«Llega el momento de América Latina»

0
181

Fidela Navarro, CEO de Dopamine, comenta a ttvnews la actualidad de la productora que tiene en desarrollo varios proyectos de series premium entre los que figura una serie corta en inglés a filmarse en Europa con Nent Studios del Reino Unido.

Como productora independiente, Dopamine tiene el respaldo financiero de Grupo Salinas como para afrontar estos tiempos de incertidumbre y reordenamiento del mercado internacional de la producción de contenido premium.

En este contexto, Fidela Navarro, CEO de la compañía, comparte con ttvnews la actualidad de la productora y sus proyectos actuales, así como su visión de una industria latinoamericana que busca su espacio en el mercado global.

¿Cómo está llevando Dopamine esta situación de stand by de la industria?

Con mucha actitud y energía, tratando de sacar ventaja de la situación. La verdad es que tengo a un equipo muy activo y valoramos mucho la suerte de que la pandemia no nos haya pescado en medio de una preproducción o de un rodaje. Y eso es una gran ventaja como punto de partida. Seguimos cumpliendo con el plan de trabajo y persiguiendo los mismos objetivos que teníamos antes de la pandemia. Somos un equipo que está acostumbrado a trabajar mesas de escritura a la distancia con Madrid, Argentina o Los Ángeles. La verdad es que no ha cambiado la dinámica, pero sí la energía y el foco.

En este sentido, ¿cuál es la actualidad de los proyectos de Dopamine?

Ahora mismo estamos cumpliendo calendarios y entregas de desarrollos o de guion de cuatro series cuyas producciones están calendarizadas para el último cuatrimestre de este año y principios del siguiente.

¿Cuáles son estos proyectos?

Tres son para el mercado latinoamericano con nuestros amigos de WarnerMedia. Estamos escribiendo la segunda temporada de Amarres, también Coyote. Estamos escribiendo una comedia negra titulada Bunker también para WarnerMedia. Y el desarrollo de la segunda temporada de Tu parte del trato, una serie cuya primera temporada fue producida por Polka para WarnerMedia en Argentina. También estamos trabajando el desarrollo de una serie muy importante para el mercado europeo y en preproducción de una serie que anunciaremos próximamente con nuestros socios de DRG.

¿Qué puede adelantar del proyecto con DRG?

Estamos preparando una serie que si todo va bien se va a producir este año. Además, terminando el primer desarrollo de otras series que hemos estado pitchando en el mercado y preparando dos proyectos de entretenimiento premium para OTT…

Dopamine ya había anunciado esta nueva línea de negocio con foco en el entretenimiento premium…

Estamos trabajando sin prisa, pero sin pausa. No es nuestra prioridad. Pero Amaya Muruzabal, nuestra directora de contenido y desarrollo, tiene una gran experiencia en el mundo del entretenimiento. Es cierto que hay una demanda de eso. Y en México este nuevo entretenimiento es diferente al que estamos acostumbrados a ver en la TV abierta e incluso en Pay TV. Tiene una parte de guion y de producción que nos apetece y también nos divierte.

Retornando a la serie en inglés con DRG. ¿Cuál es el origen de la idea?

No te puedo decir porque para nosotros es el gran secreto y una gran alegría. Si te puedo decir que este anuncio de acuerdo macro con nuestros amigos de Nent Studios (DRG) que van a anunciar este cambio de marca, es muy refrescante. Es un acuerdo importante para nosotros que nos ha costado mucho tiempo. No es solo el anuncio del deal. Hemos estado trabajando en nuestro gran proyecto. Es una serie corta, premium y en inglés a grabarse en Europa.

Dopamine se ha caracterizado por sus desarrollos de ficciones in house. ¿Sigue siendo la meta con proyectos como Bunker?

Totalmente. En la primera etapa no tanto y después de forma natural. Al final los socios que han seleccionado proyectos han sido ideas -en su gran mayoría- propias. El 70% de los proyectos han sido in house. Eso no quiere decir que sigamos buscando y estemos abiertos a todas las propuestas. Siempre hay algunas que no son nuestras. Los creadores vinieron con la idea y nosotros hemos montado y dirigido las mesas de escritura, la producción y los modelos de negocio.

¿Qué ha significado la experiencia de Hernán? ¿Cuál es el status de la segunda temporada que quedó en stand by?

Muy contentos con la primera temporada. Cumplimos con nuestros objetivos. Logramos afortunadamente hacerlo. No ha sido sencillo. Imagínate ahora con el Covid la situación que hubiéramos tenido. Paramos el rodaje porque no se aclaraba el status del back lot con las autoridades y decidimos esperar hasta tener la autorización correspondiente. Como la autorización tardó muchísimo tiempo ya no pudimos empezar en la fecha prevista. Al final tienes que reagendar. Hemos decidido esperar y ver cuál es el escenario post Covid.

¿Qué le ha dejado esta experiencia?

Fue una primera temporada cerrada. Es un proyecto que nos ha permitido sentarnos -con conocimiento de causa y el ejemplo del trabajo realizado- con compañías internacionales a la hora de buscar nuevos proyectos. En cuanto a contenido estamos contentos. Los socios están contentos y Hernán nos ha permitido avanzar en esa conquista del mercado.

¿Cómo se maneja Dopamine en cuanto a modelos de producción?

