Atresmedia se prepara para despedir una de las series más exitosas de los últimos años. La cuenta atrás de ‘Velvet’ no ha podido comenzar de mejor manera, marcando su mejor registro en dos años con 3.654.000 espectadores y un 22,6% de share, cuando restan tan solo cuatro episodios para su final definitivo. Se trata de un hito histórico para la productora de Ramón Campos y Teresa Fernández-Valdés, convirtiéndose en su primera serie semanal que supera los 50 capítulos y la cuarta temporada. También es un hito en un momento televisivo donde lo habitual es que las ficciones dramáticas concluyan en una o dos temporadas.

Aunque pueda parecer una serie de lo más simple, lo cierto es que ‘Velvet’ ha saboreado con éxito diferentes géneros de la ficción: la primera temporada marcada por la historia de un amor imposible, la segunda más abierta a la comedia coral, la tercera utilizando recursos más propios de la telenovela y la cuarta que, salto temporal incluido, ha decidido relegar la comedia para convertirse en un drama que avanza, lento pero firme, hacia el final de la historia de Ana y Alberto.

velvet_4

La audiencia se ha rendido ante los encantos de la familia ‘Velvet’, y ha acompañado de forma excelente durante la primera y la segunda temporada que registraron, respectivamente, un 21,8% y un 22,2% de media. La tercera notó ya cierto desgaste acumulando un 18,2% de share, aunque mantuvo igualmente una curva ascendente. En una decisión inteligente, Antena 3 ha conseguido crear todo un evento de cara a la “temporada final”, volviendo a situar a la serie por encima de la barrera psicológica del 20%, ante una poderosa competencia como está siendo la cuarta edición de ‘La voz’ en Telecinco.

La crítica también se ha enamorado de ‘Velvet’ a pesar de no ofrecer tramas tan potentes como ‘Vis a vis’ o ‘El ministerio del tiempo’. La serie de Antena 3 ofrece lo mismo de siempre pero con un envoltorio nunca visto: impecables y premiadas actuaciones como las de José Sacristán, Cecilia Freire o Asier Etxeandía, una fotografía y una puesta en escena muy cuidadas, y una selección musical que hará las delicias de cualquier fanático de la época. Otro de los aciertos de ‘Velvet’ ha sido crear personajes tan potentes como el de Rita o el de Raúl de la Riva, e historias de amor tan pasionales como la de Clara (Marta Hazas) y Mateo (Javier Rey).

velvet-final

En el marco internacional, la serie está arrasando entre el público latinoamericano enmarcada dentro del género del clásico culebrón. De ello presumía Netflix en una de sus promociones, que no mostraba pena por perder las producciones de Televisa y sí orgullosa de que ‘Velvet’ estuviera en su catálogo. El éxito de la serie histórica en la plataforma fue clave para el nacimiento de ‘Las chicas del cable’, el primer proyecto de Netflix en España de la mano de Bambú. Netflix fue claro con su petición: no quería una serie novedosa como las que ya produce en Estados Unidos, quería exactamente los mismos elementos que conjugaron ‘Velvet’.

Lo que precisamente se han encargado de recordar cadena y productora, es que ‘Velvet’ se encuentra en un momento en el que necesita poner un punto y final a la historia de amor entre Alberto y Ana. La riqueza de la serie es que ha sabido ampliar el foco de atención a historias, tanto o más potentes que la principal, de los que en un principio eran secundarios. Por ello, todavía nadie se atreve a hablar del final del universo que han dejado las galerías Velvet, permaneciendo la puerta abierta a un spin-off.

Compartir.

Deja un comentario

Powered by moviekillers.com