Noticias

Laura Matamoros y Carlos Lozano: la cara y la cruz de ‘GHVIP 4’

By  | 

Después de 98 días, la cuarta edición de ‘Gran Hermano VIP’ cierra sus puertas. Una edición de constantes altibajos, con un casting que vivía, desde su primer momento, a la sombra del espléndido plantel de concursantes de la tercera edición, celebrada un año antes. Resultaba evidente que, tras esa exitosa edición, sería difícil encontrar una sustituta de Belén Esteban o de la propia Ylenia.

Con sus más y sus menos, ‘GHVIP4’ se despide con un share medio del 23,3% y 2.892.000 espectadores, aunque lejos del casi 30% y 4 millones de televidentes que congregó de media ‘GHVIP3’ en 2015. Ha sido una edición que ha vivido a la sombra de las constantes comparaciones con su edición precedente y que para seguir adelante ha tenido que echar mano de los constantes enfrentamientos que, precisamente, no estaban ocurriendo dentro de la casa, sino fuera. No obstante, ha habido perfiles durante esta edición que han hecho que la llama de Gran Hermano se mantenga viva: el interés que Francisco Nicolás suscitó en la audiencia, la continua guerra de la familia Matamoros o los innumerables enfrentamientos de Carlos Lozano con gran parte de sus compañeros han conformado el eje vertical de las tramas de este año.

Y así es como dos de esos potentes perfiles se disputan este jueves la ansiada corona que representa el triunfo de ganar esta cuarta edición VIP de Gran Hermano. Los polos opuestos se atraen o, en el peor de los casos, se complementan. Y esto es, precisamente, lo que ha ocurrido con Carlos Lozano y Laura Matamoros. La presencia de uno sin el otro hubiese hecho de esta edición algo completamente diferente. Sus constantes enfrentamientos, especialmente en la etapa final del concurso, ha provocado que ambos tengan grandes defensores y detractores fuera de las fronteras de Guadalix de la Sierra. Cada uno ha sabido desarrollar su historia por separado, con sus propias tramas, pero ambos han compartido una trama común que, posiblemente, ha hecho que hoy estén dónde están.

laura-concursante

Laura Matamoros conquistó a la audiencia el día de la gala de presentación. La hija de Kiko Matamoros se exponía al público por primera vez y se dejaba conocer. Nadie tenía datos precedentes sobre la personalidad de Laura Matamoros, así que la radiografía que ella misma se hizo en el video de presentación caló hondo entre los espectadores: su discurso transmitía confianza y eso nos llegó a muchos. 98 días después, podemos decir, sin temor a equivocarnos, que… no todo es lo que parece. Algo que nos repite Mercedes Milá año tras año… ¡por algo será!

“El rasgo que más me define es la nobleza”, aseguraba Laura en su video de presentación. Segundos más tarde añadía: “Soy divertida, humilde… Y me considero muy madura para la edad que tengo”. Carlos, por el contrario, es una persona muy reconocida en el panorama televisivo en nuestro país. Nadie mejor que él, de los concursantes de la presente edición, sabe cómo hacer televisión. Y así lo ha demostrado durante GHVIP. Carlos Lozano ha sacado a pasear, durante su estancia en Guadalix, al personaje televisivo que lleva dentro, tanto para bien como para mal. Laura ha demostrado que ni es noble, ni humilde: amén de sus continuos monólogos durante su estancia en la casa sobre la importancia del dinero, que si comía arroz, o que si quería vivir con su padre para vivir mejor económicamente.

carlos-enfado

Carlos Lozano, a su vez, ha tenido que volver rezagado a la televisión que un día tanto le dio, pasando de ser el gran presentador de principios del siglo XXI, a caer en el olvido. Ahora, durante ‘GHVIP’, vuelve al panorama social como uno de los protagonistas del reality estrella de la televisión. Tras el concurso, es probable que su carrera televisiva resurja como el ave fénix de la mano de Mediaset.

Ambos han sabido vender su historia. Laura ha conseguido derrocar a su principal mal dentro de la casa: Javier Tudela. Ha sabido tocar la fibra sensible de muchos espectadores contando su verdad  —que, evidentemente, se ha visto complementada con la de Javier Tudela, Makoke y el propio Kiko— pero lejos está de la percepción que intentó vender en su video de presentación. Carlos Lozano ha conseguido, como decíamos, colarse, de nuevo, en el panorama televisivo en España, convirtiéndose otra vez en el foco televisivo que un día fue. Junto a ello, ha sabido sacar de quicio a muchos:  Rosa Benito, Raquel Bollo, Belén Roca, Franciso Nicolás…Tenía claro que no entraba en ‘GHVIP’ a hacer amigos, sino a generar contenido y a ser el verdadero alma y VIP de esta edición de Gran Hermano.

El pasado jueves ya vimos como la balanza contemplaba la victoria de Laura Matamoros. Sin duda, una gran concursante, virgen televisivamente, que ha sabido hacer que su concurso en el programa salpique fuera, generando multitud de contenidos fuera de la casa —para desgracia de muchos espectadores hastiados del monotema Matamoros—. Carlos Lozano, portento televisivo, ha revolucionado la casa más famosa de España, ganándose multitud de enemistades y críticas que no harán más que favorecer su estatus una vez concluya ‘GHVIP’. Ambos han ganado. Son, sencillamente, los finalistas y los grandes protagonistas de ‘GHVIP4’: la cara y la cruz de una edición sin grandes pretensiones pero que ha conseguido cumplir con aprobado las exigencias de la cadena.

1 Comment

  1. Santiago Mendez Flix

    14/04/2016 at 06:53

    Desde que el año pasado ganara Belén Esteban, deje de ver este programa, aquí ni votaciones ante notario ni que la gente se gaste el dinero llamando por teléfono, este programa y la mayoría de programas de Telecinco son un fraude y estafa absoluto, supongo que no hay inspecciones para esta emisora, Belén Esteban nos demostró el año pasado todo la mala persona que es, una mujer que se le llena la boca ablando de su hija y mira por donde resulta que su hija tuvo mucha suerte de los abuelos, porque su madre se pasaba los días y años chutada y durmiendo la mona, hasta la hora de ir al programa y así durante años, Telecinco tuvo que hacerla ganar porque estaba muerta televisivamente, al igual que gano Mas Que Baile, esto no son las Belenistas que nos quieren hacer creer, esto es Telecinco , este año le toca ganar a Laura Matamoros y así va a ser ya solo queda que gane Mila Chimenez la Isla para completar y no soy Rapel, los concursos de Telecinco son un fraude.

Deja un comentario