Ahora sí: Jorge Javier Vázquez ya es historia de la televisión

0
146
Ahora sí: Jorge Javier Vázquez ya es historia de la televisión

Le sobra recorrido en televisión y es el dueño y señor de los programas de Telecinco, pero se puede decir que es ahora cuando Jorge Javier Vázquez (1970) de verdad ha hecho historia.

Sus discursos políticos, su forma de manejar el culebrón de Alfonso Merlos durante casi cuatro horas en directo (más la cola que ha traído el asunto) y su frase de esta semana —“Este programa (Sálvame) es de rojos y maricones”— tras discutir con Antonio Montero han sido algunos de los momentos que lo han convertido en Trending Topic en Twitter en las últimas dos semanas.

Lógico, por otro lado, porque el presentador no se despega de la cámara. Se le puede ver en pantalla de lunes a sábado. Ya sólo le falta no descansar el domingo.

Jorge Javier ha estado alejado de la televisión únicamente en dos momentos de su vida: siete meses tras la cancelación de Aquí hay tomate en 2008 y más de un mes en 2019 por sufrir un ictus.

¿Por qué ahora sí ha hecho historia?

1. Porque nunca se ha cortado para decir lo que piensa, pero su discurso en estos momentos tiene más calado que nunca. Incluso hay políticos que le han alabado públicamente por ello: ”¡El discurso de Vox aquí no! Aquí podéis debatir de lo que os salga de la peineta, pero los discursos y las mierdas no”.

2. Porque sólo él es capaz de conducir un programa en directo que tiró toda su escaleta 10 minutos antes para entrevistar a Marta López (la exnovia de Alfonso Merlos). Cuatro horas en Sábado Deluxe el pasado sábado sin más guion que su brillante manejo del directo. Y consiguió un 20% de cuota de pantalla manteniendo a la audiencia pegada a la televisión hasta las 1:45 de la mañana. Y porque sólo él es capaz de lograr en directo el tenso reencuentro entre Alfonso Merlos y Marta López.

3. Por haber triunfado con sus memes en Twitter.

4. Porque es el único presentador que se permite silenciar a sus colaboradores cuando difunden mensajes absurdos y fraudulentos: ”¿Qué tiene que ver aquí Pablo Iglesias? ¿Le ha puesto él a la tía o qué? ¿O Irene Montero? Y ahora el chalé de Galapagar, ¿qué tiene que ver aquí el chalé de Galapagar?”. Fue su respuesta, con un elevado tono de voz, a Antonio Montero, que vinculó a Pablo Iglesias con el Merlos Place.

5. Porque tiene para todos: para Alfonso Merlos y Javier Negre —“la descomposición de la derecha mediática”—. Para Jon Kortajarena —“si fueras Jon Kortajarena la de tortillas que podrías comprar con 10.000 euros”—. O para la clase política: “Ni por Sánchez ni por Casado ni por Rufián ni por Abascal ni por ninguno de ellos, vamos a salir por la gente que forma este país que está mucho más a la altura de lo que lo está la clase dirigente, que son una auténtica vergüenza”.

6. Porque necesitamos más “rojos y maricones”, como Jorge Javier Vázquez.

7. Porque en las últimas semanas ha pronunciado más frases célebres que nunca: “Si pasas una mala racha, no te folles a un facha” (al hilo del caso Merlos).

8. Porque incluso con sus críticas, ha logrado acercar a los políticos a Sálvame. Muchos como Irene Montero, Juan Carlos Monedero o Cristina Cifuentes ya han aparecido en directo en el programa.

9. Porque con todo esto ha conseguido llegar a gente que jamás ve sus programas.

Y más…

10. Porque se mueve como pez en el agua de un plató a otro, de un formato a otro (aunque sean similares) y es más protagonista en las galas de los realities que presenta que los propios concursantes. Y no es porque él lo busque, sino por su espontaneidad y por la forma de sacar todo el jugo posible de los participantes y colaboradores.

11. Porque nadie diría que hubo un momento en el que sufrió pánico escénico en sus inicios en la televisión.

12. Porque cuando le entra la risa podría hacer los programas él solo: no puede ser más contagiosa.

13. Porque es el rey del show. Lo hace como nadie y eso es lo que se valora de él.

14. Porque ha conseguido que al pensar en presentadores de la televisión —más allá de los informativos— el primero que aparece en la mente del público su nombre.

15. Porque se ha convertido en el pilar de una cadena de televisión que está acostumbrada a ser líder de audiencia. Y, precisamente, él consigue más audiencia que nadie.

16. Porque defiende sus ideales y es la libertad de expresión en persona.

17. Porque cuando sufrió el ictus en 2019, todo espectador de Telecinco lo echó en falta.

18. Porque si le hubiesen dicho cuando empezó en el mundo de la prensa rosa, siendo un chaval tímido y retraído, que llegaría donde ha llegado, no se lo habría creído.

19. Porque ha ido de menos a más y el espectador lo ha visto crecer.

20. Porque es la figura de la transición de una televisión arcaica a una completamente rejuvenecida. Por algo le dieron el premio Ondas en 2009 al Mejor presentador de la televisión.

21. Porque ha sido capaz de soportar el peso de la fama, después de trabajarlo mucho emocionalmente. Y ahí ha seguido, al pie del cañón.

22. Porque nadie sabe de dónde saca el tiempo para leer, hacer teatro y ver cine. Tiene cultura y ningún complejo en presentar telerrealidad.

23. Porque por eso, por su falta de complejos, ha defendido a capa y espada los formatos que presenta, hasta el punto de mandar un recado a Rosa María Mateo (administradora de RTVE): “Si haces televisión y no haces realities y desprecias el género, ¿qué eres? Nada”.

24. Porque lo que muchos califican como ego es sólo naturalidad, y eso es lo que se alaba de él.

25. Porque tiene tanta personalidad como profesionalidad y ha conseguido tantas cosas que su figura no se olvidará nunca.

Presentadores en sus inicios

Ve la galería

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí