No me pierdo nada

‘Hable con Ellas en Telecinco’: un circo indigno de La Fábrica de la Tele

By  | 
Comenzó siendo un despropósito y evolucionó durante su primera entrega para superarse a sí mismo, en el mal sentido. El show presentado por cinco mujeres sentadas en un sofá semicircular, que variaban semana tras semana debido a los acontecimientos planificados o no desde la redacción, no ha cambiado su concepción tras el periodo de descanso. ‘Hable con Ellas en Telecinco’ sigue igual de innecesario que al comienzo, igual de vacío, igual de absurdo. Sin embargo, aunque tendamos a pensar que La Fábrica de la Tele se haya ganado su fama a base de formatos burdos, no estoy de acuerdo con dicha tesis: más bien, el regreso que anoche observábamos mientras luchábamos para no quedarnos dormidos estuvo a kilómetros luz de aquellos títulos que han hecho grandes a la factoría por excelencia de Telecinco.
El espacio comenzaba con las explicaciones-no explicaciones de Rocío Carrasco (Rociíto, como la conocemos casi desde que comenzó a protagonizar portadas y programas del corazón) sobre su próxima boda. En un intento de provocar la cercanía del personaje y romper con su anterior rol anti prensa rosa, nos ofreció algunas pinceladas del enlace, aunque más le hubiera valido actuar como la líder de la manada descarriada de presentadoras en lugar de entrar en el juego. Tras el relato prenupcial de Rociíto, sin chicha ni limoná, Sandra Barneda, Mónica Martínez, Alba Carrillo y Soledad León de Salazar y ella misma aparecían ataviadas con pijamas y recostadas sobre una cama de lo más incómoda (y no es cosa de mi percepción, sino que fue la propia Soledad quien, antes de uno de los tantos bloques de publicidad que presenciamos anoche, pidió un cambio de plano para que pudieran acomodarse. ¿La excusa? Hablar como si de una fiesta nocturna entre amigas se tratara de la separación de Feliciano López y una de las presentadoras del programas. Sin embargo, todo lo que querían conseguir con esta imagen se volvía en su contra: las lágrimas sin waterproof de Carrilo, las pretensiones de las chicas de arropar a la modelo y la postura elegida para el desarrollo de este bloque de la escaleta. Si ellas no están a gusto en su propio espacio, ¿cómo esperan que nosotros consigamos quedarnos atrapados a ‘Hable con Ellas en Telecinco’, cuando ni el relato ni lo visual nos engancha? Ni falta hace hablar de los faldones chillones que nos comimos durante todo el programa. Al parecer, la Barneda tiene la maldición de los grafismos fallidos… Todavía recuerdo con nostalgia aquellos rótulos de ‘Un Tiempo Nuevo’ que ocupaban casi la mitad de la pantalla, tapando hasta a los colaboradores mientras intervenían. Como si no hubiéramos tenido suficiente con semejantes esperpentos de la televisión, asistimos a un debate sobre un tema súper novedoso y nada discutido, ni en la pequeña pantalla ni en el día a día. De total actualidad, personajes como Israel García Juez, Begoña Ameztoy, Nuria Marín, Marian Frías, Carmen Alcayde, Montse Suárez, defendían o rebatían cuestiones relacionadas sobre la infidelidad o el perdón al cónyuge en el caso de haber sido engañado. Todo muy fresquito, ¿verdad? Cuando pensaba que por fin nos habíamos olvidado de los debates rancios de ‘La Noria’, llegan ellas a la tele.

Hable Con Ellas. ©Juan Naharro

El programa no resulta creíble en absoluto y las cifras no mienten: el 11% de share que consiguieron con la vuelta decepciona en Telecinco y no es de extrañar. En ‘Hable con Ellas en Telecinco’ no encontramos espectáculo, tensión, drama ni resolución en plató del conficto, tan solo vueltas y vueltas sobre los mismos temas que acaban aburriendo al espectador al otro lado de la tele. Y me entristece profundamente, pues creo que La Fábrica sabe hacerlo muchísimo mejor. Por suerte, Eli Martín “salvó” mi noche gracias a un reportaje que no hizo ni pízca de gracia a la ex del tenista. Ataviada con un velo y ramo en mano, salió a las calles de Toledo a preguntar a la población sobre el tema vertebral del programa que vimos anoche: Alba Carrillo, quien más que una de las presentadoras, fue la clara protagonista de ‘Hable con Ellas en Telecinco’. ¿Cambiarán los roles la semana que viene o nos quedaremos así durante todo el verano? Menuda pereza…

No me pierdo nada

2 Comments

  1. santi

    18/07/2016 at 21:36

    Valldeperas no admite el gran fracaso desde el principio que empezo con este bodrio, a quien de le ocurre fichar a la insoportable Rociito al gay de turno Soledad y a la friki que no es nadie y se cree que si Alba Carrillo, una pandilla de fracasadas solo pueden hacer que fracase un programa.

  2. Laura

    19/07/2016 at 09:15

    A mí el reportaje me pareció de muy mal gusto, teniendo ahí a la afectada llorando a moco tendido. Me pareció que se cebaban con Alba, más que nada porque son sus compañeras y en ningún momento vi un mínimo de compañerismo. Luego Sandra me parece fría, poco empatica y no se por que se cree superior. No me gusta nada, y ya cuando se pone radicalmente feminista, me avergüenzo de ser mujer. Luego esa tal Soledad, que no entendí muy bien que hacía en el programa.
    De ese grupo creo que la única que lo podía hacer bien era Mónica yo casi ni la oí, aunque puede tener que ver con que me dormí.
    En resumen, un tostón. Mejor sería poner una película,y ya.

Deja un comentario