‘MasterChef’ se defiende en medio de la polémica publicando una foto tomada en diciembre de 2019

0
278
Un momento de

TVEUn momento de MasterChef

La expulsión de Saray Carrillo de MasterChef sigue generando una enorme polvareda a pesar de que ya ha transcurrido una semana de la emisión de ese programa.

La concursante presentó a los jueces un pájaro muerto tras negarse a desplumar una perdiz, una circunstancia que enfadó al chef Jordi Cruz, que fue muy duro con ella. “Nos hemos equivocado terriblemente contigo y me sabe mal. Este jurado es la vez que más se ha equivocado a la hora de dejar entrar a alguien por esa puerta en ocho años”, llegó a decir.

Tras ello, CCOO ha exigido a TVE que se emitan disculpas públicas por el trato dado a la concursante, que se definió en su presentación como “gitana y transexual”.

Pero la polémica ha crecido en los últimos días después de que la propia Saray afirmase en El Diario de Córdoba que ella no se presentó al casting de MasterChef.

“Yo no me presenté, ni lo había pensado en ningún momento, pero una redactora de búsqueda que se dedica a buscar perfiles contactó conmigo, yo les dije que yo sabía cocinar lo típico de una casa, pero nada más y como insistieron, decidí presentarme”, ha afirmado.

Ahora, tras el revuelo por esas palabras, Esther González, Directora de Casting de Shine Iberia, productora de MasterChef, ha publicado una foto del casting presencial tomada en Sevilla el 11 de diciembre de 2019. “Saray, en primera fila junto al plato que presentó”, subraya.

Además, Shine Iberia ha explicado en Verteleque a partir de la publicación de las bases para inscribirse, existen dos opciones: que la gente se apunte a las pruebas que se celebran en las ciudades propuestas o que una persona entre al proceso después de ser contactada por redactores de la productora tras un sondeo en redes sociales.

Según explica la productora a ese portal, entre un 10 y un 15% de esos contactados acaban accediendo a probar suerte, y no asegura que tengan más probabilidades de pasar de fase.  

La educadora social, comentan, había subido fotografías de platos cocinados por ella misma en Instagram; en uno de ellos etiquetó a MasterChef, y hasta añadió el hashtag #MasterChef8, lo que les sirvió como prueba de que tenía un potencial interés

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí