que la conversación es lírica. Uno se pone un poco más espiritual, pero no hay que olvidar que tenemos una crisis muy importante por delante y que va a afectar a todas las industria, incluyendo la audiovisual.

¿Cómo observa la adaptación coyuntural de las ferias y mercados internacionales hacia entornos virtuales?

Me parece que va a ser una de las cosas que vamos a superar. Definitivamente la relación cara a cara no se cambia por nada. Y no solo en nuestra industria. Sí creo que tenemos que procurar no perder el contacto personal, porque eso es lo que nos hace humanos. No se puede imaginar nada hasta que no entendamos cómo quedamos.

Los eventos internacionales ya venían en baja. Esto es algo que los distribuidores hablamos. Teníamos serios problemas con nuestro marketing y asistencia de eventos. El negocio de la distribución internacional ya no rinde como antes y hoy ya se puede enviar un link para ver el contenido. ¿Cuál es la verdadera función de un mercado internacional? La mayoría de las operaciones que nosotros cerramos no las cerramos en los eventos. Antes viajábamos con memo deals. Yo ya hace mucho que no lo hago… Quizá le cambiemos el formato a los eventos y que pasen a hacer algo más de network.

¿Ya ha participado en algún mercado virtual?

Todavía no. El objetivo de viajar a un evento es conocer gente nueva. Para eso no necesito un screening virtual. Van a ser provechosos mientras puedan conectar a gente que no se conoce. La realidad por la que uno se sube a un avión y va a un evento es sumar clientes a nuestro catálogo y que normalmente no tenemos acceso sino viajando. Esa es la clave para saber si es útil un screening virtual o no. Si ellos tienen la habilidad de contactar proveedores con clientes nuevos, esa es una herramienta de utilidad.

¿Cuáles son los próximos pasos de TV Azteca Internacional?

No bajar la guardia es lo más importante. Creo que cuando se relaje esto, cuando podamos bajar un poco la intensidad de la preocupación diaria sanitaria, va a ser válido comenzar a imaginar soluciones que hoy no son tan obvias. Los modelos de producción en confinamiento, el reemplazo de la lata por la producción propia; todos estos protocolos que estamos pensando, están dentro de la cajita de lo previsible. Creo que en algún momento hay que empezar a pensar cosas diferentes para que haya un antes y un después de esto. Hoy hay que observar, imaginar y los próximos pasos son empezar a aterrizar verdaderas soluciones de cambio. Ese será la diferencia entre la empresa que sobreviva y la que no.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí