«Esta crisis nos encuentra entrenados»

0
192

Víctor López, director general de la productora española de animación responsable del exitosísimo Pocoyó, asegura que la experiencia les ha enseñado a estar preparados, diversificando el negocio y desarrollando nuevos contenidos.

Hablar de Zinkia es hablar, sobre todo, de Pocoyó, una de las marcas de animación más robustas del mundo y que se prepara para lanzar este año una nueva temporada.

A 15 años de su primer estreno, el personaje sigue agrandando su alcance: sus contenidos alcanzaron 547 millones de visionados durante el abril del confinamiento. Un nuevo récord para este pequeño niño curioso, que durante ese mes logró entretener a los niños durante 97,6 millones de horas, el equivalente a 11.143 años de emisión.

Sin embargo, la productora española (con sedes en Madrid y en las Islas Canarias) no se detiene y trabaja desarrollando nuevas marcas.

Desde su casa en Madrid, Víctor López detalla a ttvnews cómo encontró a Zinkia esta crisis global, de qué manera se reinventan para hacerle frente y cómo ven el futuro.

¿Cómo está afrontando Zinkia esta pandemia?

La verdad que bien. Viendo cómo sobrellevamos esta nueva situación, cómo variamos los modelos de negocio para evitar la caída. El mundo ya ha cambiado y tenemos que adaptarnos.

Afortunadamente, nosotros tenemos a todo el mundo trabajando. En términos de producción, vamos a entregar la próxima temporada de Pocoyó en plazo. Estamos cumpliendo la planificación a rajatabla. Es una ventaja de la animación.

Además, en Zinkia tenemos un sistema de gestión de la producción muy potente, liderado por Luis Armengol, que está funcionando como un reloj. Ahora mismo tenemos al equipo de Madrid, que son unas 50 personas, más el equipo de Canarias, de 22 personas, trabajando todos dentro de la misma intranet. Los flujos no han variado y los tiempos tampoco.

Y luego, tanto Stephen Fry como José María del Río están grabando las voces de Pocoyó en casa. Se les está dirigiendo por videoconferencia. De manera que los planes para Pocoyó siguen todos en pie. Vamos a producir 26 episodios de 7 minutos para estreno en televisión, acabaremos este año con unas 46 canciones en el canal musical, y en torno a 15 especiales de 7 minutos específicamente para YouTube y plataformas digitales.

Esta no es la primera crisis que atraviesa Zinkia. Estarán mejor preparados que otros…

Yo arranqué Zinkia con David [Cantolla] y con Colman [López] a finales de 2001, y estuvimos hasta enero de 2008. Y yo he vuelto en enero de 2019. Zinkia ha pasado momentos muy duros, con concurso de acreedores, no se podía pagar a los trabajadores… Ha sido muy duro, según qué épocas. La gente se curtió mucho, y yo personalmente también. Así que esto nos encuentra entrenados y más preparados, al menos mentalmente.

Nos ha ayudado a ser conscientes de que no puedes esperar una buena noticia, a saber todos tenemos que renunciar a cosas a cambio de que la compañía siga en marcha… Ha sido toda una lección de vida y empresarial que ahora estamos aplicando.

¿Qué crees que nos espera después de la Covid-19?

Viene una época muy dura. La caída económica va a ser enorme. Va a reducirse capacidad de consumo, de inversión, el dinero que es temeroso se va a esconder más… y es a nivel global.

Sin embargo, hay algunas industrias que pueden salir reforzadas, y el entretenimiento es una de ellas. El consumo y la demanda de contenido se está disparando en todas las plataformas. Nos va a ir peor, pero tal vez suframos menos que otras industrias. Pero hay que estar muy espabilado, muy ágil, y saber reinventarse.

¿Y de qué forma se reinventa Zinkia?

Estamos construyendo Pocoyó de manera diferente. Ya no son solo episodios de tele, sino que ofrecemos todo un ecosistema de contenidos reforzar la marca. Eestá YouTube, plataformas SVOD y AVOD, un videojuego para consolas, apps, contenidos web, licencias… E incluso tenemos una prueba piloto con la Universidad de Cambridge para enseñar inglés a los niños.

Afortunadamente estamos bien diversificados en nuestras fuentes de ingresos.

En lo audiovisual, hemos desdoblado el contenido que va para tele del que va a plataformas digitales. Porque las televisiones te piden una ventana frente a YouTube, pero nuestro canal de YouTube es muy potente y tenemos que seguir produciendo contenidos.

El año pasado batimos récord de vídeos vistos, de minutos y de ingresos. Y ahora, con el confinamiento, en minutos vistos estamos cuatro veces más que lo que teníamos hace 12 meses. La pena es que no hay anunciantes, y eso nos lastra en lo económico.

¿Cómo se dividen los ingresos de la explotación audiovisual de Pocoyó?

Si eliminamos todo lo que es licencias y nos centramos solo en la explotación audiovisual del contenido, en los episodios, te diría que YouTube puede significar el 50 o 60% de los ingresos, en segundo lugar las plataformas SVOD (Netflix, HBO, etc.), y luego las televisiones convencionales, tanto Free TV como Pay TV.

¿Qué pantallas tienen confirmadas para la nueva temporada?

ABC en Australia, que ya está firmado el precontrato; RTVE, que es nuestro socio preferente aquí en España; y luego prevendiendo… a estas alturas del año ya deberíamos tener ocho o diez contratos firmados, que lógicamente van un poco más lentos, pero que se van a concretar. Yo creo que vamos a estrenar la nueva temporada en no menos de 10 o 12 canales de televisión.

¿Qué otros proyectos tiene entre manos Zinkia?

Recuperé un proyecto que dejamos hecho antes de irnos, en 2007, que se llama Mola Noguru. Es un proyecto preescolar, estéticamente precioso. Surgió una oportunidad, nos pusimos a trabajar en ello y lo presentamos en Kidscreen. La acogida fue realmente buena y estamos arrancando las conversaciones para firmar acuerdos de coproducción ya.

Después de Kidscreen pensábamos que antes de final de año podíamos tenerlo financiado y arrancar la preproducción. Ahora todo va más lento, todo el mundo es más cauto. Pero, quizá pecando de optimista, pienso que podremos llegar a la meta de este año.

Y luego, no paramos. Estamos desarrollando nuevos proyectos. Que creo que es algo que durante un tiempo perdimos en Zinkia, se convirtió en una compañía que vivía de Pocoyó. Que, ojo, es un marcón, ¿eh? Una marca que ha superado todos los vaivenes que ha superado Pocoyó, sin duda es sólida como una roca. Pero más allá de tener una gran propiedad, hay que seguir generando y creando nuevos contenidos. Creo que es la esencia fundamental de una productora y de la gente que trabaja ahí: no detener la creatividad.

La máquina de generar contenidos en Zinkia ya no va a parar.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí