EEUU registró 1.237 nuevas muertes por coronavirus en 24 horas y se acerca a las 90.000 víctimas fatales

0
144

La gente hace cola en un banco de alimentos en la iglesia de San Bartolomé, durante el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19) en la sección Elmhurst de Queens, Nueva York, EE.UU., 15 de mayo de 2020. REUTERS/Brendan McDermid

Estados Unidos registró 1.237 muertes por coronavirus en las últimas 24 horas, lo que aumenta la cifra total de fallecidos por la covid-19 a 88.730, según el último recuento reportado el sábado por la Universidad Johns Hopkins. El país, el más castigado por la pandemia de coronavirus tanto por número de muertes como de contagios, confirmó 1.466.682 casos, informó el centro con sede en Baltimore.

El estado de Nueva York sigue siendo el más afectado en el país, con más de 200.000 contagiados. El gobernador, Andrew Cuomo, dijo el sábado que los nuevos casos confirmados de COVID-19 provienen principalmente de personas que salieron de sus hogares para ir a comprar, hacer ejercicio o socializar, en lugar de trabajadores esenciales. “Esa persona se infectó y fue al hospital o esa persona se infectó y se fue a su casa e infectó a otras personas”, dijo Cuomo durante su conferencia de prensa diaria sobre el brote de coronavirus.

Datos oficiales mostraron que el número de casos nuevos en todo el estado está fluctuando entre 2.100 y 2.500 por día. El sábado, el número de casos nuevos disminuyó a 2.419, desde los 2.762 del viernes.

Cuomo dijo que la semana pasada lanzó la teoría de que los nuevos casos provenían de trabajadores esenciales, lo que fue “incorrecto”. “La tasa de infección entre los trabajadores esenciales es más baja que la población general y esos casos nuevos provienen principalmente de personas que no están trabajando y que están en sus hogares”, sostuvo.

Cuomo destacó que Nueva York está contratando a miles de trabajadores para rastrear los contactos de personas que dieron positivo por el coronavirus. Expertos en salud sostienen que este tipo de seguimiento es fundamental para aislar a las personas potencialmente contagiosas a fin de limitar nuevos brotes.

El gobernador, decidió extender la cuarentena en la ciudad hasta el próximo 28 de mayo. La ciudad es el epicentro estadounidense de la pandemia de coronavirus con más de 20.000 personas muertas.

El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, habla en su sesión informativa diaria en el New York Medical College durante el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19) en Valhalla, Nueva York, Estados Unidos. El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, habla en su sesión informativa diaria en el New York Medical College durante el brote de la enfermedad coronavirus (COVID-19) en Valhalla, Nueva York, Estados Unidos.

El confinamiento en el estado llegó a su fin este viernes luego de dos meses. Pero no aún en la Gran Manzana, antes epicentro de efervescencia económica y cultural y hoy foco de la pandemia de coronavirus, donde fue extendido.

Varios comercios e industrias no esenciales reabren gradualmente sus puertas en las cinco regiones menos pobladas del estado, pero en la ciudad de Nueva York las autoridades temen un rebrote y sus 8,6 millones de habitantes se enfrentan resignados a un futuro incierto.

Florida se prepara para su reapertura

El estado se prepara para una mayor reapertura a partir del lunes, que esta vez sí incluye en una primera fase a los condados de Miami Dade y Broward, los más afectados por la pandemia.

Según el Departamento de Salud, hasta este sábado los casos suman 44.811, lo que significa 673 más que el viernes (44.138), mientras que el número de muertes se ha incrementado en 47 en las últimas 24 horas hasta las 1.917. Además se han realizado hasta 630.795 pruebas del COVID-19 en el estado, con un resultado positivo del 7,1 % (44.811), y ha habido 8.146 hospitalizaciones.

Miami-Dade y Broward siguen siendo los condados en los que el impacto del coronavirus es más fuerte. El primero ha acumulado 15.190 casos y 559 muertes, y el segundo 6.049 casos y 278 decesos.

Esos condados entrarán este lunes en la primera de tres fases de reapertura decretadas por el gobernador Ron DeSantis, mientras que los otro 65 contados de Florida entrarán en la segunda. La primera permite la apertura de negocios no esenciales como restaurantes, tiendas minoristas, museos y bibliotecas al cuarto de su capacidad y la segunda a la mitad de su capacidad, y agrega ahora gimnasios.

Universidad de Miami Universidad de Miami

Estos alivios al confinamiento, todos con restricciones que permitan cumplir distanciamiento social y evitar la propagación del virus con tapabocas, se unen a la apertura desde abril de parques, marinas y campos de golf en la mayoría de Florida, como también de peluquerías y salones de belleza, la semana pasada.

Estas pautas exigen, entre otras, mantener una distancia de seguridad entre las personas de 6 pies o 1,82 metros. Sin embargo, las playas continúan cerradas en varias ciudades del sureste de Florida, donde va más lenta la reapertura, especialmente en los condados de Broward y Miami-Dade.

En este último, incluso las ciudades de Miami, Miami Beach, Doral, Hialeh y Miami Gardens comenzarán apenas una primera fase el próximo miércoles. En estas cinco ciudades, el comercio minorista estará abierto al 25 % de capacidad con medidas de distanciamiento social. Tanto en Miami-Dade como en Broward no podrán abrir bares, spas, gimnasios, cines, playas, piscinas, ni tiendas de tatuajes y masajes.

En otros como Palm Beach, al norte de Broward, este sábado comenzó incluso a operar el restaurante y las piscinas del club privado Mar-a-Lago, del presidente Donald Trump, mientras el hotel y el salón principal se mantendrán cerrados. En este condado, en donde además abrirán a partir del lunes las playas, hay hasta hoy 4.357 casos confirmados de COVID-19 y 275 muertes.

El gobernador de Florida, Ron DeSantis, anunció la expansión a la primera fase permite que abran los gimnasios, las bibliotecas y los museos todos con un máximo de capacidad del 50%. DeSantis anunció que los equipos de deportes profesionales tendrán permiso para practicar y empezar a jugar también sin fanáticos. Y los parques de atracciones podrán ahora presentar al estado sus planes de reapertura.

Las playas de Miami-Dade, no obstante, permanecerán cerradas.

Gimenez y el alcalde de Broward, Dale Holness, se coordinarán en lo que respecta a las playas. “Si abrimos una sección de la playa y otra permanece cerrada, entonces atraeremos una multitud y volveremos a la situación en la que no queremos estar”, expresó Holness.

De todos modos, según consignó NBC, ciudades como Miami, Miami Beach y Doral están coordinando una reapertura más lenta que la establecida en los lineamientos del condado.

MÁS SOBRE ESTE TEMA:

Alarma en Nueva York: el coronavirus dejó a los bancos de sangre de la ciudad con solo 48 horas de reservas

EEUU evalúa volver a financiar a la OMS: “Pagaríamos el 10 % de lo que hemos estado aportando durante muchos años”

La OMS dice que no hay prueba concluyente de que el coronavirus se contagie a través de objetos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí