Análisis

Objetivo Eurovisión 2017: La última batalla por el pasaporte a Kiev

By  | 

 ¡Ha llegado el día! Quedan horas para la gala de Objetivo Eurovisión, el “impecable” programa que TVE prometió allá por el mes de octubre que tendríamos. “Nos comprometemos a subsanar todos los problemas”, comentaba la directora de Entretenimiento de RTVE, Toñi Prieto cuando se le preguntó por los problemas técnicos de nuestras preselecciones nacionales.

 A la espera del plato final, lo único que tenemos claro es que en cocinas no va todo tan bien como nos dijeron que iría. Artistas descontentos con el trascurso de los ensayos, una promoción escasa, un cuestionable jurado que guarda relación con algunos de los artistas participantes, invitados que rechazan asistir a la gala porque se les invita de forma precipitada…  Si algo tenemos claro es que este año tampoco ganamos Eurovisión.

 Por otro lado, TVE nos prometió buenos artistas. Y, a fin de cuentas, los tenemos. El problema reside en que la mayoría de nuestras canciones que no están a la altura de los artistas y, mucho menos, de Eurovisión 2017. Es por ello que, ahora que he superado la eliminación de Brequette del Eurocasting, voy a recopilar las seis canciones que aspiran a representarnos a España en Eurovisión y a opinar acerca de ellas (por si hay algún lector despistado que todavía no sabe lo que se avecina).

 Para empezar, vamos con la canción que llegó a la final gracias al Eurocasting de RTVE:

  • LeKlein – «Ouch!».

 Vanesa Klein es una artistaza. Eso lo hemos comprobado todos en el concierto final del Eurocasting. Su buen directo engrandeció su tema «Ouch!» haciéndole ganar su plaza en esta final de Objetivo Eurovisión. Eso es un punto a favor ante una canción que, a pesar de ser una candidatura bastante decente, puede pasar desapercibida en una final de Eurovisión. No me desagradaría LeKlein en Kiev si no fuera porque basta con que la coloquen entre una actuación como las de Rusia y Ucrania en 2016 para acabar en la posición 22 de la tabla.

 Los sondeos no la dejan mal, incluso ha sido la favorita del sondeo que OGAE Spain realiza cada año entre sus socios. Quizás el hecho de que fuera la canción que conocíamos desde hace más tiempo ha hecho que baje en algunos de los sondeos.

 A la canción de LeKlein se han sumado las propuestas de cinco artistas profesionales elegidos de manera interna por RTVE. Así que vamos ahora a por tres ellas:

  • Maika Barbero – «Momento Crítico».

 Cuando oí los rumores acerca de la participación de Maika dije: “Tiene muchas papeletas para ser mi favorita”. Qué equivocado estaba. Tenía en mente a la Maika que vimos en «La Voz», que a mí me dejó en shock con una de las mejores versiones que he escuchado de «Heaven» en un concurso de televisión.

 Imaginé a Maika, una artista que sabe trasmitir como nadie y con un directo potente, con una canción a la altura de sus cualidades. Un temazo rockero de verdad. Sin embargo, «Momento crítico» suena a pop rock de los 90. Suena a desfasado. Afortunadamente, la voz de Maika podrá salvar la actuación en la gala (si el sonido lo permite), como hace en la versión a piano de «Momento crítico», y hacer algo decente ante este fallo de concordancia en el pack artista-canción.

  • Mario Jefferson – «Spin my head».

 Este malagueño tiene una voz muy peculiar que le hace destacar entre los demás, además, cuenta con un rollo en escena que ya quisieran muchos. Su imagen y su voz son dos armas a explotar sobre el escenario de Kiev si no fuera por su canción. Para muchos es la candidatura más “flojita” de las seis.

 Está claro que «Spin my head» no está hecha para ganar Eurovisión. Es una canción lineal y repetitiva hasta la saciedad. Esto la hace muy poco competitiva de cara a un Festival de Eurovisión. Mario nos ha puesto por delante otros temas mucho más dignos de Eurovisión que lo que presenta este año para Kiev.

  • Paula Rojo – «Lo que nunca fue».

Todo lo que canta esta mujer me encanta. Pero yo no soy Europa. Y seamos realista, esperábamos otra cosa de Paula. Algo en la línea de algunos de los singles de sus dos discos. Y ella, una de las artistas con más talento que tenemos en España, aparece con «Lo que nunca fue». El chasco que muchos eurofans nos llevamos fue enorme.

 Lo destacable de «Lo que nunca fue» no es más que la preciosa voz de Paula. A pesar de que suena todo muy natural y ella se muestra muy cómoda cantándola, a la canción le falta esa chispa que otras propuestas eurovisivas en la línea de “Folk-country-pop” han llevado a Eurovisión, cosechando buenos frutos en las votaciones.

Mirela y Manel, los dos favoritos para Kiev

 Desde la publicación de las canciones, dos temas han conseguido destacar sobre el resto tanto a nivel de viralidad como en éxito en los sondeos: «Contigo» de Mirela y «Do it for your lover» de Manel Navarro. Mientras que la primera es la reina de gran parte de los sondeos (Incluidos los de dos de las páginas web de referencia a la hora de hablar del festival: Eurovision-Spain y Wiwiblogs) y cuenta con más de 440.000 reproducciones en su vídeo oficial de YouTube, el segundo no sólo le sigue de cerca en los sondeos, sino que se ha convertido en el rey de Spotify con más de 600.000 reproducciones de «Do it for your lover».

 Debido a este éxito cosechado por ambas candidaturas y comprobar que son las dos con más posibilidades de pisar el escenario de Kiev el próximo mes de mayo, he decidido detenerme mucho más a la hora de analizar estas dos propuestas:

  • Mirela – «Contigo».

 Mirela es todo un icono para los eurofans españoles, que la conocen desde que era literalmente una niña. Todos hemos sido testigos cómo esa chica que apuntaba maneras cantando «Ausencia» en Eurojunior 2004 se ha ido convirtiendo en la mujer que es hoy. Sus cualidades vocales y templanza en el escenario son fácilmente envidiadas por cualquiera de los artistas que triunfan en este país. Esto ha llevado a muchos a preguntarse lo siguiente: ¿Está «Contigo» a la altura de una artista de la talla de Mirela? Y lo que es más importante: ¿Está «Contigo» a la altura de un Festival de Eurovisión en pleno 2017?

 «Contigo» es un tema que se le queda pequeño a Mirela. Ese guitarreo del comienzo ya te invita a pensar en verano. Nuestras playas. Las hogueras de San Juan. Ese amor de verano que nos hace perder la cabeza… Efectivamente, hemos caído de pleno en el cliché de “Lo que esperan de nosotros”. Una apuesta por lo fácil en lugar de arriesgar para ganar Eurovisión. Una artista con la personalidad de Mirela no merece caer en tópicos y clichés desfasados. Y que conste que se puede hacer un tema latino que suena a actual (Lo último de la malagueña Ana Mena es un claro ejemplo de ello). Por otro lado, soy incapaz de ver a Mirela metida en un pack de “petardeo” que no va con ella. Recuerden esto queridos autores: La canción debe ser la que se amolde al artista y no al contrario.

 La canción está bien producida y no voy a negar el trabajo del equipo que está detrás de Mirela, la pregunta es si el resultado es el idóneo para un Festival de Eurovisión… Que no sea de mediados de la década de los 2000, claro está. Y no, no es malo que suene a los 2000, sólo que, a simple vista, la hace menos competitiva en un festival que se va actualizando a los tiempos que corren. Esto no significa que todas las propuestas en Eurovisión tienen que sonar iguales. Mirad el variado TOP 10 de la edición pasada y lo comprobaréis.

 Además, este tipo de temas se está cayendo de las grandes preselecciones europeas. Un claro ejemplo es el reciente batacazo de «One more night» de Dinah Nah en la primera semifinal del Melodifestivalen. Sí, todo el mundo lo dio todo con Dinah el pasado sábado pero, a la hora de la verdad, se quedó en la sexta posición (de siete que competían aquella noche). Personalmente, y con la mano en el corazón, no quiero que Mirela se lleve el mismo batacazo en Kiev.

 Siempre he apostado por llevar a Mirela a Eurovisión, y ella ha sido testigo durante estos años de mi admiración hacia su persona, pero la visualizaba a con un temazo a lo «Sound Of Silence», «Undo» o «A million voices». Algo con lo que dejara a Europa en shock y no que se conformara con llevar el tema con el que bailotear en el EuroClub y en todas las fiestas organizadas por los eurofans.

 Si, finalmente, Mirela acaba en Kiev, contará con mi apoyo. Viviremos este sueño junto a ella, disfrutaremos de la fiesta y cruzaremos los dedos para alejarnos lo máximo posible del puesto 26 de la tabla de clasificación.

  • Manel Navarro – «Do it for your lover».

 Sin duda es nuestra propuesta para Eurovisión 2017 que realmente suena a 2017. Puede que Manel Navarro fuera, a simple vista y para muchos de nosotros, el más desconocido de los seis candidatos, pero lo cierto es que ha conseguido meterse al público en el bolsillo con su tema «Do it for your lover».

 Manel no sólo canta bien, sino que también lleva un tema creado al milímetro por y para él. Es por ello que la naturalidad que desprende al cantar esta canción hace que te guste más en directo de lo que te puede gustar en la versión estudio. «Do it for your lover» se convierte así en un tema que vendrá como agua de mayo en la final de Eurovisión. Este tipo de canciones, sencillas al oído pero dentro del marco de calidad, se agradecen en una época en la que Eurovisión está pasando a llenarse de pantallas, hologramas y demás extras (Que no estoy para nada en contra de esto, que conste, pero es necesario ese break visual). No hay que irse muy lejos para encontrar un par de ejemplos: El neerlandés Douwe Bob se quedó a las puertas del TOP 10 con una canción fresca y sencilla, sin muchos artificios (por darle naturalidad, hasta incluso recreó el típico escenario de pub en el que él está acostumbrado a actuar), mientras que el sueco Frans consiguió en TOP 5. Dos canciones que suenan diferentes, por cierto, pero ambas que suenan a actual.

 Y el gran secreto para que esto suene a natural no es otro que la concordancia del pack artista-canción. Manel Navarro quiere ir a Eurovisión siendo Manel Navarro. Un chico con un look desenfadado, acompañado de su guitarra y capaz de contagiar al mundo de optimismo con el timbre de su voz. Su personalidad encaja perfectamente con la canción.

 Aunque la primera versión resultó un tanto monótona y repetitiva, Manel encontró la clave en algo que, a simple vista, gran parte de los eurofans odian: ¡El Spanglish! ¿Quién nos iba a decir a nosotros que la tan criticada fusión de la lengua de Cervantes con la de Shakespeare en Eurovisión nos iba a dar esta alegría? La versión en español de «Do it for your lover» no es para nada desagradable, todo lo contrario, hace el tema menos lineal debido a que limita el inglés a los estribillos. El cambio de fonética de las estrofas a los estribillos en esta canción hace que suene a español y, a la vez, internacional. Y lo que es mejor, lo hace con naturalidad. No se ve forzado.

 Su candidatura cuenta con la ventaja de estar bien cerrada y perfilada. Esto se debe a que el tema no estaba pensado para Eurovisión, sino para triunfar en España. ¡Y eso es bueno! ¡Muy bueno! Seamos realistas, cuando en España pensamos en hacer una canción para Eurovisión se nos va de las manos el hecho de tirar de “tópicos eurovisivos” que ya pasaron. «Do it for your lover» consigue así gustar a público eurofan acérrimo y al público general. Miremos hacia nuestros vecinos del norte para encontrar dos ejemplos recientes de éxito: Francia lleva dos años seleccionando canciones que no han sido pensadas directamente para conquistar Eurovisión, «J’ai cherché» de Amir y la recién elegida «Requiem» de Alma. La aceptación de ambas canciones por el público eurofan y el general ha sido asombrosa. El primero consiguió entrar en el TOP 10 de Eurovisión 2016 y la segunda está recibiendo muy buenas críticas de cara a mayo de 2017.

 «Do it for your lover» no es un tema que se queda en una noche de festival como muchos otros. Sus dos versiones suman más de medio millón de reproducciones en Spotify y ya es un tema que triunfa en las radios de nuestro país y que tiene todas las papeletas para poder hacerlo también en las de Europa y América (Espero que el gran equipo que tiene Manel detrás lo haga). Gusta al público general y, lo mejor, la aceptación entre los eurofans es brutal. Los hashtags de apoyo a Manel son innumerables e incluso han conseguido ser Trending Topic. Por no hablar del vídeo que Patricia Conde (No la presentadora. La eurofan. A la que si no seguís todavía os recomiendo que hagáis ya) ha creado con ayuda de eurofans de toda España:

 Resumiendo: Tema auténtico, que suena a 2017, que suena a verano mediterráneo y no a pachangueo discotequero, capaz de sobrevivir a una noche de festival y convertirse en un éxito…   «Do it for your lover» es la candidatura que, así de primeras, más parece alejarse del puesto 26.

Ahora, que ya hemos repasado las canciones y estamos a punto de conocer a nuestro abanderado en Kiev, sólo nos queda prepararnos para el eurodrama que RTVE nos traerá en unas horas. Así que siéntense, pónganse cómodos, tengan Twitter mano y disfruten (dentro de lo que cabe).

Deja un comentario