Nosotros trabajamos con todos los modelos de negocio. Las series que estamos haciendo ahora para Warner, son originales para ellos. Luego tenemos el modelo Hernán que es multiventana, donde nosotros financiamos, tomamos los riesgos, empujamos y luego vemos. Y luego tenemos también otros modelos de coproducción, que vamos mitad a mitad con los socios en todas las fases del proceso. Ya sea que el proyecto acabe siendo un original o un proyecto multiventana. También estamos invirtiendo en alguno como negocio. Seguimos siempre abiertos a todo tipo de proyectos.

Y en este contexto, ¿cómo cree que se reformulará el sector de la producción?

Con el Covid creo que tenemos una oportunidad de volver al modelo de coproducciones, porque hace unos años la tendencia era coproducir. Luego llegaron las OTTs con todo el plan de marketing y todo es original, pero el original como productores y creadores no es suficiente. Creo que lo del Covid también es una oportunidad para compartir los riesgos adicionales que todo proyecto tiene como original y dejar otra vez la puerta abierta a las coproducciones grandes. Yo insisto: hay que coproducir en América Latina, pero con más inversión y seguir escalando los proyectos sin estar condicionados única y exclusivamente a los originales.

Considera que en un futuro va a haber producciones con presupuestos más elevados o en definitiva los budgets se van a equilibrar entre lo que era antes y las grandes inversiones de los OTTs?

Yo creo que lo bueno siempre va a costar. Al final lo que va a ocurrir es que vamos a esperar a que se vuelva a reordenar el mercado. La audiencia ya exige ver contenidos de calidad. Y creo que debe haber un reordenamiento en cuanto a jugadores, porque es difícil mantener el ritmo de lo que está pasando solos como productores independientes. No todo el mundo va a resistir este tirón. Creo que va a ver menos jugadores. Las compañías que adquieren y que encargan van a terminar de definir sus apuestas y su tipo de identificación de contenido y también van a elegir con quién lo quieren hacer. Nos esforzaremos más en ajustar el cinturón. Pero lo que nadie puede evitar es que trabajamos en un escenario global con todas las monedas y movilidad. Es un reto muy grande. En América Latina tenemos que empujar más por las series premium que requieren mas inversión. Debemos aprovechar nuestra ventaja competitiva por nuestras divisas.

¿América Latina tiene el talento suficiente como para desarrollar industria y así satisfacer la gran demanda de contenido que requerirán las OTTs?

No lo dudo. Nuestro sector en América Latina tiene una actitud positiva. Nos levantamos rápido de las adversidades. Eso hay que aprovecharlo. Lo que ocurre es que también el mundo es global y las empresas debemos tener una visión más internacional. Todos debemos estar abiertos a trabajar en equipos mixtos, olvidando las nacionalidades. Ahí es donde está el secreto y esta situación nos está afianzando en eso. Tenemos que superar nosotros las barreras territoriales.

¿Qué sucede con el apoyo de los estados? ¿Cuál es la realidad en México?

Se ha considerado en los últimos años. Somos como un sub artículo. No hay una política de estado y menos de cara a la ficción de series. Es más, ahora estamos en una situación donde antes veías creadores yendo a ProMéxico tratando de buscar fondos, pero por ahí no va a ir el asunto…

Y en cuanto a tendencias, ¿considera que vamos hacia la producción de ficciones cada vez más cortas?

Yo creo que no. En TV abierta siguen teniendo buenas cifras con la ficción… Lo que pasa es que las fuerzas se distribuyen y se reordenan. Tenemos ejemplos de series que han funcionado muy bien en OTT y también en TV abierta. O viceversa. Tenemos que crear de todo; para el celular o para la TV abierta. Aquí nadie muere.

¿Pero no cree que hay una tendencia marcada al respecto?

Las tendencias y los cambios van demasiado rápido. Ya nada dura nada. Nadie tiene una bola de cristal. Sí hay tendencias de plataformas y consumo. Vas a un pitch y se demanda algo, y no has terminado el primer desarrollo y ya te están pidiendo otra cosa. Los cambios son tan acelerados que a la parte creativa no le está dejando respirar, pero los básicos siguen siendo los básicos.

¿Y cómo sigue esto?

Yo lo que creo es que necesitamos calma y mucho optimismo. Esto del Covid ha sido un paréntesis muy interesante para la observación y la reingeniería. El que no estaba seguro de estar en la industria esto le ha dado una respuesta. En Dopamine estamos con todo y vamos a estar muy preparados cuando todo vuelva paulatinamente a la normalidad.

Mientras tanto tenemos que esperar a las recomendaciones de los gobiernos, tenemos que esperar a las compañías. Para las productoras es una etapa de mucho desasosiego. Ya no tenemos el problema del banco sino del riesgo latente de parar el rodaje con el primer estornudo. Hay que tener mucha paciencia.

Creo que va a haber reordenamiento: menos jugadores, más foco y más prisa. Se llevará el pato al agua el que llegue a un mercado y acuerde con las productoras que van a poder resistir.

A modo de cierre, ¿un mensaje a la industria?

Yo creo que es el momento de que las grandes compañías internacionales que tienen brazos distribuidores y de producción, inviertan en la coproducción -en español, inglés o mixto en el mercado latinoamericano-, para que no pierdan la carrera que tienen frente a las OTTs, que están acaparando a la creatividad y a todo el talento con foco original. Llega el momento de América Latina y el Covid es un catalizador hacia la toma de decisiones.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí